Epilogo "El regreso"

El cielo estaba naranja, era cerca del amanecer ahora que habían regresado a su línea de tiempo normal. Fiona miró a Ashley, aun dormida.

-Hagamos una travesura antes de irnos- le dijo a Koga. Con un marcador salido de Dios sabe donde, ambos garabatearon la cara de Ashley, luego Fiona cogió la espada que Ashley había robado para viajar en el tiempo-. Ahora si vámonos Koga.

El gato se hizo pequeño y se acomodó al hombro de la vampiresa.

-Waa! Fue estresante mantenerse callado todo el tiempo, pero me gusto conocer a la bisabuela Cake.-dijo Koga.

- No te dije que era genial!- comentó Fiona sonriendo.

-Pero por qué tenia que quedarme callado?

-Verás, eso es por tu bisabuelo Mono, cuando tus tíos salían muy parecidos a él, tenían eso de que no podían hablar, pero eso recién cambió para tu generación.

-haaa… oye Tía Fi, crees que me parezco a la bisabuela Cake?

- Claro!, eres tan aventurero como ella lo fue.

-Seeee!

En ese momento llegaban cerca de la Casa del árbol. Fiona mandó a Koga con su familia, al árbol donde tanto tiempo había vivido con Cake, y se dio media vuelta para irse a casa. Después le contaría a Gumball como le fue. Pensar que lo había mencionado y nadie notaria la diferencia, pues el Gumball de su tiempo era en realidad: Gumball III (tercero).

-Ya me empezaba a preguntar cuanto te tardarías en volver amor.- dijo la voz más conocida del mundo para Fiona. La vampiresa lo miró y voló hasta la rama en la que él estaba sentado comiéndose unas fresas.

- Esa es manera de saludar a tu esposa?- le recriminó cuando estuvo cara a cara con él.

Marshall ni le respondió y sólo se inclinó un poco para besarla:- Bienvenida.- le dijo cuando se separó de ella. Fiona lo abraso acomodándose en el regazo de esposo.

-mmm, extrañe tener la libertad de abrasarte cuando quisiera.- le dijo Fiona. Estuvieron callados un rato disfrutando de la compañía mutua hasta que el rey volvió a hablar.

- Ahora que este incidente ya paso, recuerdo algo que me dijiste cuando yo era el Marshall del pasado.

-Así? Qué cosa?

-Dijiste "Por ahora, soy tu amiga" y en ese momento cuando nos dirigíamos al dulce reino pensé que eso significaba que seriamos enemigos después. Ten cuidado con lo que dices.

- ñee, quién te manda a pensar eso, Marshall?

- Quién crees, viciosa de las aventuras?- le dijo abrasándola fuerte y volviendo a besarla.


Ahora si me siento satisfecha, espero que esta historia les haya gustado tanto como a mí el escribirla.

Una aclaración sólo por sea: Fiona dijo TENER 21 años, eso es porque esa vendría a ser la edad en la que ella fue convertida.

Por ahora me despido… ya volveré con la conti del otro fic