Disclaimer: Victorious no me pertenece :(

Lamento haber tardado tanto en actualizar pero por la temporada festiva de fin de año no tuve mucho tiempo. Ahora sí, el cuarto capítulo.

Tori POV

Mientras caminaba a casa de Jade me puse a pensar en todo el trabajo que aun me faltaba. Después de revisar la información Jade elegiría a un chico y yo tendría que convencerlo para que la invitara al baile, pero ¿Cómo iba a lograrlo? No tenía ni idea. De solo pensarlo comenzó a dolerme la cabeza. Para cuando llegué a casa de Jade ya estaba oscureciendo.

Cuando al fin estaba frente a la puerta de su habitación me sentía molesta. Había estado trabajando muy duro por Jade y ella ni siquiera me había agradecido nada. Solo me presionaba y molestaba. ¿Por qué seguía buscando su aprobación desesperadamente? No lo sé. Con esa idea en mente toqué su puerta fuertemente.

-entra, Vega – pasé e inmediatamente me dejé caer en su cama – al fin llegas

- tuve que caminar y tu casa no queda muy cerca de la escuela – le dije tratando de sonar molesta

- si tuvieras tu licencia de conducir como cualquier adolescente normal no tendrías que caminar – ella estaba sentada en su escritorio – ¿tienes lo que te pedí?

Me levanté y busqué en mi mochila el folder que contenía todos los cuestionarios, lo saqué y se lo mostré. Ella sonrió con satisfacción. Eso basto para que mi enojo se fuera. Sabía que Jade no era el tipo de persona que expresa sus emociones con palabras, era estúpido esperar que me dijera "gracias". Por eso el que me diera una sonrisa sincera era más de lo que podía pedir.

- vaya, parece que hiciste un buen trabajo. Me sorprendes – se levantó para tomarlo pero lo alejé de su alcance – dámelo para que pueda revisarlo – lo deje sobre la cama y me puse de pie

- no, no. Primero tienes que darle un abrazo a tu detective privada – estiré los brazos y me acerqué a donde estaba, era tonto que siempre tratara de obligarla a abrazarme pero esa era la única manera de acercarme a ella; aunque a veces terminara con la espalda lastimada

- ni lo pienses, no voy a abrazarte. Si quieres te puedo dar un amistoso apretón de manos

- vamos Jade, no es tan malo. Me esforcé mucho y creo que merezco cierto reconocimiento – le dije sin poder dejar de sonreír

Me lanzó una mirada de fastidio pero aun así se acerco a mí y me abrazó. Yo ya estaba preparada para sentir el dolor en la espalda pero eso no ocurrió. En cambio ella comenzó a caminar en dirección a la cama mientras aun me rodeaba con sus brazos. Me sentía tan cómoda que cerré los ojos, recargué la cabeza en su hombro y me deje guiar hasta que sentí que mis piernas chocaban con la orilla de la cama. No pensaba en nada, solo disfrutaba de ese reconfortante momento. Cuando Jade se separó de mi abrí los ojos sin saber que esperar. Ella tenía el folder en la mano y caminaba de regreso a su escritorio

- no iba a arriesgarme a que me pidieras alguna otra cosa a cambio de esto – se sentó y comenzó a leer las hojas

Volví a sentarme en la cama sintiéndome desilusionada. Pero ¿De qué estaba desilusionada? ¿Qué era lo que esperaba que pasara? No quería pensar en las respuestas a esas preguntas por lo que me recosté y cerré los ojos tratando de alejar esas ideas de mi mente. Sin quererlo me quedé dormida.

Jade POV

Tori en verdad había hecho un gran trabajo. Las preguntas del cuestionario abordaban todos los temas que me interesaban, incluso había conseguido fotografías de cada uno de los chicos. Revisé la información detenidamente pero ninguno de ellos reunía todo lo que yo buscaba. Si quería molestar a Beck y ponerlo celoso tenía que aparentar que estaba en la mejor cita de mi vida y para eso debía conversar, reír y bailar con el chico que me acompañara lo cual sería más fácil si por lo menos teníamos algunas cosas en común. Sin embargo al parecer todos los hombres en HA eran unos idiotas que tenían gustos horribles en cuanto a música y películas. Siendo honesta no podría pasar con ninguno de ellos más de una hora sin tener que golpearlo o algo por el estilo y eso definitivamente arruinaría mi plan.

- no pienso salir con ninguno de estos idiotas – le dije a Tori pero no me contestó

Levanté la vista del folder y me di cuenta que ella estaba durmiendo. Sin hacer ruido tomé el silbato de mi llavero y me acerqué a la cama. Me incliné un poco sobre Tori para tocar el silbato justo en su oído pero cuando estaba a punto de hacerlo la observé por un momento. Se veía tan tranquila durmiendo, tan linda…y de nuevo use esa estúpida palabra para referirme a ella. No sé qué demonios me ocurre con Vega pero ya no puedo molestarla como lo hacía antes, hay algo que me lo impide y odio no saber que es. Para despertarla solo la moví un poco y le hablé

- despierta, ya terminé – le dije mientras me sentaba nuevamente en mi escritorio. Ella se levantó lentamente mientras bostezaba y estiraba los brazos

- y entonces ¿Quién va a ser el afortunado que te llevará al baile?

- ninguno de ellos

- ¿Qué? ¿Cómo que ninguno de ellos? – me preguntó molesta

- ya revisé toda la información y me niego a salir con cualquiera de ellos

- ¿entonces ya no iras al baile?

- no dije eso. Solo que ahora debo pensar en otro plan para conseguir pareja

- está bien. Dame los cuestionarios – me dijo mientras estiraba la mano

- ¿para que los quieres?

- estaba pensando que podría usarlos para conseguir pareja. He estado tan ocupada ayudándote que no me he preocupado por eso – tomé el folder y lo metí en un cajón de mi escritorio y lo cerré con llave - ¿Por qué lo guardas? Si a ti no te sirve puede que a mi si

- de ninguna manera vas a salir con alguno de esos chicos – le dije claramente molesta, ella me miro con confusión – tú no puedes conseguir pareja hasta que yo tenga una

- ¿por qué no?

- porque eso solo te quitara el tiempo y tú debes de dedicar todo tu esfuerzo en ayudarme. Ahora vete que ya quiero dormir

- Jade, es tarde y no tengo como regresar a mi casa ¿crees que podrías llevarme? – sinceramente ya no me molestaba tanto pasar tiempo con ella pero no podía dejar que se diera cuenta

- por supuesto que no, vete caminando – sabía que ella no aceptaría mi respuesta

- ¡no puedo ir caminando hasta mi casa! Sabes que no vivo cerca

- entonces llama a tus padres o a la insoportable de tu hermana para que vengan por ti

- mis padres no están en la ciudad y Trina está haciéndose uno de sus tontos tratamientos semanales y no lo va a interrumpir por mí. A esta hora debe de estar con la cara metida en algún aderezo

- esa hermana tuya en verdad está demente, como si hubiera algo que pudiera ayudarla

- ¡eso no importa! Por favor Jade

- eres un fastidio Vega

- ¿Cómo puedes decirme eso después de todo lo que he hecho para ayudarte? No tienes idea de todo por lo que tuve que pasar para conseguir lo que me pediste y todo para que me dijeras que no ibas a salir con ninguno de ellos – me dijo prácticamente gritando mientras agitaba los brazos para enfatizar su molestia. Aunque ya no soy capaz de jugarle bromas pesadas aun me gustaba molestarla para sacarla de sus casillas, me encanta que muestre un poco de carácter y que por un momento deje de ser la Tori extra amable que usualmente es – como puedes ser tan desconsiderada y no valorar mi esfuerzo

- ¿si te llevo a tu casa prometes cerrar la boca durante el camino? – le dije finalmente, de todos modos ya había logrado lo que quería

- por supuesto – dijo sonriendo ¿Cómo podía cambiar de humor tan pronto?

- entonces vámonos de una vez – tomé mis llaves y salí de la habitación antes que ella para que no pudiera ver mi sonrisa

El camino a su casa estaba siendo tranquilo y silencioso. Pero no era un silencio incomodo, todo lo contrario, era como si no necesitáramos de las palabras para pasar un momento agradable juntas.

- puedo encender… – comenzó a decir pero la interrumpí

- ¿Cuál fue el trato que hicimos para que aceptara llevarte a tu casa? – hizo una mueca y cruzo los brazos.

No pude evitar una ligera sonrisa ante su actitud. De todos modos encendí la radio. No me di cuenta en qué momento ambas comenzamos a cantar las pegajosas canciones que escuchábamos hasta que llegamos a su casa. En cuanto la música se detuvo ella se quedo callada y comenzó a salir del auto pero algo me hizo detenerla tomándola del brazo

- espera… – le dije sin saber realmente como continuar. Tal vez debería agradecerle su ayuda pero eso no era algo que yo haría. Me quede callada un momento mientras ella me miraba con curiosidad – ya que mi plan no funcionó como esperaba debes de pensar en una nueva idea para que consiga la mejor pareja posible para el baile

Ella sonrió y asintió con la cabeza sin decir nada, obviamente respetando el trato. Salió del auto y camino a la entrada. Yo no me fui hasta que vi como la puerta se cerraba detrás de ella.

Gracias por leer. Espero sus comentarios con opiniones, críticas, correcciones, sugerencias o lo que quieran decirme. Procuraré no tardar mucho con el siguiente capítulo ;)