JRB 3 Español

Nota de traductora: Este capitulo me costo traducirlo al principio, y la parte del baño fui mas lenta porque me aburria un poco XD aveces en el fic no se si es problema del traductor pero cambia de tercera a primera persona cuando no debe :s lo he intentado corregir. Aparte de eso espero que les guste el capitulo :3 si les gusta el fic recuerden decirselo tambien al autor en su cuenta de deviantart :)

Nombre de la cuenta del autor en deviantart:

nayialovecat

Cuando se despertó, lo primero que afirmó con absoluta certeza, fue el hecho de que aún estaba vivo. Probablemente no podría llevar inconsciente por mucho tiempo, porque Jack todavía estaba en el suelo en la sala del trono de Chase Young, pero esta vez de espaldas, y el dicho Chase Young se acerco a él, sus ojos se entrecerraron amenazadoramente.

- Sigo teniendo el mismo problema contigo Spicer - espetó. - ¿Cómo puede existir algo tan miserable como tu?

- Ya ves, puede ... - Murmuró Jack.

- ¿Qué?

Le llevó un momento a Jack para darse cuenta de que lo dijo en voz alta. Si tienia alguna oportunidad de sobrevivir, probablemente ahora acabava de perderla. Levantó la mirada, temblando, hacia Chase. Este mientras se inclinaba sobre él.

- Dime, Spicer, lo único que funciona contigo es una amenaza de muerte real? ¿Es solamente entonces cuando eres capaz de hacer algo bien? Porque si es así, ya procurare de que lo hagas todo bien de ahora en adelante!

El niño trago saliva. Pasó bastante tiempo antes de que entendiera lo que dijo Chase.

- Quieres decir ... - tartamudeó. - Tú ... me estas diciendo ...

- Sí, creo que de alguna manera te las arreglastes para robar tres de las cuatro armas Wudai y es sólo por eso que no te he hechado de comer a mis felinos. Pero, créeme, comete un solo error mas y corregire el error de dejarte con vida. Y ahora ... - Hizo una mueca como si tuviera algo desagradable en la boca y tuvo que tragarselo - ve a lavarte, gusano.

- La - lavar? - Jack tartamudeó asombrado, levantándose hasta quedar sentado, todo el tiempo sin apartar los ojos de Chase.

- Lavar. No sabes qué significa esa palabra? - En la voz del señor dragon se podia oir el disgusto. - Lavate la sangre del cuello, antes de que te desmayes de nuevo, patético gusano. Amas ... Se te corrio el maquillaje.

Jack se puso las manos en la cara, tratando de ocultarse, todo rojo.

- Aaa! No me mires, no mires! - Gritó.

Chase queria saber porque le gustaba a jack usar cosmeticos para maquillarse. pero él ya no era capaz de mirarle, y la sola idea de que jack le hablara mas de lo necesario solo lo empeoraba, era más que suficiente, le estaba poniendo enfermo . Se dio la vuelta y caminó hacia el trono.

- El cuarto de baño está a la izquierda del pasillo, por lo general no suele entrar nadie allí - él dijo friamente.

Después de estas palabras se fue hacia el trono, pero en vez de sentarse en el, se sentó... en el aire. Cruzando las piernas, flotando en el aire con los ojos cerrados, de espaldas a Jack. Este se quedo ligeramente sorprendido, pero no se atrevio a preguntar nada. Cubriendo su cara camino obedientemente hacia donde le habia indicado y pronto (estubo expuesto a la compañía no muy agradable de uno de los gatos de Chase, quien al parecer quería asegurarse de que jack iba exactamente donde su amo le ordeno) encontro el cuarto de baño. Unos baños termales es en realidad la palabra más apropiada.

Era de aspecto medieval pero con todas las comodidades de la vida cotidiana que por lo visto, Chase no se las nego a sí mismo, pensó Jack, mirando por encima de la gran piscina, en vez de un pequeño cuarto de baño Este cuarto de baño era de tamaño comparable al de las otras salas del palacio. No, tal vez no lo era. No era tan alta como la sala del Trono pero tres metros ya era suficientemente alto. Bueno, después de todo Chase tenia su segunda forma, que era un poco más grande. A esa segunda forma se notaba claramente que le gusta el agua.

Se acercó al espejo y se miró en él. Con horror vio la derrota en su rostro - unas rayas negras marcarcaban el recorrido que habian hecho sus lágrimas. Todo el lado izquierdo de su cuello estaba ensangrentado y estaba manchado de sangre hasta el cuello de su abrigo. De sus ojos empezaron a caer lágrimas de nuevo, que hicieron que el maquillaje se esparciera en su cara aún más.

"Francamente soy patético, mi sola existencia es patetica." - Pensó. - "¿Cómo me veo? Chase me vi en este estado ... Quiero decir, no creo que importe mucho, es mas, da lo mismo, porque no me soporta, pero ... "

Recordó el disgusto en el rostro de su ídolo. Tal cosa nunca lo ha visto antes. Nunca tanto. Jack bajó la cabeza.

"Y lo peor es - pensó - no tengo ningun artículo conmigo para arreglar mi apariencia. Estoy aquí atrapado porque el Helibot no funciona. ¡Esto es terrible! "

Miró su reflejo y ya no podía soportarlo mas, abrió el grifo y se salpicó agua en la cara. Después de un rato, todo el maquillaje de la piel estaba completamente borrado. El inútil Helibot ahora estaba colgado en un gancho para toallas muy afilado, no era como un gancho de toallas normal. Se quitó la chaqueta y se lavo alrededor del cuello. Creo que usé un poco de agua en exceso, porque parece que me moje el cabello. Se miró en el espejo. El chico de piel blanca del espejo lo miró con tristes ojos rojos. Su pelo era tan intenso como el rojo de sus ojos - pero no era su verdadero color. Odiaba su verdadero rostro.

Una vez más, se salpico con el agua, salpicando el resto del cabello. Levantó la cabeza mirando el espejo. Miró pensativamente, y luego paso los dedos lentamente por el humedo y despeinado pelo mojado, y se peino otra vez. Se peino dejando el pelo todo a un lado. Él niño del espejo que lo estaba mirando ahora estaba arreglado, tenia el pelo peinado, una cara un poco cuadrada, era albino y sus ojos eran rojos como los de un conejo. Tenia las orejas un poco salidas, la nariz un poco en punta, las cejas gruesas y grandes también ... Odiaba su rostro.

- Te conozco - le dijo a su reflejo. - Jack Bueno ... Te recuerdo.

Tocó el cristal, y de repente retiró la mano como si se quemase. Rugió con furia, y frotó el pelo furiosamente y le lanzo una mirada a su gemelo. Sí, ahora se parecia a ... al miserable Jack. Por un momento, se quedo todavía jadeando con furia, y de repente se puso triste. Sus ojos brillaban con lágrimas.

Todo es inútil. Nada tiene sentido. ¿A quién quiero engañar? No me salia bien cuando trate de ser el tipo de niño que mamá quería. No lo logre tampoco cuando quería ser malo. Soy un perdedor de la vida.

Se sentó en el suelo del baño, ocultando su rostro entre las rodillas y sollozando. ¿Hay algo en su vida que salió de acuerdo al plan? No lo podía recordar. Se esforzó por buscar entre sus recuerdos, intentando recordar que hacia antes de rehacer el sotano y convertirlo en su laboratorio. Que hacia antes de comenzar a construir robots luchadores? Alcanzando los antiguos recuerdos, recordó que hace muchos años encontró en Internet - poco después de que sus padres decidieron conectar Internet - información sobre Chase Young, el genio del mal. Desde ese día, paso a través de docenas de sitios diferentes en cinco diferentes idiomas, leyo cientos de artículos y encontró muchos foros y clubes de fans del genio indudable. Fue entonces cuando tomó la firme decisión de ser tan malo como él. Pónerse al día con él, y llegar a superarlo. Fue entonces cuando abandonó su vida normal, la escuela, y sacó los robots de construcción inusuales que le daría fama internacional, y empezo a planear como conquistar el mundo.

Luego conoció a Wuya - más específicamente la recibió como un regalo de su padre. Es decir, no hay un gran numero de cajas rompecabezas chinas, con una máscara muy fea dentro. Jack no podía saber que ni su padre ni nadie del gobierno han sido incapaces de abrir la caja - que vino a él sin ningún problema. Asi fue como libero ese maldito espíritu que tanto mal le ha hecho en su vida. Pero por otro lado, si no fuera por Wuya y sus planes para la conquista del mundo, Jack nunca en su vida se habria enterado acerca de los misteriosos objetos que otorgaban facultades extraordinarias a sus dueños - los Shen Gong Wu. No sabria nada acerca de los monjes, ni de lugares increíbles para muchos. Y por último ... Por último, no habría conocido a su ídolo en vivo. Le debe mucho a Wuya, pero por el contrario ella trató de librarse de él, a cualquier oportunidad. Al igual que todos los demás.

Los ojos de Jack Spicer brillaron con lágrimas. Después de un momento,pero, se recuperó.

"Basta ya de esto - pensó. - Ahora eres realmente patético, Jack. Eres un joven genio del mal, ¿recuerdas? Quieres ser el amo del mundo, esa es tu meta. "

Tubo el coraje de ponerse de pie y luego cuidadosamente mirar su rostro reflejado en el espejo. Para finalmente, llegar a examinarlo. Por último, no podía creer que fuera realmente su cara. Una vez más, se salpico con agua, luego se congeló. Y si es así ...

"Ahora que estoy en un gran cuarto de baño con tal gran bañera ... - Pensó - ¿por qué no aprovechar la oportunidad ... "?

Se acercó a la piscina, y se metio dentro observandola. Por supuesto, no había agua en ella. Se acercó a la pared, se fue al fondo y giro los grifos hacia el otro lado. Entonces, con un grito corrió hacia atras un poco cuando el grifo echó agua fría. Por un momento miró, sentado en la orilla, como la bañera se llenaba de agua. Al cabo de un rato se levantó y se empezó a quitar el resto de las prendas de ropa. Una camiseta Maroon con mangas recortadas de modo que prácticamente no estaban allí ... Guantes sin dedos ... pantalones negros ... zapatos ... calcetines (daba vergüenza ver que de nuevo, no era un par a conjunto sino de diferentes colores), y por último los calzones.

Estaba un poco sonrojado - con más o menos luz reflejada en su rostro - de pie en el borde de la piscina. Se sumergio en el agua poco a poco. El agua estaba agradablemente cálida. Así que bajo al centro y se sentó en el la escalera de la piscina, se sumerguio casi hasta el cuello. Después de un tiempo se dio cuenta de que seria bueno cortar el agua, así que se levantó y se dirigió al otro lado de la piscina donde el agua estaba por encima de la cintura. Él cerró el grifo y se volvió.

"Increíble - pensó, mirando a su alrededor cuidadosamente. - Estoy en el cuarto de baño de Chase Young, sentado en su bañera y todavía vivo "!

Se acordó de todos aquellos con quienes habló sobre Chase Young en chats y foros cuando era más joven. Si uno de ellos descubriera dónde está ahora Jack ... Daría todo, incluso su vida, para estar en su lugar. Jack rió sombríamente. "Y yo casi realmente di mi vida" - pensó.

Se quedo medio sentado, medio tumbado en la bañera por un momento, luego se levantó y se acercó a la orilla, mirando el marmol con botellas blancas y diferentes productos de ighiene personal que habia alli, curioso, de saber lo que utiliza su ídolo. Bueno, lo que vio lo sorprendió. Tenia un monton de productos de limpiza personal que parecian bastante caros, varios champus para el pelo ... enjuague bucal para dientes ... Chase realmente se preocupa por el aspecto que da hacia los demás ... un aceite ... Jack no se atrevía a mover un champú verde sospechoso. Me pregunto si es debido a eso que el pelo negro de Chase era de color ligeramente verdoso? ... Se volvió hacia la escalera, y luego se sentó, mirando a su alrededor con cuidado. Se sumergio en el agua. El agua olia a haromatizantes naturales. Sólo que ahora se salpicaba con ella.

"Huele como ... como a Chase - se asombró. - Quiero decir ... el agua huele a Chase ... Oh, debe oler muy bien de verdad. "Después de un tiempo, se entristezio y se sumergió en el agua hasta los mismos oídos. "Esto explica la aversión con que me mira. Para él, tengo que oler horrible. " Jack agarro su camisa y la olió. Hizo una mueca.

- Apesto - dijo en voz alta, arrugando la nariz.

Bueno, bueno, creo que es hora de irme. Cuando vio a Chase la última vez, estaba flotando en el aire y probablemente meditado. Pero ¿y si considera que la ausencia de Jack es demasiado larga? no queria que el rey lagarto le atrapara aquí. Sobre todo ahora, sin ropa. También preferia no ganarse que le enviara a sus tigres. Se estremeció ligeramente.

Salió del agua, dandose cuenta de que realmente no sabe dónde está el tapón del depósito. Pero la cosa misma lo explica - dos minutos después de que salio de los baños termales el agua comenzó a desaparecer sola detras de él. De mientras se limpió, con una toalla verde-azulada, que era del mismo color que todo lo demás en el cuarto de baño.

"Ahora ha vuelvese a poner la ropa maloliente - se dijo, haciendo una mueca ligeramente. - "Si yo tubiera este baño en mi casa probablemente me bañaria y cambiaria todos los dias".

Se puso bastante rapido cada prenda de ropa. Por ultimo se puso el Helibot. Por fin se sentía completo. Respiró profundamente y luego giró el picaporte y salió del baño. Miró a su alrededor, intentando determinar por cual lado se iba a la sala del trono. Se tocó la cara. Se sentía extraño, sabiendo que no hay maquillaje en su rostro, las líneas negras se volvieron incluso una parte de el bajo sus ojos.

"Creo que es este camino - pensó, dirigiendo sus pasos hacia la izquierda. -. Sí, estoy seguro que es este camino" Le llevo un poco mas de tiempo del que esperaba en llegar y unas pocas veces se perdio, se quedo sorprendido de no encontrar ninguno de los gatos esclavos de Chase, pero al final de alguna manera llegó a la sala del trono. Es decir, el trono estaba pero Chase no estaba ahi.

- ¿Hola? - preguntó vacilante. - Hay ... Hay alguien aquí?

El silencio le respondió. Se preguntaba si se le permitia ir a casa y cómo se supone que iba a hacerlo, ya que la forma más rápida de salir del palacio de Chase es un descenso vertical. Varias docenas de metros de barranco escarpado, y no era como un descenso normal hacia abajo. En el estado que estaba el Helibot ni siquiera valia la pena intentarlo

- Vo-voy a ver por aquí - murmuró, con la esperanza de que alguien finalmente le respondiera.

Pensó, sin embargo, los guerreros convertidos en gatos aparecieron y rápidamente tragó saliva. Preferia no encontrarse con ellos. Acaso Chase les dijo que si no se iba se lo comieran? Tal vez sea mejor no arriesgarse y salir del palacio de una vez.

- Me voy a ir! - Llamado por última vez.

Recordó la forma como llegó aquí cuando encerro a Chase en la esfera de Yun y tomó posesión de todos sus bienes asi como sus gatos - a continuación, se monto en el grande y estúpido Cyclops, que una vez fue contratado por Wuya. Cíclope no podía subir, así que Jack encontró otro camino, Y ese camino condujo a través de toda la montaña en la que se encuentra el palacio de Chase, donde hay una enorme red de cuevas y pasajes.

Se dirigió hacia el pasillo que conducía a la puerta de atrás, pero vaciló. En el palacio había un montón de trampas. Las paredes eran capaces de reemplazar a los suelos, los techos y suelos podian girarse y dar a la parte posterior del palacio, de pronto podría encontrarse en la entrada principal. Pero al final tuvo que tomar una decision, y fue ir por ese camino pues era la unica manera de salir posible, porque la otra forma simplemente no era viable. Pasó por alto cueva situada en la parte inferior del puente, tragando saliva, y entró en el edificio que iba a una parte inferior de la montaña.

Sólo giro un pasillo cuando alguien lo agarró por el brazo. Jack gritó con voz aguda y como una niña y vio la cara de Chase.

- ¿Quién te ha dado permiso para caminar libremente por mi casa? - Pregunto con su tono frío.

- Yo ... - Jack tartamudeó. - Y-Yo sólo ... Fui sólo para ... Sa-salir ...

- ¿Y quién te dijo que puedes salir? - Dijo el hombre, apretando una mano en el hombro. Le dolía.

- No, yo sólo ...

Chase, se quedo parado y la expresion de su cara hizo que Jack también se quedara callado y quieto. Por un momento, el señor lagarto le olfateo con la nariz, y el niño adivino lo que le habia llamado la atencion a Chase.

- ¿Cómo ... ¿Cómo te atreves ... - Chase susurró, entrecerrando ligeramente los ojos. - ¿Qué derecho tienes para bañarte en mi bañera?!

Las últimas palabras las gritó, soltando el brazo con tanta fuerza que lo golpeo contra la pared. No sabía qué decir. El Príncipe de las Tinieblas tenia la nariz arrugada del enfado. Él entrecerró los ojos.

- Tú ... patético ... ¿Cómo te atreves?

Jack se deslizó hacia abajo por la pared. Sintió que de nuevo iba a llorar.

- Lo- lo siento - balbuceó. - Pero yo ... sólo ... Yo ... Vi una bañera tan grande y quería ... sólo ... Lo siento ... - Finalizado miserablemente.

Chase resopló enfadado. agarró a Jack del brazo, le obligo a ponerse de pie, y tiró de él.

- Buscabas una salida? - Le preguntó. - Bueno, te voy a llevar a una. La salida principal es en la dirección opuesta.

- N-no ... Pero no puedo ...

- no quieres salir de aquí?! - Chase Young rugió furioso.

- Quiero hacerlo, pero ... - Jack apenas podia manter el ritmo con el que lo llevaba el hombre a toda prisa por el pasillo. Llegaron a la sala del trono. - Quiero decir que ... que ... - Caminaron toda la habitación y entró en el pasillo que conduce a unas escaleras. - Quiero decir ...

Chase ha impuesto un ritmo tal que Jack apenas podía recobrar el aliento. Además, agarraba su brazo con mano de hierro, sin dejar que se soltara de él. Caminaron casi toda la parte abierta del palacio de Chase y se encontraron en las escaleras de miles de enormes peldaños. Muy pronto se encontraron en la parte inferior de la escalera, se acercó a la puerta de madera. El siguiente fue el corredor que conduce a la losa de piedra en el borde de la entrada, la cual se parecia a la lengua de la boca abierta - la entrada a la ciudadela de Chase tenia la forma de unas fauces monstruosas.

Jack trató de explicar algo, pero cada vez que se las arregló para hacer una oración con palabras, el Señor lagarto tiraba de su brazo, por lo que las palabras volvian a caer en su garganta. Entraron en la sala y se dirigió hacia la salida. La losa de piedra era solo una roca gruesa que estaba por encima de densas nubes. Era una salida suicida para cualquiera que no fuera capaz de volar.

- Chase, espera ... - Jack gritó con desesperación. Recordando cómo Chase lanzó a los huéspedes no invitados. - Mi ... Mi Helibot no funciona!

El hombre se detuvo con la mano en el botón de apertura de las puertas. Miró a Jack.

- ¿No funciona? - Repitió.

Jack no parecía tan patético como ahora, desde que el lagarto amenazó con matarlo, presionando la espada en su cuello. Así que desde hace algún tiempo. Sollozaba en silencio.

- ¿Tu cacharro volador no funciona?

Él negó con la cabeza.

- Entonces como pretendes sobrevivir a una caída desde tal altura? - Preguntó Chase simplemente abriendo la puerta de piedra y agarro una vez más su brazo, arrastrandolo con mas fuerza.

Jack inmediatamente agarró su mano. - No, por favor, no! - Gritó con violencia. - No me tires! Por-por favor!

- Suelta mi brazo, Spicer - rugio el hombre entre dientes. - O te cortare los dedos.

Pero esta amenaza no afecto a Jack. Se aferró a la ropa entre el metal y las almohadillas de la armadura de Chase y juró que no se soltaria hasta que las puertas esten cerradas. Ya que perder los dedos no es nada comparado con perder la vida.

- Eres un desvergonzado - dijo Chase Young arrastrando las palabras - Aun despues de que destrozaras mi casa, te bañaras sin permiso en mi cuarto de baño y espiaras por mis pasillos. Aun despues de todo eso te he permitido vivir, y tienes la osadía de oponerte contra mí ...

- Por favor, dejame vivir! Te lo ruego! Yo ... Arreglare el Helibot... y .. y me ire ... Por favor ...

Los ojos de Chase se estrecharon. Después de un momento, se giro y camino hacia dentro de la cueva. Con un solo gesto, cerró la puerta y Jack que se aferraba a su brazo lloriqueo

- Gracias, gracias, gracias ...!

- Suelta mi mano, Spicer, porque puedo cambiar de opinión.

El muchacho obedientemente llevó a cabo la orden y se puso en posición de firmes. El príncipe de las tinieblas miró de cerca su cara. Sus labios temblaban ligeramente, como si estuviera tentado. No lo hizo, sin embargo.

- ¿Qué necesitas para reparar tu basura inútil? - Pregunta secamente.

- Y-yo... herramientas. Sólo herramientas.

Chase asintió. Él volvió a su palacio, y Jack lo siguió, tratando de estar lo más cera posible del gobernador. Pasaron por la puerta de madera de una habitación grande. Chase se detuvo allí, y el adolescente casi se cae sobre él. El hombre se dio la vuelta, entrecerrando los ojos. Dijo, con una voz que sólo tenia odio reprimido.

- Espera aquí, escoria, y no te atrevas a mover un músculo. Ellos - señaló a los montones de enormes estatuas, desde las que acechaban unos personajes a cuatro patas con ojos hambrientos y brillantes - te estaran vigilando. Da un solo paso y estás muerto.

Jack se posiciono de nuevo, y no se atrevió a moverse ni un centímetro, sintiendose acechado por varios pares de ojos. Le parecio una eternidad antes de que finalmente regresara Chase Young.

- No, por favor - resopló con desdén. - De hecho, cuando eres la presa, no estás en condiciones de hacer nada.

Algo fue arrojado al suelo, probablemente intencionalmente casi en el pie de Jack, que sólo gracias a sus reflejos logro esquivar a tiempo la pesada caja de herramientas.

- Aquí tienes. No quiero verte cuando vuelva la próxima vez. Hoy perdonare tu vida. Pero la próxima vez no sere tan amable.

Spicer rápidamente se puso a trabajar. Tan pronto como Chase había desaparecido, se saco de la espalda su mochila única y abrió la caja. Olvido por unos breves momentos lo mala que era la situacion en la que se encuentraba, al ver lo que habia dentro de la caja. ¿Como es que Chase Young tenia unas herramientas tan perfectas?

Jack cuidadosamente cogió uno de los destornilladores y lo miró. Parecía nuevo, como si nunca antes lo hubieran usado .. Era hermoso. Oh, si tuviera estas herramientas. Duró mucho tiempo todavía, admirando la perfección de todas las cosas de la caja y sólo un sonido bajo de uno de los nichos le recordó dónde estaba. Rápidamente escogió el destornillador de tamaño adecuado ("oh, qué gran elección!") Y se dedicó a comprobar lo que está mal en el medio del Helibot. De inmediato encontró la falla y lo reparó.

Luego comprobo por si acaso el mecanismo de apertura de las helices ("que se encendio"), y finalmente cerró la tapa de la carcasa, en ocasionalmente se podia escuchar el girar de los nuevos tornillos que puso ("hechos de un acero muy bueno! ..."). Miró a los gatos salvajes, entrecerrando los ojos en la sombra. Tragó saliva, reconociendo que tomar los destornilladores incluso uno de ellos aquí no era una buena idea. Así pues puso de vuelta en la caja todo, incluso lo que habia tenido intención de robar, luego cerró la caja de herramientas y se levantó.

- Bueno ... - Gritó con cuidado. - Yo ... Ya me voy. Dejo las herramientas en la sala!

"Ya que no soy capaz de mover la caja" - añadió en su mente.

Abrió la puerta de madera y salió volando, deshaciendose de una docena de pares de ojos que lo vigilaban. Puso en marcha las helices de su Helibot. Funcionaron con un ligero crack. pero funcionaban. Se acercó a la puerta, temblando ligeramente, pulso el botón de la pared. Dio un salto, cuando una losa de piedra casi le aplastó los pies. "Esque aquí todo tiene que tratar de matarme?" - Pensó con amargura. Dejó el palacio de Chase Young y saltó por el precipicio, dejando que su gran máquina le elevara sobre las blancas nubes turbulentas.

Mientras tanto, en la parte superior de las escaleras había una oscura figura. Junto a ella de inmediato apareció un gran felino rayado, al cual la figura le rascó detrás de la oreja. la figura miró la caja de herramientas. A continuación, miro a la entrada de la cueva, que se cerró inmediatamente bajo su mirada

Chase Young entrecerró los ojos ligeramente. Vio cómo se marchaba el inoportuno insecto Spicer, y tuvo que admitir que era bastante fascinante. Ante la amenaza de perder su vida, el gusano no sólo era capaz de pensar lógicamente y así hacer algo correctamente. Sino que tambien puede, sin embargo, merecese ser llamado "genio". Quien iba a pensarlo?

- Tengo la sensación de que me divertire más del lo que pensaba, con el pequeño Spicer - dijo al tigre, que ronroneó inmediatamente. Alguna vez fue un gran guerrero que se atrevió junto con su pueblo a interponerse en su camino. Ahora - no era mas que uno de sus guerreros, que le servia de algun modo. le rascó detrás de la oreja. Sin embargo, es posible que haya hecho bien en no matar a Jack Spicer? Todavía podia serle útil?

- Usó mi bañera - murmuró para sí mismo. - Eso fue muy descarado. Pero se le puede perdonar, si va a ser tan útil, como yo creo.

Chase Young le dio la espalda a la puerta principal y regresó al palacio. De cualquier manera, debia estar preparado. Los monjes sin duda sospecharian que Spicer les robó los Shen Gong Wu. Y cuando descubran que él los tiene, vendrán a por él. Tenía que estar listo. La segunda vez no podía haber ningun error.

Continuara