Capítulo 5

Entré a la sala de entrenamiento muy rápido incluso para un vampiro.

-¡SOLDADOS!-todos se formaron enfrente de mí. –Dos traidoras nos declararon la guerra, y su ejército está a punto de atacarnos. Por lo tanto, seré breve… No dejen enemigo en pie ¿Entendido? ¡Fórmense! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos!

Cuando estuvimos en formación (una especie de V encabezada por mí) salimos de la sala de entrenamiento y nos dispusimos en el campo de batalla.

-¡ATAQUEN!- grité al tiempo que corría a decapitar vampiros. Extendí los brazos al costado de mi cuerpo mientras corría, sacándole la cabeza a seis.

María se escondió en los árboles esperando la oportunidad de atacar a Lucy o a Nettie.

Un neófito me atacó por la espalda cuando me descuidé un segundo, me agarró el brazo y mordió mi cuello, tratando de arrancar mi cabeza, pero antes de que me clave los colmillos en la yugular, sujeté su garganta tiré de ella, catapultándola delante de mí, pero su cabeza quedó en mis manos, y su cuerpo a mis pies. Cuando hube acabado con este vampiro me dispuse a matar a los restantes. Encontré a uno que estaba a punto de acabar con mi recluta más reciente. Me acerqué a él y rápidamente le pasé un brazo por el cuello y con la otra mano lo decapité. Luego corrí hacia otro que me estaba dando la espalda, lo pateé en la columna y sujeté sus muñecas. Cayó de bruces al piso y dejé mi pie en su espalda cuando le arranqué los brazos.

Así fui acabando con la milicia de mis ex –compañeras con ayuda de mi ejército y cuando vi que no quedaba nada por hacer, que mis subordinados podían con eso; me dispuse a ayudar a mi amada. Estaba peleando contra Nettie, e iba ganando. Pero al ver Lucy la desventaja, escapó. "Soldado que huye, sirve para otra batalla"

Fui a ayudar a María. Nettie había aprovechado su desconcierto y la tacleó. Agarré sus codos desde atrás y la puse de pie. Le sujete los brazos a la espalda.

-¿Me harías los honores?- le pregunté a María con una sonrisa burlona.

María respondió con una sonrisa confiada. Y eso me hizo reflexionar. Era impresionante como mi mente podía concentrarse en la pelea, y en mi existencia. María mataba por placer. Por diversión. Por poder. Iba a decapitar a su hermana… ¡A su hermana! ¡Su propia sangre! ¡Y sin remordimientos! Una muerte más, una menos… Puedo jurar que le daba igual.

Pude sentir el miedo de Nettie. Su dolor. Su confusión… y por último; Su resignación. Sabía que iba a morir, y que no podía hacer nada para evitarlo.

-Lo siento hermana, pero tú te lo buscaste.- Dijo María. Nettie le escupió en un ojo.

Y eso fue lo último que hizo.

Luzsmica: Holiwis! okno ._. se que este capitulo es bastaaante corto, pero es lo que mi imaginazion (si, imaginacion con z... estoy mal, ayudenme) pudo hacer...

Si dejan review, el vampiro/hombre lobo que les gusta va a entrar por su ventana :D