Fingiendo

III

Ga Eul trago saliva mientras miraba el museo el cual era propiedad de la familia de Yi Jeong. Era enorme. Enorme era un eufemismo. Tuvo que estirar el cuello hacia atrás para ver el techo. Tragando saliva de nuevo, aparto los ojos de la enorme estatua en la entrada y busco a Yi Jeong. El estaba a ciera distancia hablando con un guardia de seguridad. Aparentemente el plan era atraer a Jun Pyo y a JanDi al museo y luego perderlos. Todo el lugar estaba tan silencioso que casi podía escuchar el suave suspiro del aire acondicionado.

Ella nunca había estado aquí antes. Al ver que Yi Jeong seguía hablando con el guardia, Ga Eul tomo un folleto del mostrador, genial! Era un mapa, Yi Jeong podría encontrarla más tarde. Ella quería explorar un poco por su cuenta. La galería arqueológica estaba en ese mismo piso. Había además dos niveles más y tenía toda la tarde para mirar los diversos tesoros.

Despues de asegurarse que el guardia entendiera su solicitud aparentemente excéntrica, Yi Jeong se dio la vuelta esperando ver a Ga Eul esperándolo. En cambio, vio que ella no estaba en el lugar donde la había dejado. "Qué demonios" murmuro Yi Jeong antes de comenzar a buscarla. A donde se había ido esa plebeya? Si se perdía en ese lugar, todo el plan se desperdiciaría. Sacando su móvil, Yi Jeong marco su número solo para recibir la molesta voz automática diciéndole que no se podía localizar el número y que debía dejar un mensaje de voz. "¡Aish!" Ella realmente obedeció las reglas y apago su teléfono. "No podría al menos ponerlo en modo silencioso?" murmuro volviendo a meter el teléfono en el bolsillo. " Ga Eul yang, donde estás? " doblo la esquina y se paró en seco.

La espalda femenina estaba frente a el mientras estaba parada frente a una pantalla bajo el suave resplandor de las luces del museo. El podía ver perfectamente su reflejo en el cristal. Ella se estaba inclinando un poco, leyendo el panel de la información que proporcionaba el museo. Podía ver sus labios moviéndose mientras se ponía su cabello detrás de sus orejas, tenía los ojos muy abiertos y observaba cada detalle mientras escudriñaba cuidadosamente los artefactos.

Yi Jeong se apoyó en la pared, mirándola. Si no se equivocaba, esta era la primera vez que una mujer lo abandonaba por las reliquias del museo. Las pocas que había traído estaban más impresionadas con la riqueza que representaba el museo y era su intención después de todo, impresionarlas. Aparentemente, tal hecho había rebotado en la bonita cabeza de Chu Ga Eul. Ella realmente lo había dejado y se había ido a explorar el lugar por su cuenta. Su ego debería de estar herido, pero en realidad se sintió absurdamente complacido. Era un cambio refrescante.

Ga Eul acababa de terminar de leer la información cuando levanto la vista y vio en el reflejo de Yi Jeong en el cristal. La estaba mirando con una expresión que la dejo sin aliento. De repente sintió las rodillas débiles y aparto la vista, preguntándose si el se dio cuenta del efecto que le provocaba. Seguía actuando? Jan Di y Jun Pyo aún no estaban aquí, verdad? Reuniendo su coraje levanto la vista de nuevo y vio que Ji Yeong todavía la miraba con la misma expresión amable en su rostro. Ese era el Yi Jeong que ella amaba, el hombre gentil que se escondía detrás de la máscara de casanova para protegerse. No tenia ni idea de porque estaba aterrorizado por el amor pero ansiaba entenderlo.

Con un sobresalto Yi Jeong se dio cuenta que Ga Eul estaba mirando su reflejo en el cristal. Mierda! Ella lo había atrapado mirándola! Por un momento se sintió vulnerable, tan expuesto ante esta chica que lo entendía de una manera que nadie más lo había hecho en mucho tiempo. Y entonces sus escudos protectores se activaron. El sonrió. " Ga Eul yang, esperabas que fuera a buscarte? Vas a perderte aquí y arruinaras el plan"

Para su consternación, ella no se irrito ante la provocación. En cambio ella se dio la vuelta y le lanzo una sonrisa "Por eso tengo este mapa" dijo lentamente y con gran énfasis " Para eso sirven los mapas Sunbae" mientras agitaba el mapa entre sus dedos y burlándose de el en su museo " Ga Eul yang no es prudente que te burles de mi aquí. La mayoría de los guardias se han ido y no hay nadie a nuestro alrededor" Arqueando una ceja Ga Eul replico " Y que vas a hacer?" para después darle la espalda y caminar. " Vamos Sunbae, hay tanto que quiero ver"

Que hiba a hacer él? En ese momento Yi Jeong no confiaba en si mismo. El museo estaba completamente desierto. No habría nadie quien los viera. Nadie lo sabría, si la tomara en sus brazos y la besara. Conociendo a Ga Eul, ella no lo contaría e incluso si el se lo proponía aplastaría su corazón diciéndole que todo era parte del plan. Ella era una buena chica, no se lo merecía. Tenía que mantenerla a salvo de si mismo. "Es mejor que Jun Pyo y Geum Jan Di hagan que valga la pena" murmuro mientras seguía lentamente a la chica que decidió que no podía tener.


Al principio se preguntó si Yi Jeong estaba molesto por haberlo atrapado en un momento de debilidad. El no intento tomar su mano o tocarla y las cosas se sintieron incomodas entre ellos hasta que vieron a Gun Pyo y Jan Di agazapados detrás de una pared, discutiendo sobre quien estaba haciendo más ruido. "Son tal para cual" se rio Yi Jeong en voz baja mientras tomaba la mano de Ga Eul. Esta intento ignorar el dulce alivio que la atravesó. Él estaba bien. "Vamos, vamos a perderlos" La condujo rápidamente a través de una serie de pasillos y corredores antes de empujarla hacia el elevador y presionar el tercer botón. "Esta es mi parte favorita del museo" dijo cuándo se abrieron las puertas. Sin esperarla, salió. Un poco perpleja por su repentino comentario, Ga Eul siguió a Yi Jeong y en un segundo entendió el porqué. Toda una sección de este piso estaba dedicada a la cerámica de la dinastía Joseon. Casi con reverencia se acercó de reliquia en reliquia. Los patrones eran exquisitos y de gran alcance. No había dos artefactos que se vieran iguales. Finalmente ella se detuvo en la misma pantalla que el estaba mirando. Él debe de haber estado aquí cientos de veces, pensó Ga Eul. " Yi Jeong Sunbae, como llegaste a amar tanto la cerámica?" Como podría responder a eso? Era un regalo y una maldición a veces. Era algo en lo que podía perderse cuando todo lo demás se derrumbaba a su alrededor, algo que podía controlar, moldear y moldear con sus manos, algo asociado con sus primeros recuerdos, con su primer amor. Tenía esa mirada lejana de nuevo. Ella ya lo había visto antes. "Es lo primero que recuerdo" respondió finalmente después de lo que fue una pequeña eternidad. "Y cuando quedo claro que tenía un don…." Fue escogido como el aparente heredero y su hermano se fue después de no poder soportar la competencia. O Ill Hyun había usado eso como una excusa para huir de su familia disfuncional? A veces pensaba que eran habían sido las dos cosas. "Querías dedicarte a esto? " El sonrió sin humor. "Nadie me obligo a hacer esto Ga Eul yang. Es algo que elegí hacer" Ella siguió su interrogatorio. "Te ayuda a olvidar?" Los ojos del casanova se posaron en los de ella "Yo no" pero antes de seguir ella lo interrumpió suavemente "Estaba adivinando Sunbae, eso es todo, fue solo una corazonada tonta" Ambos sabían que ella estaba mintiendo. Una vez mas, ella lo dejo sintiéndose sin aliento e indefenso. Como una imprudencia de una chiquilla lo reducía a ese estado una y otra vez? La primera vez que había hecho eso fue en su estudio, donde ella le dijo que él creía en el amor verdadero pero le tenía miedo. Le había sorprendido tanto que ella hubiera podido ver a través de la gran mentira que había intentado convertir en verdad.

"Crees que Jun Pyo Sunbae y Jan Di saben que estamos aquí? – ella pregunto tratando de desviar un poco la tensión. "Ah. Jun Pyo sabe que traigo chicas aquí todo el tiempo. Eventualmente lo adivinara" Tenía la intención de lastimarla y a juzgar por la forma en que ella giro la cabeza hacia un lado para ocultar su rosto de él, había tenido éxito. Lo hizo sentir bien y mal a la vez. Bien porque le confirmaba que él era el bastardo que sabía que era y mal porque tenía que pisotearla para que lo entendiera. Estaba empezando a tener dolor de cabeza por todas las emociones en conflicto en su interior. Que le estaba pasando? " Tienes hambre?" el pregunto abruptamente. Ella asintió. "Vamos a buscar a esos dos idiotas y llevarlos a nuestro próximo destino. Que quieres comer? Su comida favorita eran las papas fritas y las hamburguesas horriblemente grasientas, pero Ga Eul no podía imaginar a Yi Jeong con su traje de marca impecable sentado en un restaurante de comida rápida " Ummm…."
"Ga Eul yang, iremos a donde quieras. Está bien conmigo"
conste que el lo dijo.
"Sunbae, alguna vez has probado la comida rápida antes?
"Que?"….


Su estómago estaba acostumbrado al foie gras y al caviar. Y en estos momentos estaba teniendo problemas para digerir las papas fritas y la hamburguesa que había estado intentando comer. Yi Jeong se movió ligeramente en su asiento. "Por favor, por favor, no me dejes huir "rezaba fervientemente a controlar su instinto.
Ga Eul aparentemente no tenía tales problemas. Ella había querido ir al cine y ahora estaba absorta en la comedia romántica que el no estaba viendo. Incluso ella estaba acaparando las palomitas de maíz y no es que el quisiera ninguna en algún momento.
Ociosamente se preguntó si Jun Pyo también estaba sufriendo la película. Pero aparentemente Jan Di era una fanatica de la comedia romántica, por lo que todos estaban atrapados ahí. Ga Eul obviamente estaba disfrutando, ajena a su incomodidad y al hecho de que estaba muriendo de aburrimiento.
"Sunbae?" Ga Eul se inclinó de repente y le susurró al oído. Los ojos de Yi Jeong se abrieron un poco más de lo normal por la sorpresa. "Sunbae, realmente no quería decir esto pero no puedo contenerme mas…" OH NO! Ella hiba a confesar sus sentimientos!... "Sunbae, por favor deja de moverte, me estas molestando"
De repente Yi Jeong estaba terriblemente agradecido por la oscuridad del cine, el cual ocultaba el profundo rubor que podía sentir en su rostro. Habia pasado un tiempo desde que se había sentido avergonzado. "Es tu culpa, me hiciste comer esa hamburguesa" murmuro y se gano un molesto sshh de la mujer a su lado. "Lo comiste porque querias demostrar que no tenias un estomago delicado", susurro ella. "Me desafiaste" siseo Yi Jeong inclinándose mas cerca de su cara para evitar molestar a los demás espectadores.
Hubo un chillido indignado en algún lugar de la parte posterior y era inequívocamente de Jan Di. Hubo un fuerte coro de ssshhh! de la audiencia y un grosero "Cuál es tu problema?" que solo podría haber venido de Jun Pyo. Eso le dio a Yi Jeong una idea. Mataría dos pajaros de un tiro.
- "Ga Eul yang, pon tu cabeza en mi hombro ahora"
- " Eh?-
- "Vamos, si es que queremos que Jan Di se preocupe por nosotros durante el resto de la tarde y noche. Hazlo"
Sin esperar a que ella consistiera, el estiro su brazo y la rodeo, empujando su cabeza suavemente contra su hombro. Ah, las cosas eran mucho más interesantes, al menos ahora.
- "Sunbae…."
-
"Shh, mira la película"
De todos los nervios, él no había visto más de cinco minutos de esa película. Pero Ga Eul se acorruco un poco más contra él. Después de unos momentos ella sintió un peso cálido sobre su cabeza. Yi Jeong estaba descansando su cabeza contra la de ella. Con la esperanza de que no pudiera sentir el latido de su corazón, Ga Eul se comió en silencio sus palomitas de maíz e intento concentrarse en la película. Al menos él había dejado de moverse y molestar.


Hola!

Años sin actualizar!
Espero que todos se encuentren bien y en casita cuidándose a ustedes y a su familia en esta cuarentena. Tengamos esperanza y fe en que todo mejorara muy pronto. Con paciencia en estos tiempos, todos recordaremos en el futuro este triste momento por el que estamos pasando.
Espero que hayan disfrutado de este nuevo capítulo! Pronto estaremos actualizando las historias que hemos dejado abandonadas.

Cuídense mucho! Un abrazo!

Actualizado: 19 de Mayo del 2020, Mexico.