¡Hola! Pues aqui os dejo la tercera, el verano, de nuevo desde la perspectiva de Harry, gracias a todas las que leeis y en especial a vosotras que me acompañáis con vuestras ideas sobre las viñetas, me alegra mucho que os estén gustando, en serio. Os respondo al final, como siempre, un beso!


Verano – Harry

Bochorno. El cuarto, el mismo, parece vibrar a causa de las ráfagas de la tórrida brisa del mes de julio que se cuela por las ventanas, que están abiertas de par en par. Esta vez se han encontrado a medio camino del Ministerio. Las noches han dejado de ser territorio privado. Ahora, otra persona ocupa el lugar que creía que le pertenecía.

La cama está revuelta, se han quitado la ropa y las prendas: zapatos, camisetas, varitas, forman un caos violento y multicolor sobre el suelo. En el centro de todo están ellos. Draco tiene los ojos fijos en el techo, desnudo y sudado, hay mordiscos, rosados círculos en torno a sus tetillas, a lo largo del cuello, en el bajo vientre, en los muslos, en el interior de las muñecas. A veces cree que quisiera masticarle, devorarle, asimilarle, convertirle en algo tan suyo que nada ni nadie pudiese arrancárselo. A veces cree que es como una infección que le incendia la sangre y le licúa los huesos. A veces cree que le necesita tanto que se volverá loco, porque a la vez odia todo eso, la esclavitud del alma, el eterno miedo.

Silencio, donde antes hubo besos, y quejidos y susurros, solo les queda un terrible silencio. Un viento sofocante inunda el dormitorio con fragancias preñadas de voluptuosidad. Vida y sol. Pero ellos están inmersos en su propio universo. Allí, entre sábanas húmedas de sexo, respiran y sufren, es un microcosmos de saliva, dentelladas y esperma. Viven presos de un hambre insaciable, una punzada gélida que les hiela por dentro. Tiembla, porque Draco habla, anuncia, nunca explica, tirita porque afuera el calor del verano es asfixiante, pero siente lleva el invierno dentro.

—Vas a hacerlo —escupe entre dientes, le duele como si alguien le hubiese clavado un puñal. Sádico, se decide a retorcer él mismo el acero, afilado, entre las costillas, adentro, frío y despiadado, así, Draco, así—. Te casarás con ella.

—No quiero volver a discutirlo, sabes que debo —responde. El tono monocorde le enerva. De pronto no es el amante, es el adversario. Ya no ve en sus pupilas el reconocimiento, vislumbra rabia y dolor. Oh, el dolor, es tan fuerte que es glorioso.

—¿Debes? —repite con una risa irónica. Cruza los brazos, consciente del tibio semen que aún se le seca entre las nalgas, sobre el pecho. Le examina como si no le conociese. Hay marcas, dedos, uñas, besos llenos de dientes y lengua, la piel de Draco es un mapa que narra la desesperación, su desesperación. Sabe que afuera hace calor, pero él lleva un invierno dentro—. ¿Debes?

—Lo prometí, tengo que hacerlo. —La frase es corta, casi un rezo. Los ojos de Draco siguen siendo los mismos, espejos sin fondo que brillan acuosos, fijos en el techo. Quisiera odiarle por lo que hace, por lo que les está haciendo. Agita la cabeza y niega, está demasiado hastiado, no desea vivir en ese mundo de secretos, noches en vela y silencios.

Mira hacia la ventana, la luz de la tarde brilla, verde y esplendor, verano, sal en la piel y sexo desenfrenado. Se aparta, un solo segundo, el último, el que marcará la diferencia. Porque sabe que no ha nacido para las sombras ni los misterios, sólo quiere eso que hay tras el umbral. Quiere eso, eso, Draco, es eso, es eso. Verde y esplendor y sol y sexo.

—Nada tiene por qué cambiar —le musita. De pronto está sobre sus manos, encerrándole contra el colchón. Cabellos de oro y ojos infinitos. Tan cerca jesúsputajoder, tan cerca que su aliento vibra, al compás de su corazón. Resbala y se estrella contra su boca y de pronto todo es más, más, más quiero más. Dame. Más.

Saca la lengua y roza la de Draco, fuera de la boca, se huelen y se juegan, es como degustar caramelo caliente, ese toque rugoso y empapado y es Oh es Draco, en su boca, entre sus muslos, y es suave y líquido, es un calor en el centro del estómago, es un hummf bajito, es un tal vez, un síporfavor, es notar cómo se derrite, y hay vacío, cae, su universo se derrumba, es un montón de cristales rotos que sangran y brillan, duelen y le ciegan y es un así, así, Draco. Se restriegan el uno contra el otro, hummtanduro, es como vivir eternamente en celo, es un ah agónico. Es un infierno que explota, que destruye el invierno que lleva dentro.

Las sábanas huelen a Draco, saben a primavera, se frota contra el colchón, dedos enredados mientras sus caderas le salen al encuentro. Porfavordamemássímásmás... gime y se rinde, así, le pide, así Draco, así. Así.

Se sudan y se quieren, se viven y se matan. Gira y le monta, lento, tanto como le deja, tanto como puede. Su cuerpo le traiciona y vibra y late y corre y ruega. A veces quisiera lamerle la boca hasta dejarle mudo, comerle hasta que fuese carne de su carne. Se agita mientras nota el orgasmo partiéndole la columna, quema y palpita, y lejos, quizás en otra galaxia, explota una supernova, suspira y gime, y le nota latiendo dentro. Caliente bum. Sí, dentro de mí, así, en mí, Draco. Bum. Así, más hondo. Bum. Dracoenmí.

Bochorno. Pero Harry tirita mientras sale del lecho, de las sábanas mojadas de semen y labios y dientes y sexo. Silencio, descubre que ya lo único que les queda es el silencio. Nada va a evitar que Draco haga lo que tiene que hacer y él es demasiado cobarde para verlo. Se gira y le observa. Sus ojos siguen siendo dos espejos. Afuera, traga con fuerza, porque afuera está el sol, el viento, la vida.

—No lo hagas. —Quiere creer que hay miedo en sus palabras pero se niega a volver atrás la mirada, si lo hace se quedará. Sólo puede contemplar el mundo por la ventana. Respira. Camina. El verano está afuera y Harry lo único que tiene es un invierno dentro.


Xonyaa: Hola! Que bonitas palabras y la verdad es que describen muy bien al Hary que he querido plasmar aqui. Un beso y gracias por leer y comentar!

JenRmzA: Hola! Has conocido el Drarry gracias a mi? WOW pues es un honor, en serio, la verdad es que yo también llevo poco pero me encantan, son una pareja estupenda. Jajajaaj, la verdad es que los dos encantadores, me alegro que te estén gustando las viñetas, gracias! Besos!

kawaiigirl: Hola! La verdad es que al pobre Harry no le quedó más posibilidad que "esperar", me imagino que si, que esa parte reflexiva y "Slytherin" le dio a Harry la frialdad necesaria para esperarle. Gracias por leer y comentar! Besos!

Violet Stwy: Hola! hahahaha pues me alegro que te parezca sexy, es que yo siempre les veo así, y sobre Harry, pues si, va a tener que pensar mucho sobre qué es el odio o no XDDD. Gracias por leer y comentar!

AnnaS: Hola! Muchas gracias por el comentario! Pues creo que por los problemas que ha sufrido la web tu comentario me ha llegado mas tarde, así que edito y te respondo. A ver que te parece el verano! ays, no me tires piedras! hahahaha gracias y besos!