Regrese, yupi espero que les guste y gracias por tomarse la molestia de leer mi loca historia salida de mi loca cabeza espero que les agrade.

Desclimer: Crepúsculo y sus personajes no son de mi propiedad, como tampoco lo es Mentes Criminales, la historia es completamente mía


Bella Pov.

Al entrar todos se quedaron estáticos, no sé si por que vieron a la jefa abrazando tan cálidamente a alguien ya que es bien sabido que en el trabajo es una completa perra, o que alguien de mi edad fuera la nueva jefa, pero no les di mucha importancia, sólo me quede analizando a aquel hombre que tan intrigante que tenia al frente, se veía que era inteligente, pero a vez tenía fuerza y ternura dentro de él… tan pronto como vinieron estos pensamientos se fueron ya que no podía permitir que nadie volviera a lastimarme como él me había hecho, no podía permitir que nadie volviera a hacerme sentirme dependiente y sumisa, que doblegaran mi voluntad y que no tomaran en cuenta mis decisiones, así que me separe de mi tía para poderme presentar ante mi nuevo equipo.

-Buenos días, perdonen por el retraso pero hubo un inconveniente con el tráfico que me impidió avanzar, pero bueno ya que estoy aquí me gustaría presentarme mi nombre es Isabella-no mencione mi apellido ya que quería evita que por el momento se me relacionara con mi papá y con Strauss, quería demostrar que mi carrera me la había labrado sólo con mis meritos y que no había necesitado recurrir a su influencia para tener el puesto que tengo actualmente.-tengo 25 años y soy doctora en psicología criminal.

Al parecer esto también les impresiono por que se quedaron unos segundos callados, pero García si mi memoria no me fallaba, salvo el día

-Oh otro genio- dijo con una expresión graciosa, pero esto me dejo desconcentrada

-¿perdón?-le pregunte a nadie en especifico, si bien mi papá me relataba lo mas que podía acerca de sus compañeros de trabajo, creo que se le paso mencionarme que entre el equipo había otro genio, y si, si soy tan joven y tengo un doctorado es porque mi IQ es un poco más alto que la media y en la escuela me adelantaron unos grados, pero dado a que esto raramente ocurría me sorprendió que otro genio estuviese en el mismo equipo, por lo que le enarque una ceja a mi tía para que me fuera explicando.

-El doctor Reid es el otro genio de la unidad- me explico señalando

Cambiando radicalmente la plática mi tía empezó a explicarnos que un asesino estaba despellejando las manos de sus víctimas y luego las dejaba en lugares públicos, como parques, estacionamientos y lo más preocupante cerca de una escuela primaria, con esa información llegamos a la conclusión que era un narcisista que adoraba la atención, que cada vez iba aumentando su confianza y que sus víctimas tenían que cumplir con un perfil específico, mujeres de 40 años de cabello castaño y ojos claros, este era el patrón que se encontraba en todos los casos, como nueva jefa le pedí a García que buscara casos similares en los últimos cinco años, por que la limpieza que tenia al momento de retirar la piel, era por experiencia en la práctica o que ejercía como medica, forense o algún trabajo similar, después de la reunión para las presentaciones nos fuimos a nuestras respectivas casas para luego irnos en el jet, yo vi inútil e innecesario ir a mi casa y regresar después de todo tenía la maleta ya lista para irnos, por lo que en la hora que los demás iban a preparar sus cosas me encamine al aeropuerto.

Me pareció gracioso que en menos de 24 horas yo estuviese aquí, pero con el trabajo que hacíamos era lo normal trasladarnos de un lugar a otro, viajando a los lugares que nos necesitaran para proteger a los ciudadanos, el trabajo era estresante no voy a negarlo, pero cada vez que dábamos cerrado un caso se sentía como si el mundo fuera un poco mejor, como si lo estuviésemos limpiando, estaba perdida en mis divagaciones que no me di cuenta que uno de los del equipo se había sentado a un costado.

-Con que tú eres la misteriosa nueva jefa- como estaba perdida en mi mundo me asusto que me hablaran, pero de todos modos me voltee para hablar con él para que no pasara por una maleducada

-Si, y antes que lo digas si soy joven pero tengo experiencia he trabajado en diferentes unidades, además de que crecí en un entorno similar- no sé por qué las personas tendían a creer que por que soy joven soy una completa inexperta.

No te iba a decir eso, pero gracias por la aclaración, por cierto oficialmente no nos han presentado, soy el doctor Spencer Reid, todos me dicen Reid- iba a decirme algo más cuando todos los del equipo estaban llegando por lo que me levante y tome mi bolsa para poder abordar el avión. Subimos todos y empezaba a acomodarme tratando de subir mi maleta de mano en los compartimientos correspondientes, cuando de repente mi bolsa estaba entre unas manos morenas, supongo que tenía ganas de hacerla de caballero, por lo que solo la puso ahí y se retiro.

Tan pronto como vino se fue por lo que no le die mucha importancia, y empecé a reunirme con el equipo que estaban alejados de mi asiento.

-Señores como ya les había mencionado en la mañana mi nombre es Isabella soy la jefa interina y aunque sé que es muy pronto para pedir su confianza ya que nunca nos habíamos visto, les pido que lo hagan, no vine a ocupar el lugar de nadie-refiriéndome por supuesto a Emily y papá- solo quiero trabajar y darle un poco de paz a los familiares de la victimas.

-Veo que es directa jefa, por lo que nosotros también lo seremos, usted ha dicho que quiere nuestra confianza pero en primera eso se da con el tiempo y en segunda usted ni siquiera nos ha dado su apellido por lo que ¿como podemos conocerla por lo menos en ese aspecto?

-supongo que tienes razón- mirándolo a los ojos para que viera que no había ningún signo de duda, aunque es probable que también este molesto porque el puesto prácticamente era suyo cundo le llame a mi tía y le comente que había pasado y me lo ofreció a mí, por lo que por lo menos en ese sentido se los debía.

-Mi nombre completo es Isabella Marie Hotchner, y si no lo había mencionado es porque no quería que todos se quedaran con la estúpida idea que por ser la hija de Aron me dieron el puesto

Ya iba a voltearme para regresar a mi asiento, cuando recordé que no nos habíamos dividido el trabajo y por mas enojada que estuviera no podía hacer eso, por lo que regrese al grupo y con todo de voz que indicaba que no aceptaba ninguna replica empecé a decir o a ladrar ordenes-

Rossie tu y JJ a la oficina de Sheriff, Reid haz con García el Mapa de todos los lugares donde ha dejado las manos y traten de ver las probabilidades de los lugares cercanos donde podría reaparecer Morgan, tu y yo iremos a visitar Las escenas de los crimines.

Con esto regrese a mi asiento, que lindo primer día y mi plan de mantener en secreto mi identidad había muerto.

.

.

.Reid Pov

Al escuchar la declaración de la nueva jefa nos quedamos en una pieza ¿Hotch tenía una hija de nuestra edad? ¿Quién era su madre? Y lo más importante ¿Qué relación tenía con Strauss? Era obvio que se conocían anteriormente por la familiaridad con la que se trataron.

Todos estábamos con nuestra propias cavilaciones nadie podía creer que ella fuera su hija aunque bueno, si tomábamos en cuenta cómo empezó a dar órdenes es fácil notar de donde saco parte de su carácter, desde mi punto de vista Morgan se había sobrepasado un poco, pero ya nada podíamos hacer más que esperar que el avión aterrizara y comenzáramos a hacer nuestro trabajo, intente dormir un poco pero no lo logre, pero estaba muy distraído, tanto que no me percate que Morgan e Isabella estaban hablando, ya que estaban de espaldas, no podía ver sus facciones para intentar analizarlas, pero eso no fue lo que me incomodo, no, lo que me enfureció es que de buenas a primeras estén hablando, si bien se que hay que perdonar y todo, pero como podía permitir ella que la hablaran de una forma tan ruda y luego se pusieran a platicar como si nada.

Al parecer Jennifer se dio cuenta de mi malestar por lo que se acerco a platicar un momento conmigo, pero he de ser honesto y desde que llego no le había entendido nada porque mi vista no se movía de aquellos dos asientos.

-Reid, Reid-me hablaba JJ y luego de un tiempo de dejarla hablando con una pared se veía un poco molesta- ¿Qué tanto ves de Morgan y la nueva jefa?-me pregunto con una mirada severa, yo intente contestarle con lo que se me viniera a la mente pero sorprendentemente eso no paso por lo que al ver mi confusión para responderle volteo y vio lo que había estado observando con tanto detenimiento, y al volver a verme tenía una sonrisa traviesa

-¿Qué te gusta la nueva jefa?

Al decirme eso tampoco le pude responder porque ¿me gustaba? No lo sé pero si estaba seguro que no me agradaba para nada verla tan cerca de mi amigo.

.

.

.

Morgan Pov

Al decir que ella era la hija de Hotch me quede sin palabras, anonadado como podría ser ella de uno de mis mejores amigos, pensé que el solo tenía a Jack, por lo que sin aguantar mi curiosidad me acerque, pero estaba escuchando música, por lo que para no asustarle le toque el hombro.

-¿Qué pasa?-Me pregunto sin quitarse los audífonos, por lo que yo se los retire, me dio una mirada envenenada, pero no dijo nada, así que comencé con mi disculpa

-Mira siento haberme puesto tan rudo hace rato, sé que no era tu intención incomodarnos, pero tu llegada fue muy sorpresiva por qué no queríamos a nadie fuera del equipo,- iba a seguir con mi discurso pero ella me interrumpió…otra vez

-Así que sólo por que no eres el nuevo jefe de la unidad me vas a molestar, cuando lo único que quiero es hacer mi trabajo tranquilamente- en eso tenía razón por lo que me quede callado y escuchando su pequeño discurso- veras si yo no quiera dar mi apellido es para que no creyesen que por ser la hija del jefe me dieron el puesto, he hecho mi carrera a base de mis propios esfuerzos así que te agradecería que no pusieras en duda mi capacidad- intento volverse a poner los auriculares, pero no se lo permití.

-Al principio si me enojo que no me dieran el puesto no te lo voy a negar, pero ahora me conformo con que hagas bien el trabajo, a lo mejor realizando tu mejor esfuerzo nos demuestras que eres digna de nuestro respeto y confianza

Diciendo esto me levante del asiento y regrese al mío sonriendo de un manea que no lo había hecho nunca, tal vez después de todo no pueda ser la confianza y la dignidad lo que gane por lo menos de mi… solo falta ver si su apariencia de chica fuerte pero de buen corazón encaja con sus acciones.

Porque si era así, no me molestaría tenerla como jefa, o ¿algo más?


¿Les gusto? Si o no dejen un rr con su comentario, nos vemos en la próxima