Hola a todos, muchas gracias por leer este fic, espero que les siga gustando y lo sigan leyendo. Les diré que tratare de subir capítulos todos los fines de semana, estoy por entrar a clases por lo que no tendré mucho tiempo para escribir, bueno ojalas les guste este capitulo que es un poco mas largo.

2° Capitulo: Recibiendo a los príncipes.

-Tomoyo: Princesa, princesa despierte. {Meciendo suavemente a la monarca}.

-Sakura: Diez minutos más. {Dándole la espalda a la chica}.

-Tomoyo: Señorita no tiene diez minutos, su padre solicita su presencia inmediatamente.

-Sakura: Esta bien. {Levantándose poco a poco}.

-Tomoyo: Aquí está su bata. {Entregándole una hermosa pieza de seda}.

-Sakura: ¿Crees que sea muy importante lo que mi padre quiera decirme que no me espera hasta después del baño? {Cerrándose la bata}.

-Tomoyo: Señorita, si su padre pidió despertarla, debe ser muy importante. Pero no se preocupe, cuando vuelva se podrá bañar, Naoko ya está preparando su baño.

-Sakura: Que bien, ¿está despierto Kero?

-Tomoyo: {Riéndose suavemente}, Por supuesto, claro no está muy feliz, a todos nos despertaron más temprano, lo cual es inusual.

-Sakura: Entonces vamos. {Poniéndose de pie y cruzando su habitación}.

-Tomoyo: ¿Princesa no prefiere que me quede a ordenar su cuarto?

-Sakura: Mi cuarto puede esperar o puede hacerlo alguien más o yo misma cuando vuelva. {Cruzando las puertas}. Buenos días Kero.

-Kero: Buenos días Sakurita. {Restregándose los ojos y siguiendo a la princesa}.

-Tomoyo: Kerberus, como tratas así a la princesa.

-Kero: Relájate Tomy, Sakurita siempre nos ha dicho que no le gusta que hayan tantos formalismos.

-Sakura: Tomoyo, Kero tiene razón, tú y las demás eligieron llamarme de manera formal, y Kero decidió no hacerlo.

-Tomoyo: Esta bien, pero que no me llame Tomy. {Mirando muy mal a Kero}.

-Sakura: Chicos es muy temprano para esto, además ya llegamos. {Tocando las puertas del despacho de su padre}.

-Fujitaka: Adelante.

-Sakura: Buenos días padre. {Realizando una leve reverencia, mientras Tomoyo cierra las puertas y Kero se queda en un lado de las puertas bloqueando que alguien entre}.

-Fujitaka: Buenos días hija, lamento hacer que te despiertes un poco antes.

-Sakura: A mí, y al parecer a todo el castillo.

-Fujitaka: Cierto, ya me disculpare con todos otra vez. Lo que quería decirte es que ha llegado correspondencia de los príncipes, informando que estarán aquí dentro de unos días. Por lo que he decidido con tu madre que tus lecciones serán en las mañanas para que tengas las tardes libres.

-Sakura: ¿Padre deseas que tenga las tardes libres para estar con los príncipes?

-Fujitaka: Así es, podrás compartir con ellos, conocerlos y en una de esas….

-Sakura: Elegir esposo, lo sé. {Suspirando}. ¿A qué hora son las lecciones?

-Fujitaka: A las 8:00 horas. Tienes media hora, así podrás alistarte y volver. {Dándole una cariñosa sonrisa}.

-Sakura: {Realizando una reverencia} Gracias padre. Me retiro.

Apenas la princesa cruza la puerta se escucha como descargaba su frustración con el nuevo horario de sus clases. Esto causa gran risa en el rey ya que sabía que su adorada hija odiaba levantarse temprano.

-Sakura: Necesito un baño. {Entrando a su alcoba}.

-Kero: Si ya te hace falta. {Tomando su lugar fuera del cuarto de la princesa}.

-Sakura: Un baño de RELAJACIÓN Kero. {Ingresando a su habitación}.

-Tomoyo: Solo está jugando princesa. {Cerrando las puertas}.

-Sakura: Lo sé, solo que en este momento no me puedo reír. {Mirando a Tomoyo con una mirada que decía no me preguntes}.

Después del baño y de ayudar a vestir a la princesa, está ya estaba lista para comenzar sus lecciones en la biblioteca del palacio. Sus clases del día de hoy eran Historia; Arte y Matemáticas.

Pasaron dos días antes de que el palacio se trastornara, habían llegaron tres cartas declarando que arribaban ese mismo día, entonces todo el palacio enloqueció. Algunas mucamas estaban terminando de armar las habitaciones de los pronto huéspedes. Las doncellas de la princesa, la vistieron con el último vestido que Tomoyo confecciono; un hermoso traje de seda y otras telas delgadas puesto que era verano, el vestido era de un hermoso verde esmeralda con detalles en color gris, el traje era poco voluminoso y corte imperio, con una pequeña cola, las mangas del vestido apenas le cubría los hombros.

Al medio día todo el palacio esperaba la llegada de los príncipes; a lo lejos se veía un sencillo carruaje negro con la bandera de Gran Bretaña y cinco escoltas, todos supieron quien llegaba en ese momento Eriol Hiragizawa. El carruaje se detuvo, pero los guardias no se bajaron de sus caballos, del carruaje descendieron dos personas que se posicionaron cada uno al lado de la puerta del carro, ayudaron a descender a un joven de unos 16 años, era el príncipe Eriol, Sakura pensó que definitivamente era guapo, tenía el cabello negro azulado, usaba gafas aunque eso no lo hacía menos atractivo, venía con muchos paquetes en sus manos que los jóvenes que se bajaron primero del carruaje trataron de quitarles y el solo negó con la cabeza.

-Fujitaka: Bienvenido príncipe Eriol, que seas bienvenido tú y tus acompañantes, es un placer tenerlos aquí. {En ese instante todos los presentes del palacio realizaron una reverencia}.

-Eriol: El placer es todo mío, su alteza. {Realizando una precaria reverencia junto a comitiva, incluyendo a los guardias que ya estaban en el suelo}.

-Fujitaka: Príncipe Eriol, esta hermosa mujer es mi reina Nadeshiko, {Abrazándola por la cintura, provocando una tierna escena}, Mi heredero Touya {señalando al joven a derecha, izquierda para Eriol}, y la bella muchacha que está al lado de mi esposa es mi hija Sakura.

-Eriol: Es verdaderamente bella, altezas déjenme presentarles a los caballeros que me acompañan, mis cinco guardias, (A medida que los iban nombrando los guardias hacían una extraña reverencia, llevaban su puño derecho a la altura del corazón y bajan sus cabezas), mi escudero Spinel (un chico de unos veinte años, cabello y ojos negro, con una suave sonrisa) y mi paje (ambos realizaron la misma reverencia). Traigo estos presentes para la familia real su alteza, no esperaba que tanta gente nos recibiera. {Viendo la cantidad de gente que estaba presentes}.

-Fujitaka: No era necesario Príncipe Eriol, pero estamos muy agradecidos.

-Eriol: Es solo un detalle. {Mientras va entregando uno a uno los regalos, hasta que llego frente a la princesa}. Bella princesa acepta este humilde presente, {Depositando una gran caja rectangular en sus manos}, espero que los disfruten como yo los he disfrutado.

Esta afirmación intrigo mucho a la princesa.

-Sakura: Muchas gracias su majestad, ¿puedo abrirlo?

-Eriol: Por su puesto, Princesa, son suyos.

-Sakura: {Abriendo la caja de regalo} Son libros, muchas gracias Príncipe Eriol. {Sakura estaba muy feliz con los libros}.

-Eriol: Me alegro que te hayan gustado. {Besando la mano de la chica}.

En ese instante se aprecia la llegada de otro carruaje de color café.

-Fujitaka: Al parecer ya llega el otro príncipe, Príncipe Eriol, me gustaría que tú te quedaras, pero si prefieres ir a descansar con tu gente está bien.

-Eriol: Me quedare aquí alteza, mi gente puede descansar. {Esto no lo tomo muy bien su comitiva, no les gustó la idea de dejar solo a su monarca}.

-Fujitaka: Porque no te quedas con alguien de tu comitiva, para que no se preocupen, los demás Naoko los ayudara a instalarse.

-Eriol: Esta bien, Fred y Spinel pueden quedarse por favor, {Al instante los dos nombrados se posicionaron cada uno al lado del joven}. Por favor los demás vayan a relajarse.

Entre más se acercaba el carruaje, más visible era visible el emblema que portaba, era un sol naciente color amarillo, lo que indicaba que el príncipe Takashi.

El carruaje se detuvo apenas ingreso a la entrada del palacio, y de él descendieron 6 personas; tres hombres con peto de armaduras, dos jóvenes elegantemente vestidos y un chico con un hermoso traje y una corona en su cabeza.

-Fujitaka: Bienvenido seas príncipe Takashi, que todos usted se sientan como en su casa. {Realizando él y todos los del palacio una reverencia}.

-Takashi: Muchas gracias rey Fujitaka, mis amigos y yo agradecemos sus palabras. Les presentare a mis amigos; los tres hombres que ven de armadura son mis guardias. Los otros dos son mis fieles escuderos, {todos los nombrados realizaron una reverencia}.

-Fujitaka: Es un placer señores. Con gusto les presentare a mi familia, Nadeshiko mi reina, Touya mi heredero y Sakura mi princesa. {Todos los nombrados realizados una reverencia}.

-Takashi: Les traje regalos a todos, pero lamentablemente están guardados en mis maletas, lo siento. {Mostrándose un poco avergonzado}.

-Fujitaka: Jaja, no te preocupes por eso, ya habrá tiempo para todo eso. Sin embargo me gustaría que tú y alguien que te acompaña se queden para esperar al último invitado y los demás vayan a descansar.

-Takashi: Me parece bien, Toshi y Naru no están muy cansando ¿verdad?

-Toshi/Naru: No señor. {Inmediatamente estaban al lado de su señor}.

-Fujitaka: Muy bien Rika, por favor ayuda a los caballeros a instalarse en sus habitaciones.

Mientras realizaban las presentaciones entre príncipes, se ve llegar un carro negro con detalles dorados y banderas rojas. Todavía está un poco lejos por lo que la bandera no se lograba apreciar bien. Pero todos sabían que de quien se trataba, el último príncipe que no había llegado, el príncipe Shaoran.

Los príncipes presentes aunque estaban conscientes de que no eran los únicos interesados en la mano de la princesa, nunca pensaron que el rey Fujitaka, los invitaría a los tres en el mismo momento para conocer a la princesa. Para Eriol era interesante ver como resolverían este problema, eran tres príncipes para una SOLA princesa.

El carruaje se detuvo, cinco caballeros con una espada en el cinto rodearon el carruaje, un hombre mayor elegantemente vestido descendió de él ayudando a un joven castaño vestido como el tipo traje de príncipe.

-Fujitaka: Príncipe Shaoran, bienvenido te estábamos esperando. Déjame presentarte a mi familia; Nadeshiko mi bella esposa, Touya mi hijo mayor y mi pequeña Sakura, {a cada nombre se veía un saludo}.

-Shaoran: Gracias majestad {Realizando una reverencia}. Es un placer conocerlos, estos son mis guardias y él es Wei mi consejero, {todos los hombres realizaron una reverencia}.

Apenas Shaoran vio a la princesa no podía dejar de verla, la verdad es que la monarca era verdaderamente bella. El chico trataba de no ver a la castaña, pero le era imposible dejar de observarla. Saludo cordialmente a los otros príncipes, y descubrieron que estaban todos integrados de porque estaban todos citados al mismo tiempo para conocer a la hermosa chica.

-Fujitaka: Bueno ya estamos todos, se preguntaran porque los he citado a todos hoy. La razón es muy sencilla mis jóvenes amigos, cuando los contacte los tres se mostraron interesados en conocer a mi hija, no encontré que fuera justo que yo y mi reina eligiéramos a uno de ustedes para comprometerse con nuestra Sakura.

-Eriol: ¿Entonces cómo será señor?

-Shaoran: No es obvio, la princesa será quien decida, lo que no sé, es como lo hará.

-Fujitaka: Vaya que son listos, como dijo el joven Shaoran será mi hija quien decida, lo que he pensado, es que cada uno pase dos semanas con ella, se conozcan y veremos que sucede luego. Claro si están de acuerdos, al que no le parezca le rugo que se marche, respetaremos su decisión y todo será igual que siempre. ¿Qué deciden?

-Takashi: No entiendo muy bien, pero no viaje dos días con mis hombres para marcharnos media hora después, el reino de Tomoeda se queda.

-Eriol: No me parece mala idea, estoy sorprendido pero me parece lo más justo en este caso. El príncipe de Reino Unido se quedara y participara de esto.

-Shaoran: Siendo sincero, no me gusta la idea de competencia, pero es una buena forma de conocer a la princesa y tal vez conocer a los otros príncipes. El príncipe Shaoran de china se quedara. Lo que me intriga es como resolveremos quien es primero.

-Fujitaka: Sencillo el primero será…

Esta historia continuara... :D nos vemos la próxima semana. Soluna16