Amor a primera mordida 31

Escuchaba voces, primero murmullo, luego susurros, hasta que comencé a comprender claramente, trate de abrir mis ojos, pero no pude, trate de mover mis brazos, pero algo me lo impedían, que estaba pasando, ¿Donde me encontraba? luego una voz familia sonó.

-¡Oye Cálmate, Te harás mas daño del que ya tienes!

-Que sucede Silverglass. Dije un poco asustado.- ¿Porque no puedo ver?

-Solo cálmate un momento y te lo explicare todo, veras hace ya un par de semana que as estado muy grave, pesaba que los médicos unicornios que tenia a disposición no podían hacer nada para salvarte, pero estuviste a muy poco de eso. Y por ahora estas bajo un hechizo sanador, lo cual impide que te muevas y puedas abrir los ojos, a también porque tienes vendado, al igual que tienes enyesado casi todo tu cuerpo, recomendaciones del Doc. Tú sabes.

-¡Valla! y ¿Que sucedió con la pelea?

-Bueno tu amigo ganaste la pelea, sabes eres un loco de mierda, déjame decirte que pagaste un precio alto por usar eso que tu tienes.

-Disculpa, pero ¿te diste cuenta? bueno…no quería morir allí…me arrepentí al ultimo minuto sabes. Solté un pequeño suspiro.

-Pero dime algo Silverglass y no me mientas, ¿Sabias? ¿Que era un Cambiante?

Escuche como soltó un suspiro largo y dijo en un tono un tanto apenado.

-Bueno quizás y siendo sincero…tenia mis sospecha sabes, comencé a sospechar cuando vi como despojaba a sus contrincante de su ``AMOR´´ y tenia que sacar a esos pobre chicos en camilla muy debilitados.

-¿Y porque no lo echaste? ¿O acaso tuviste miedo de él?

-Bueno veras, SH el me propuso un buen negocio, sabes que soy un hombre de negocio y tener la oportunidad de ganar mas bits, para retirarme de esta vida tu sabes.

-Así que fue por ``negocios´´ ¿no?

-No me mal interprete…tu sabes como soy yo.

-Tranquilo…no soy quien para juzgarte Silverglass. Tú me dejaste entrar sabiendo cuales eran mis intenciones, así que solo olvídalo amigo. Bueno Silverglass, ahora dime algo ¿que tan mal estoy justo ahora?

Nuevamente Silverglass respiro pesado y algo triste diciendo.

-Bueno por donde comienzo…según el Doc.; me dijo que tienes varias costillas rotas las cuales se están sanando al igual que tu pulmón derecho perforado por unos de los huesos de la costillas, el...pulmón izquierdo no están tan mal, patas delanteras con múltiples fracturas, una grave quemadura en tu pata trasera derecha, tus ojos presenta una infección desconocida y una fisura en cabeza.

Vaya no podía creer lo que estaba escuchando, prácticamente estaba vivo por muy poco, sin embargo aquí estaba, continuaba con vida por razones que no me explico o tal vez si. Suspire profundo diciéndole a mi amigo.

-Dime una cosa, ¿Como es? , ¿Que no siento mucho dolor? Porque todavía siento muchas molestar en casi todo el cuerpo, pero muy leves.

-Bueno estas bajo un hechizo sanador ¿No?, que a la vez no te permite sentir mucho dolor, me dijo el doctor, ¿pero si no te gusta te lo puedo quitar? . Diciendo eso ultimo con retorica.

Pensé por un momento que debería sentir toda esa agonía de dolor, para no hacerlo de nuevo, ya que la última vez que hice este tipo de estupidez no salí tan grave, como el que me describe Silverglass.

-Si…hazlo Silverglass.

-¡ESTAS LOCO! ¡SOLO ERA UNA BROMA LO QUE TE DIJE!

-No te altere, es para aprender del dolor ya que por otros medios, no creo que lo aprenda, solo hazlo. Dije un tanto confiado, un tanto nervioso, pesando que podía soportar todo el maltrato que me hice.

-Eres un loco de mierda HS, así que trata de no gritar, déjame decirle al Doc.

Pasaron alrededor de un minuto después que escuche una puerta cerrar y logre escuchar un grito a lo lejos diciendo `` ¡QUE NO ERA PARA NADA RECOMENDABLE! ´´. De nuevo escuche la puerta y unos pasos apresurado y murmurando cosas, pude sentir que se detuvo a un lado de donde estaba acostado.

Luego en ese momento sentí, como una especie de energía fue desvaneciéndose, poco a poco, comenzando a sentir con más intensidad los dolores, ardores, las heridas en todos parte de mi cuerpo, hasta el punto que era insoportable, solo por uno segundo pude resistir todo el dolor, en mis patas, cabeza, espalda, pecho, me costaba respirar y me dolía demasiado los ojos, era una tortura sentir todo eso a la vez, no pude soportar mas hasta que comencé a gritar que colocara el hechizo de vuelta, para comenzara a sentir de nuevo el efecto analgésico del hechizo, era un alivio, a pesar que ya tenia el hechizo de nuevo, la sensación de dolor no se iba de mi mente, por todo el trauma estúpido que me había provocado.

-¿Y bien? . Dijo Silverglass con un tono burlón.

-Bueno…no fue tan malo como creía jajaja. Dije riendo, no quería que se diera de cuenta lo horrible y traumático que fue para mí.

-Bastardo loco, jajaja. Rio también Silverglass.

Después de dejar de reír, hubo unos segundos de silencio y Silverglass comenzó hablar.

-Bueno…creo que te dejare descansar, tengo que ir a atender el negocio.

-Si…y gracias por todo esto, se que esto te debe costar una fortuna.

-Por los bits…naa, no te preocupes, eso esta resuelto, digamos que todo fue muy lucrativo para ambos, de paso que gracias a tu combate, alguien importante digamos me debe favores.

-¿Quién es?

-Lo siento, por ahora no te lo puedo decir.

-Bueno… ¿Silverglass amigo? , ¿Dónde me encuentro?

-Bueno amigo estas en tu casa, todo este asunto es privado y todo lo que entran a ver ese espectáculo son gente discreta, además ni loco te llevaría a un hospital, seria investigado de inmediato, sabes que todo este asunto de las batallas están totalmente prohíbo, además te dije que tenia buenos doctores y para ti te atiende unos de los mejores que puedo pagar, también son discretos.

-Esto me da algo de vergüenza Silverglass, pero gracias por traerme de vuelta con vida a mi hogar.

-De nada tonto, espero que sanes rápido.

-Sip. De nuevo muchas gracias, no se como podría pagarte este tipo de trato.

-Como ya te dije, esto esta todo arreglado, así que no te preocupes mas, si acaso te preguntas cuanto tardara en sanar, el hechizo de sanación se tardara un par de semanas más, una semana para sanarte todos los huesos rotos que tengas y una semana mas para que sanes los órganos que tengas estropeados, aunque es preferible una semana mas para que este a toda tu capacidad, solo por si las dudas tu sabes.

-Si, te entiendo amigo, yo creo que ese tiempo extra seria buena idea. Hm, ¿hay algo mas que tengas que decirme?

-Bueno… si, mis "amigos" dicen por hay, que una pony te anda buscando desde hace una semana

¿Una pony? ¿Quién podría ser? No creo que esa pony valla a desafiar las ordenes de su mentora, me molesta el hecho que a pesar que tuvimos de nuevo juntos ella halla optado por seguir a ella en vez de su corazón, me molesta al recordarlo y a la vez mi pecho siente esa presión de nuevo, no quiero eso, no ahora prefiero que no sepa donde vivo.

-Y por decir tus "amigos" son algún tipo de informante ¿no? No importa, pero bueno Silverglass y ¿Como es ella?

-Bueno me dijeron que es una rubia y anda usando un sombrero de vaquero, de pelaje naranja

¿Es applejack? Pero…pero que hace ella buscando, es extraño, sin embargo me gustaría verla de nuevo escucharla al menos, pero en esta condiciones no creo que podría…

-La conoces ¿cierto? Acoso fue ¿ella? , la que te hizo hacer esta locura ¿eh? Porque si es así, hare que se valla por donde vino de no muy buena manera.

Respire profundo pensado, que opción tenia quería estar cerca de ella, fue y es alguien importante para mi, me escucho y me consoló, además que cuido por mi en esos días duros.

-Espera Silverglass…no es ella por favor no le hagas daño

-¿Estas seguro? No te creo tonto

-Te lo aseguro Silverglass, podrías…

-¡Si ya se! Contactare con ella, para que venga, ya que as despertado así alguien cuidara de ti y que mejor que una "amiga".

Eso me dio un poco de vergüenza, no pude evitar sentir un ardor en mis mejillas y que mi corazón se acelerara un poco.

-¡JE! Pillo, ya vi ese sonrojo, está bien la buscare para darle la dirección de tu casa, ¿te parece bien?

-Si y gracias de nuevo Silverglass

-No hay porque campeón, bueno me pondré en marcha para hacer que llegue esta misma noche, si es posible, no quiero que siga alojándose en moteles baratuchos si es una buena "amiga" tuya, además algo me dice que ya esta quedando corta de bits

-¿Tan informado estas de su situación? Valla creo que voy a comenzar a dudar de ti y voy a comenzar a pensar que también me estabas vigilando

-Eh…solo la primera semana desde que llegaste, lo juro solo te vigilaba porque te veías muy decaído.

-Silverglass eres un….mal…., bueno ya no importa, gracias por eso también

-Bueno ya esta bien de toda la charla, es hora que descanse, nos veremos campeón

-Si hasta pronto amigo

Tan pronto como se fue Silverglass, me invadió todas clases de sentimientos y de culpa como podría mostrarme a ella así, en este estado tan deprimente, no me gustaría que ella se sintiera muy triste después que me ayudo tanto a superar un poco la ruptura con twilight. Es mejor que descanse por ahora mas tarde podre escucharla y tal vez me sermone sobre mi estado.

(Punto de vista de Applejack)

Eran cerca del medio día y al parecer nadie conoce a Scrollhammer, esto es extraño, algunos ponys que le eh preguntado solo dicen que jamás han escuchado de el y otros simplemente desvían la mirada poniéndose nervioso, que hare solo me queda unos cuantos bits para darme por vencida y regresar con el rabo entre las patas, que pasa Aj tu misma declaraste una guerra a twilight pensado que ganarías, sin importar o no romper su amistad definitivamente, pero tenia que ser honesta con ella no quería que pensara que simplemente estaba envidiosa por tener la atención de él. Bueno este es el ultimo bar que preguntare por el, si no tendré que plantear mejor que hare ya que no me queda muchos bits.

Entrando al lugar vi algunos sementales de aspecto no tan, amable, me miraban con cara de pocos amigos, no había muchos en el lugar eh imaginando por su aspecto que en este lugar no servían cerveza de raíz, a pesar que tenia algunas mesas con bonitos diseños algunos retrato del mismo sujeto con otros ponys, todo estaba decorado con bonitos tapices no parecía ser un bar de mala muerte, así que me dirigí a la barra para preguntarle al cantinero si conoce Scrollhammer el fabricante de vinos.

Aclare mi garganta y dije.

-Disculpe…señor cantinero.- este al escuchar mi voz dejo lo que estaba haciendo y voltio diciendo.

-Si dig... ¡OHHH valla! miren a quien tenemos aquí, al parecer no tendré que mandarte a buscar. – Dijo con una expresión sorprendida y alegre.

-Disculpe. -Me pareció extraño con la familiaridad que este sujeto me estaba respondiendo. –Disculpe de nuevo, ¿acaso lo conozco?

-¡Oh perdone! por ser tan informal digamos y faltarle el respecto, no era mi intención, pero digamos que si la conozco un poco, bueno al menos se cual es su nombre señorita Applejack, es un placer conocerla.

-¿Ehhh? - Como este sujeto savia mi nombre todo esto me da mala espina, de pronto el sujeto hizo una señal con su cabeza y los sujetos con cara de poco amigo salieron y se escucho como la puerta hacia un sonido de haber sido cerrada, esto me puso en estado de alerta con algo de miedo.

-¡Oiga usted!...

-¡Ahh! No se preocupe por ellos, son los guardianes de este establecimiento, no quiero ser interrumpido por nadie.- De pronto saco detrás de la barra sirviendo un par de copas de vino, lo cual me pareció muy extraño.

-Tenga esto va por la casa, creo que reconocerá su sabor. –Dijo guiñándome su ojo izquierdo.

No sabia que hacer, mi instinto decía que debía golpearlo y escapar por la parte trasera del lugar ya que afuera me esperarían los guardaespaldas si me atreviese a correr por la puerta por donde entre, al mirarlo con cierta desconfianza el sujeto me miro extrañado y dijo.

-¿Hmm? Tal vez desconfía de mi por la bebida que le estoy ofreciendo, pero le aseguro que tenemos un amigo en común

Al decir eso, me sorprendió al decir un amigo, el único amigo que tenía, bueno quería que fuéramos más que amigo pero sin duda era el y al parecer, él tenia la respuesta que estaba buscando. Así que sin pensarlo mucho levante la copa de vino y probé su sabor, era dulce con muy poco alcohol solo para que calentara la garganta al tragarla, esta bebida sin lugar a duda es la que Scrollhammer prepara, no pude contener mis lagrimas de felicidad, porque al fin podría dar con su paradero, tome toda el contenido de la copa.

-Me alegra que le gustara, bien señorita Apple, pero tengo que confesarle algo nuestro amigo en común

La expresión en su rostro, no seria algo bueno lo cual me alarmo y le pregunte rápidamente.

-Acaso él esta…

-¡Oh no! Pero por poco déjeme decirle, pero primero venga sentémonos para hablar cómodamente.

Fue un alivio sin embargo el dijo por poco, entonces él esta mal herido de nuevo, algo estrujo mi corazón al saber que el de nuevo estaba sufriendo, el sujeto que me había ofrecido la copa salió de detrás de la barra para invitarme a sentarme en una pequeña mesa finamente tallada con relieves de animales, consigo trajo la botella de vino y las copas, luego de sentarnos lleno mi copa de nuevo, aclaro su garganta y dijo.

-Bueno déjeme empezar por decir mi nombre, es un gusto de nuevo mi nombre es Silverglass soy amigo íntimos de Scrollhammer el fabricante de este delicioso vino, de hecho este fino licor es solo para mi deguste no se vende al publico aquí, ya que el tiene también un establecimiento donde sirve solo deliciosos vino.

Al fin conocí a alguien que supiera de él.

-Es bueno conocer a algún amigo y mejor que lo conoce bien.

-Bueno tan bien que digamos, no tanto como debería pero, si conozco algunas cosas de él, que no le gustaría que nadie se enterara.

-¿Como cuales cosa?

-Bueno...por donde comenzar. – Decía mientras tomaba todo el contenido de la copa de vino y su rostro cambio de semblante a uno triste y pensativo.

-Sabe me gustaría saber mas de él, no se si tu podrías decirme algo...

Su mirada se fijo en mí por un momento, para luego mirar la botella de vino tomándola entre su casco vertiendo su contenido a la copa, para tomar un pequeño sorbo rápido luego suspiro pesado y dijo.

-Bueno lo que puedo contar de él, es algo triste por así decirlo, digamos que este lugar no es mi única entrada de ingresos, no me juzgue señorita Apple aunque lo que le voy a contar a continuación la podría en peligro de ser arrestada por saber lo que le voy contar, sin embargo sabes lo ¿que es un ring de pelea cierto?

-Si claro que lo se, pero no entiendo el porque podría ser arrestada por eso.

-Bueno digamos que yo manejo uno clandestino.

-¡Por Celestia! . – dije sorprendida

-La cuestión es que, los competidores entran sin importar, si son ponys unicornios, pegasos o terrestre, todo ellos entran al ring para luchar sin importar si mueren o salen muy mal herido, pero este tiene su recompensa.

-¿Bits?

-Exacto, pero las peleas son desiguales, se les deja usar armas y armaduras.

-Pero que tiene que ver él, en todo eso

-Bueno hay donde quiero llegar, a el lo conocí una noche en que entro por esa puerta con su corazón roto, quería beber hasta olvidar todo, sentí un poco de lastima por el chico y lo acompañe un poco, me hablo de un amor que lo hirió mucho, lo utilizo y a la final le rompió el corazón de una manera tan despreciable llevándose una buena suma de bits con ella, la cual era para pagar una deuda de su establecimiento, yo le pregunte que tipo de establecimiento tenia, el me respondió de vinos, el cual se estaba labrando una reputación hasta que ese amor destruyo también eso.

No podía creer lo que el señor Silverglass me estaba contando algo mas que me había contado Scrollhammer, en su casa haya en ponyville, sin embargo todavía no podía entender que tenia que ver el con las peleas.

-Sigo sin entender mucho

-Bueno señorita Apple, la deuda que tenia fue culpa de ella al parecer lo utilizo para quitarle dinero y el tonto enamoradizo hipoteco su establecimiento con tal de ayudar a esa miserable, mientras ella lo engañaba con otro y bueno el contándome todo eso me dio mucha pena, ya que solo le quedaba esa herencia de sus padres muerto y no quería perderla por mas que lo hubiesen engañado con otro, haría lo que fuera por tener el dinero para pagar la deuda.

-Ok, creo que ya voy entendiendo, donde va todo esto

-Bueno señorita Apple déjeme continuar, creo que debería escuchar toda la historia

-Si quiero saber todo los detalles, por mas duro y triste que sea

-Bueno al escuchar sobre su deuda se me ocurrió la mala idea, de las peleas yo era uno de los patrocinadores digamos, el acepto casi de inmediato con una furia en sus ojos, así que comenzó luchando, uno tras otro iba derrotando a sus contrincantes, le había dicho que entre mas alto se posicionara en los puesto de un ranking que se llevaba iba a ganar mas bits.

-Y usted también ganaba ¿cierto?

-Bueno si, pero no sabia que no le importaría hacerse tanto daño ya que el mismo se sanaba casi de inmediato con sus hechizos

-Pero porque no lo detuvo

-No crea que no lo intente, señorita Apple, pero el estaba tan decidido, era tan testarudo como si quisiera olvidar a esa, cuyo corazón le rompió

-Ya veo al parecer a ese tonto quería arrancarse la tristeza como fuera

-Si, déjeme continuar, este punto de la historia es algo que debe saber

Dijo en tono muy serio, tomo un sorbo de su copa y continúo

-Bueno como ya decía, el iba llegando al tope de ese ranking el primero de ese ranking era un unicornio muy fuerte, el lo sabia muy y me dijo que usaría eso, eso era un libro de hechizo de magia oscura muy poderosa que consiguió en las cosas del establecimiento que había heredado, no sabia como o el porque estaba allí pero ya le había dado una hojeada implicaba sacarle todo el potencia al sufrimiento y el odio, algo se alimentaria de eso dándole mucho poder sin embargo el hechizo no estaba completo, según me dijo, pero con lo que había allí era mas que suficiente

No puede ser, no sabia que ese tonto llegaría a tanto por eso, no pude evitar tomarme de nuevo todo el contenido de la copa para calmar mis nervios.

-¿Le sirvo mas?

Solo asentí con mi cabeza

-Bueno...el punto clave de esta parte de la historia que al momento de enfrentarse al campeón del lugar, fue una pelea de lo mas reñida y el todavía no usaba lo que debería usar, pero todo cambio de un momento a otro cuando su contrincante lo tenia contra la lona, así que uso ese hechizo oscuro y su cuerpo se cubrió de un aura y sus ojos salía un fulgor que daba miedo yo quede impactado sabiendo lo que sucedía su contrincante no se inmuto sobre el cambio drástico que le ocurría a Scrollhammer, el error fue que se mofo de Scrollhammer y cargo contra él, así que el resultado de todo eso fue, que casi destruye todo el lugar, ¿había protección mágica? si lo había, pero no se esperara que una cantidad de magia tan exagerada casi comparable a una de las princesa seria liberada, algunos ponys espectadores salieron herido, casi mata a su contrincante, lo dejo en muy mal estado, tanto que rompió su cuerno y el por otro lado esa energía comenzó a quemarlo los gritos de dolor era aterradores, sin embargo el grito que era el vencedor antes de desplomarse, todo el mundo quedo impactado.

-A la final porque me cuenta todo esto señor Silverglass

Con una tristeza evidente en su rostro dijo suspirando pesadamente

-El...volvió hacerlo

-¡¿PERO QUE CORRALES ME ESTAS DICIENDO, COMO ES POSIBLE QUE HALLA PERMITIDO QUE ENTRARA DE NUEVO?!

-No lo se Señorita, no lo se... el simplemente volvió con esa mirada triste en sus ojos y no pude evitar sentir pena por el de nuevo, además el me soborno con este delicioso y fino vino que no pude negármele y cada trago que tomo me sabe muy amargo por la culpa de eso

Como era posible que esta pony sentado frente a mi halla permitido eso, que clase de amigo es este, estoy muy enojada, como es que ese tonto se puede hacer tanto daño, para olvidar algo tan...doloroso, respire profundo para calmar mi rabia y le pregunte.

-Entonces él, ¿esta bien? ¿Dónde se encuentra ahora?

-Si...él esta bien, mejor que la ultima vez, el se encuentra en su casa que es el establecimiento donde vende sus vinos

-Pues vamos de inmediato, quiero verlo

-Ok la llevare enseguida, no esta muy lejos de aquí

Al salir de su bar ya estaba anocheciendo se podía ver el cielo con sus tonos naranja claro y azules traslucido, pronto la princesa luna levantaría la luna para ver las hermosas estrellas que cada noche adorna el cielo nocturno, caminamos alrededor de una media hora, el señalo con su casco un establecimiento que tenia mas parecido a una casa común de dos pisos, que alguna especie de bar de pomposidad, según describió el señor Silverglass, era realmente diferente al bar de su amigo Silverglass, el señor Silverglass se acerco a la puerta toco una vez y grito.

-Doc. Soy yo ábreme

Luego de unos minutos la puerta se abrió, mostrando a un doctor con gafas caída y un semblante cansado, un doctor llamado Doc. Que cosa mas rara, estaba oscuro el lugar, solo una vela iluminaba pobremente el lugar dejando ver una escalera, Silverglass hizo una señal para que lo siguiera, al llegar arriba no detuvimos en la primera puerta y me pregunto susurrando.

-¿Esta segura de querer verlo en el estado que se encuentra?

-¡NO! Pero ya que estoy aquí y no hay marcha atrás después de lo que hice, por reclamar a su derecho de querer estar a su lado, que de seguro me pasaran mas adelante en la vida

-Bueno ve, yo no entrare para molestarlos, no me concierne sus asuntos sentimentales ya, los dejare a solas para que charlen con tranquilidad, le diré al doctor que se marche por hoy para que pueda descansar

-Bien, de verdad te agradezco mucho toda la ayuda que le as dado y por también te agradezco por traerme para verlo

-Bien...no es nada...después de todo somos amigos y el chico me importa, nos veremos mañana

-Si hasta luego

El señor Silverglass se despidió con un semblante mas tranquilo, al parecer se había quitado un gran peso de encima, coloque mi casco derecho en mi pecho y respire profundo varias veces, tenia que calmar mi nerviosismo por querer verle y tenia que prepárame mentalmente para lo que pudiera ver, gire la manilla lentamente al entrar por la puerta no espera ver lo en ese estado tan...tan lamentable, no pude evitar sentir un terrible dolor en mi pecho como si hubiese estrujado mi corazón, tome mi sobrero y lo puse en mi pecho era muy doloroso verlo, a pesar que lo veía no podía creerlo, mordí el borde de mi sombrero para resistir mis ganas de llorar, pero era en vano mis lagrimas brotaron de mis ojos como una fuente, tenia que resistir, tenia que ser fuerte, pero, es tan doloroso verlo con todas esas vendas que cubría la mayoría de su cuerpo, hasta sus ojos estaban vendado de nuevo, algo dentro de mi se iba a romper por verlo así, escuche un quejido de su parte y hablo forzadamente.

-H-hola...hay, al...guie, ¿allí?

Mi control se fue al demonio, no podía resistir y mis fuerzas se esfumaron, rápidamente me puse a un costado de su cama y lo abrace suavemente, sentí un pequeño sobresalto de su parte, sin embargo no pude evitar querer sentirlo que me sienta, mis lagrimas salieran sin control, ahogue mi llanto tanto como pude para no preocuparlo, habiendo unos segundos de silencio cuando el respondió tristemente.

-Lo siento, Applejack