HOLA...ESTA ES MI SEGUNDA HISTORIA DE THE VAMPIRE DIARIES, ESTA BASADA EN EL CAPÍTULO 16 DE LA CUARTA TEMPORADA. "BRING IT ON"... NO SERA MUY LARGO, O ESO CREO...ESPERO QUE LES GUSTE... ESTE CAPI ES MUY CORTO PORQUE ES COMO IMAGINO QUE TODO COMIENZA... NOTARÁN QUE HAY COSAS IGUALES AL CAPITULO DE LA SERIE, NO SE ASUSTEN, CAMBIARE EL RUMBO DE LA HISTORIA...

ESTA HISTORIA NO ES PARA LAS DELENAS... LO SIENTO... PERO REALMENTE AMO A STEFAN... AUNQUE TENGO UNA HISTORIA PENSADA PARA LAS DELENAS Y LEXTEFANS ( LEXI/STEFAN)

SIN MAS...ESPERO QUE LES GUSTE!:) Y ESPERO SUS REVIEWS...


I DON´T CARE


¿Qué tanto no le importa a Elena?

¿Qué tan apagada está su humanidad?

¿Y si ve a Caroline riendo y disfrutando de una fiesta organizada por ella, pero bromeando con Stefan?

¿No era que no sentía nada? ¿Qué es eso que se revuelve en su interior cuando ve a Caroline cerca de Stefan?

¿Y Klauss? ¿Le importa que su doble ganger esté apagando su humanidad y arrasando el pueblo? ¿O es que le importa más que Stefan presenta una amenaza contra sus "avances" con Caroline?

….

-No lo ves Caroline!-exclamó la morena riendo y elevando sus brazos sobre su cabeza mientras movía sus caderas al son de la música.- No- me – importa

Caroline miraba furibunda a su mejor amiga. ¿Desde cuando se había convertido en una completa perra sin sentimientos? Maldita sea la hora en que Damon se enamoro de ella. Estúpido vinculo, estúpido vampiro y hasta Klauss tenía la culpa por simplemente dejar que todo ocurra.

Maldita sea la hora en que Elena tenía razón, ha tenido pensamientos sucios acerca de Klauss y e que no puede evitarlo, hay algo en ese híbrido que la mueve, la conquista con una pequeña sonrisa, o con ese "te reto a conocerme" que le lanzo una vez o ese guiño inconsciente que hace con los ojos. Dios! Sacudió su cabeza. Esto no era acerca de sus posibles sentimientos por Klauss sino por devolverle su humanidad a Elena.

Pero todo se confundía, Stefan mirando melancólicamente a una Elena que bailaba y bebía sobre una mesa. Stefan esa alma tan pura y tan marcada.

Mientras reía y bromeaba con el chico que tras todos los sucesos se ha convertido en su salva vidas, en su mejor amigo, en su hombro para llorar, ese chico por el cual ella se había convertido en una mejor persona. Realmente le dolía ver a Stefan sufrir por la perra que era Elena ahora.

-Miren quien decidió unirse a la fiesta- Elena hizo su acto de aparición.

¿Qué hacía ella? ¿Porqué de repente le molestó ver a Stefan y a Caroline juntos?

Caroline no soportó más a la perra sin emociones y tomó a Elena del brazo, haciendo acopio de toda su fuerza para sacarla de esa estúpida fiesta que había organizado.

-No porque estés en una mala racha significa que debas arrastrarnos a todos a ella. Dios Elena, esta no eres tu. Regresa.!-Caroline como siempre siendo tan sincera que dolía.

-No me importa- Caroline no lo resistió y abofeteó a Elena. No me importa, no me importa, ella le iba a dar algo que le importara.

-Si te importa que sonría con Stefan, te importa que baile con él, que ría con él. Te importa que Stefan sea feliz sin ti. Porque dentro de ti sabes que a quien amas es a Stefan no a un maldito vínculo de sangre que te dice que hacer y que no. Demonios Elena. Se supone que la voz de la razón eres tú- Elena tenía los ojos inundados. ¿La había golpeado?

-No es fácil. Perder a tus padres, luego enterarte que eres adoptada y que tu madre muera y tu padre haya sido un imbécil, que tu tía sea asesinada y tu hermano también. No es fácil ser la única persona en la que puedes confiar. No es fácil maldita sea. Tu deberías saberlo. La chica perfecta. Caroline, Miss Mistic Falls, la que tiene a dos híbridos a sus pies, al pueblo a sus pies, la que no mata ni una mosca. Pensé que lo entenderías.- Caroline solo la veía sorprendida.

-Si te importa-murmuró sorprendida.

-No! No me importa! Solo tengo esos recuerdos, y recuerdos de sentimientos! Pero no siento nada!-exclamó sonriendo triunfante.

Caroline la abofeteó de nuevo

-¿Por qué demonios me pegas?

-Porque quiero a la vieja Elena. La que dormía en mi casa, la que era porrista conmigo, la que era novia de Matt, quiero a la Elena antes de los vampiros. Quiero a mi mejor amiga de vuelta. Quiero que aún siendo vampiro puedas regresar.-Murmuró triste.-Yo vi a mi padre morir, mi madre me quería matar y casi la mato una vez. ¿Crees que es fácil? Mi novio huyó, y si siento que estoy enamorada de un híbrido. Y maté al chico que le gustaba a mi mejor amiga. ¿Puedo vivir con eso? No. Y me arrepiento cada día. Y no me ves apagando mi interruptor de humanidad…

-No diría eso si fuera tu rubiecita- toda la ira bullía en el interior de Caroline.

Y no lo pensó dos veces, se lanzó sobre Damon y rompió su cuello, eso lo mantendría fuera de guardia y callado, lo prefería con una estaca, pero entonces Stefan, y la misma Elena se molestarían con ella.

Elena veía a Caroline aburrida, como si supiera todo lo que decía, y allí Caroline recordó que Stefan le había dicho que no se rendirían. Y tenía un plan. Si tenía que hacer que Elena volviera, podría ser capas de todo. Hasta de pedirle ayuda a Klauss contra todo orgullo y toda dignidad.

Le demostraría a Elena que si le importaba.