holaaa! este es el epílogo del fic. si, llego a su fin, pero creo que hare uno que otro outtake! lamento la demora, este capi lo tenia listo ayer pero llegue tan cansada de la uni que lo que hice fue echarme a dormir jaja...

ESPERO QUE LES GUSTE Y MIL GRACIAS POR LOS FAVORITOS Y LOS REVIEWS!:):)


I don't care


"I don't care, i love it"


Epílogo: finally together.

A un año de la boda, a un año de que todos los tortolos enamorados se confesaran, esperaban a una peculiar pareja que también había pasado las de Caín para poder estar juntos. Nada más y nada menos que Elijah y Hayley, a pesar de que la última tenía a una pequeña y hermosa niña por la que cuidar sabía que nunca había querido tanto a alguien, siempre era sexo ocasional, siempre era algo sin compromiso, pero por primera vez en su vida necesitaba de algo permanente, y ese algo era Elijah.

Así que entre cuidar de Cloe, controlar los impulsos de papá sobreprotector de Klauss, las constantes peleas entre Caroline y él por este mismo tema, y dormir mientras la bebé dormía, se puede decir que no ha podido tener mucho tiempo para ella.

Tenía que hacer algo al respecto...pero Elijah tenía otros planes. Lo que él quería era lo que todos los hombres enamorados querían: tener la oportunidad de estar con aquella mujer que amaba. Porque Elijah Mikaelson amaba a Hayley y no había nada ni nadie que pudiera disuadirlo de lo contrario. Así que escuchando de lejos que la loba se estaba arreglando para dar un paseo aprovechando que Klauss estaba con la niña, tomó la decisión que podría hacerlo el hombre más feliz del mundo o por el contrario, el más desdichado. Esperó pacientemente a que se terminara de arreglar, cuando la escuchó bajar las escaleras la interceptó.

Hayley sonrió al verlo. Él amaba la sonrisa que se extendía por su rostro cuando cruzaban las miradas. En reusmen él la amaba y estaba dispuesto a todo por ella, si eso era lo que ella quería, porque su madre le habia enseñado que a una mujer se le conquista si quiere ser conquistada, y se le deja tranquila si ella quiere que se le deje tranquila.

-¿Te importa si me uno a tu paseo matutino?-Elijah nunca perdería esa elegancia que lo caracterizaba. Como siempre vestía un impecable traje de corbata. Oh, las diferencias que había entre él y todos sus hermanos. Mientras uno es un resentido con problemas de infancia, el otro era un niño que no conrtaba el cordon ubilical con su madre (lo que trajo nefastas consecuencias), el otro, bueno el otro estaba completamente fuera de sí, y Rebekah era la que sufría las disputas de Elijah y Klauss. Que disfuncional familia. Familia de la que ella ahora formaba parte.

Hayley sonrió- por supuesto que no me importa-dicho esto saieron juntos de la casa rumbo al parque.

El paseo pasó casi en silencio. Él, buscando las palabras para expresar sus sentimientos, y ella disfrutando de la tranquilidad de New Oreleans por primera vez en mucho tiempo.

….

….

….

Ya casi era hora de regresar a casa, pero Elijah no quería regresar sin haber confesado, así que aprovechó ese momento. Era ahora o nunca.

-Hayley, hay algo que quiero decirte-ella detuvo sus pasos cuando él lo hizo.

-Claro

-El último año han pasado muchas cosas, Elena se casó, Damon huyó, mi hermano y tu tuvieron a Cloe, Rebekah y Matt también decidieron estar juntos, y aquí estoy yo pensando en lo que quiero y con quien lo quiero, y es a ti, lo quiero contigo.-Bueno, él había planeado esto de otra manera, un poco más elegnte, más respetuoso pero en estos momentos cualquier cosa funcionaba.

-¿Qué estas diciendo?-se negaba a dejarse sentir esperanzas.

Elijah suspiró y se acercó lo más que pudo a Hayley.-Estoy diciendo que estoy enamorado de ti, desde hace muchísimo tiempo. Eres fuerte pero eres delicada al mismo tiempo. Eres sincera pero saber guardar un secreto, eres lo que me ha mantenido cuerdo durante las peleas de mis hermanos. Eres tú a quien necesito y quiero a mi lado. Si estuvieramos en alguna otra época me aseguraría de cortejartey conquistarte, de llevarte a tomar té y ser todo un caballero.

Hayley lo vio sorprendida. ¿Cuántas veces ella misma no habia pensado en estar con él? ¿Cuántas veces se preguntaba si cuando la defendía antes de que Cloe naciera lo hacía por ella o por su hermano? ¿Cuántas veces soñanaba con decirle lo mismo que él le estaba diciendo?.

Poco a poco dejó que los músculos de su cara se extendieran en una sonrisa.-¿Estás diciendome que...me amas?

-Si-respondió sin dejar transcurrir un minuto.

Ella acortó la distancia que los separaba y rozó sus labios con los de ella, él cerró los ojos dejandose llevar, ella sonrió divertida y en otro momento lo hubiera dejado con las ganas, pero no ahora que lo que quería era jamás despegar sus labios de los de él.-yo también te amo-susurró aún sobre sus labios. Elijah abrió los ojos el tiempo suficiente para verla sonreír. Él sonrió también y terminó de besar sus labios.

Se amaban. La dicha más grande del mundo. Hayley habia terminado haciéndolo el hombre más feliz del mundo.

Ella tenía unos cuantos esqueletos en el armario, empezando por Tyler y Klauss, pero él no se quedaba atrás. Él tenía a Celest y a Katherine, vaya par de esqueletos. Por lo menos Klauss se había intentado reivindicar.

Así pasaron la tarde, dieron unas vueltas más por el parque disfrutando del relajante y pacífico atardecer en New Orleans. Conversaron sobre lo que querían a futuro, sobre su niñez (Hayley disfrutando de sus burlas hacia la edad de Elijah), pero se abstuvo de decirle que técnicamente estaba siendo un asalta cunas, no sabia que tan bien se tomaría esa broma. Así, con su brazo entrelazado con el de él (hay ciertas costumbres que no se pierden) caminaron de vuelta a la casa.

Hayley suspiró al oir a Rebekah dentro de la casa, solo esperaba que Klauss fuera lo suficietemente paciente como para no empezar una pelea con su hermana. Ella estaba de muy buen humor, y no quería que se lo arruinaran las diarias disputas de los hermanos Mikaelson.

-Klaus, Rebekah-saludó Elijah. Hayley amaba su formalidad, pero a veces le estresaba un poco, aunque Rebekah y Klauss a veces se comportaban de la misma manera.

Rebekah se giró haciendo notar que estaba sosteniendo a su sobrina entre sus brazos. Les sonrió a los recién llegados mientras continuaba haciéndole morisquetas a su sobrina. Matt, sin embargo era un libro abierto, le encantaban los niños y adoraba a Cloe a pesar de que no entendía aún su naturaleza, pero justo hoy tenía una mueca de disgusto en su rostro, y sus ojos azules estaban serios, algo que en el último año no era muy visto.

-¿Matt?- todos los presentes se volvieron hacia él.

-¿Si?-era pésimo intentando fingir que todo estaba bien.

-Escúpelo-Matt suspiró. Rebekah lo miraba sin entender ¿en serio le había escondido algo? Klauss estaba solo, lo que era aún más extraño, ya que si con su hija era sobreprotector con Caroline podría hasta ponerle guardaespaldas (salir con el tipo que solía ser el malo de la película y tiene más enemigos que amigos podría traer ciertas consecuencias). De modo que la ausencia de Caroline sumada a la seriedad de Matt dejaba en evidencia que algo estaba pasando en Mistic Falls que los tenía con la cabeza en otro lugar.

-Tyler mordió a Nadia-Todos seguían sin entender.-Si, Tyler regresó a Mistic Falls luego de que Caroline lo botara-miró de reojo a Klauss.-Así que Nadia intentó atacar a Caroline y Tyler se enzarzó en una pelea con ella, y la mordió.- Hayley tomó a su hija en brazos, de los presentes ella era la que más calmada estaba.

Klauss veía todo rojo. No daría su sangre para salvar a alguien que quería herir a alguien que es importante para él, no lo permitiría. La ausencia de Carolien no ayudaba mucho en estos momentos. Ella aparentemente estaba en Mistic Falls visitando a Elena y a Bonnie, por más que Klauss quisiera qu ella se quedara para siempre en New Orleans, ella tenía parte de su vida allá así como él tenía su vida aquí. Sin embargo y a pesar de la furia, pudo hacer acopio de su autocontrol y mantenerse lo suficientemente calmado como para escuchar el resto de la historia.

-Nadia murió esta mañana, como es de esperarse Katherine no está en su mejor momento.-Bueno, era su hija después de todo y aunque no fuera la mejor madre, intentó serlo el tiempo que pudo.

Todos se quedaron mudos, Hayley dejó la habitación para dejarlos lidiar con la muerte de alguien y para poder acostar a Cloe en su habitación. La niña tenia un parecido increíble con Klauss, la forma de su sonrisa, el color de los ojos y por ahora en el color de cabello, sin embargo y gracias a todo lo divino, el carácter era el de Hayley, manso pero rígido e inamovible.

Hayley entró en la cocina y vio a los tres hermanos insertos en una discusión (por primera vez civilizada) sobre lo que deberían hacer.

Al final decidieron que irian unos días a presentar los respetos que no le tenían a Katherine y por visitar su antiguo hogar.

Otro año había pasado. Caroline y Klauss formalizaron su relación y se casaron a los tres meses de la muerte de Nadia. Matt y Rebekah se habian decdido por formalizar su relación y un mes despues de la boda de Klauss con Caroline también se casaron.

Elijah y Hayley aún estaban en proceso de entender hacia donde iba su relación, pero estaban claros con lo que querían y era al uno al otro, más que a nada.

Elena y Stefan seguían viajando por el mundo viviendo felices después de haber pasado por todo lo que habian pasado.

Damon seguía deprimido vagando por el mundo, a lo mejor tenia que pasar mucho tiempo para que superara la decepción y el desamor, a lo mejor no faltaba tanto, de cualquier manera, prefería estar solo por un tiempo antes de volver.

Bonnie y Jeremy seguían juntos, aunque habian decidido tomarse las cosas con calma. Siendo Bonnie el ancla entre el más acá y el más allá, decidió que quería estar completamente segura de que lo que quería era pasar el resto de su vida con Jeremy. Y Jeremy quería superar sus traumas de morir y regresar, de ser un cazador, de dejar de serlo, en fin, habian pasado tantas cosas que quería un poco de paz antes de lanzarse a algo más tiempo.

Tiempo al tiempo.

Quien diría que toda la felicidad de todos, empezó con la maldita frase que puso de cabeza a todo el mundo. "No me importa".

Cuando no te importa nada, puedes hacer lo que quieras, no hay sentimientos, no hay amor, no hay alegría, no hay dolor ni remordimiento, parece casi ideal hasta que notas que aquellas personas a las que amas parecen más felices que tu. Así que comienzas a cansarte de ese vacío, de ese sinsentido en la vida y comienzas a dejarte guiar inconscientemente hacia aquello que te asegurará que serás tan feliz como aquellos que te rodean.

Cuando las cosas comienzan a importar, hay dolor, hay amor, hay desdicha, hay llanto, hay rabia, hay risas, hay muchas cosas buenas, muchas cosas malas, pero esa es la ciencia del individuo. Conseguir un equilibrio.

Al final, las cosas si importarán.


¿QUE TAL? este es el final de un fic, me salio mas largo de lo que esperaba (CULPA DE THE ORIGINALS...alguien la ve?)

espero que les haya gustado, ya saben dejen un review!:)

Paty4Hale

11/03/14