Hola chicos finalmente pude actualizar, espero que les guste el capítulo de hoy y quiero manda un saludo muy grande a Artist87, MasterKiro81, Inesu-chan por seguir esta historia, y a cualquiera que haya firmado la petición para una segunda temporada de Combo Niños, y si no el link sigue estando en mi perfil.

Bueno ya no los aburro más, disfruten el capítulo:

Viernes, en los vestidores de los chicos en la escuela de Novanizza:

-¡Demonios! ¡Demonios! ¿¡Como pude olvidarlo!?-Paco se llevó las dos manos a la cabeza y casi se arranca el cabello.

-Quizá porque eres descuidado, olvidas las cosas fácilmente-contesto Serio, ambos estaban saliendo de un juego de Novanok-Y a pesar de que tienes cerebro no lo utilizas-tomo una toalla y comenzó a limpiarse el sudor de la cara.

-Al menos yo tuve las agallas para decirle a Pilar lo que siento por ella-entonces Serio le arrojó la toalla directamente hacia la cara, Paco solo la retiro y le envió una sonrisa, hubiera empezado una pelea, pero sabía muy bien que las palabras le habían dolido más que cualquier golpe.

-¡Tu muy bien sabes que no tengo miedo de decirlo!-grito Serio-Solo es que no he encontrado el momento adecuado para decirle.

-Serio, tú y yo sabemos que eso no es verdad.

-¡A ti no te importa!-dijo ya muy sonrojado-¡Además estamos hablando de que olvidaste que mañana es el cumpleaños de Pilar!

-¡Ya lo sé!

-¿Entonces qué piensas hacer?

-No sé, quiero hacer algo muy especial pero no sé que

-Piensa en algo que le guste mucho a Pilar y luego hazlo realidad.

-El helado de pistache y frambuesa con maní, comer cosas crudas, los gekos, los matadores de Metrocan ¡¿Cómo puedo poner todo eso junto?!

-No lo sé, yo ya tengo su regalo.

-Gracias por restregármelo en la cara amigo.

-De nada, pero si en serio quieres sorprenderla, no le des solamente algo material, dale algo que salga de tu corazón.

Aunque Paco no soportaba mucho esas "cosas de niñas" supo de inmediato que Serio tenía razón y que si quería impresionar a Pilar tendría que esforzarse mucho, y no simplemente comprarle algo.

-Bueno, espero que tengas suerte, porque si no Pilar nunca te perdonara.

-Serio, no sé si marte u odiarte-y su amigo le dio un golpe no tan fuerte en el brazo.

Al día siguiente:

Pilar había celebrado su cumpleaños saliendo a pasear con sus amigos Serio y Azul por toda la ciudad y comprándose cosas (como seguro ya habrán averiguado, cosas muy fuera de lo común, incluyendo croquetas para iguana)

-¿Es para tu iguana?-Azul.

-No, son para mí, son muy ricas en vitamina B-dijo sacando algunas de la bolsa y luego echándoselas en la boca.

Tanto el vendedor como sus dos amigos la miraron un poco asqueados y realmente sorprendidos. Durante el resto del día, varios amigos se les acercaron y le entregaron su regalo a Pilar, la cual estaba muy contenta y fascinada con todos, pero se sentía triste ya que no había visto a Paco por todo el día.

¡Y EN SU CUMPLEAÑOS!

Y como si no fuera bastante malo, aún tenía que soportar a su padre.

"Me encanta la forma en que mi cumpleaños termina" pensó "Si tan solo Paco se presentara, las cosas mejorarían un poco"

Pero por el resto del día Paco no apareció por ninguna parte, Pilar ya había perdido todas las esperanzas cuando llegaron a su casa.

-¡No puedo creer que se lo haya perdido!-grito Azul loca de la ira.

-No, Paco es muy descuidado, pero no tanto, jamás olvidaría tu cumpleaños-lo defendió Serio al recordar lo preocupado que estaba por encontrarle el regalo adecuado.

-Chicos-dijo Pilar con un hilo de voz-Creo que es mejor que este sola, por un momento.

-Ah-suspiro Azul-Está bien-y después de decir esto se despidió, le dio un abrazo y le deseo un feliz cumpleaños, Serio hizo lo mismo y luego Pilar desapareció tras el umbral de su casa.

-Paco es realmente un imbécil-Azul.

-Estoy seguro que tiene planeado algo-Serio.

-¿Cómo qué?-Azul.

-No lo sé-Serio-Pero estoy seguro que será algo.

Dentro de la casa de Pilar:

Pilar quien había decidido que no quería ver a su padre esa noche, subió inmediatamente a su cuarto, dejo los regalos en una silla cercana a la puerta y se refugió bajos las sabanas de su cama.

Estaba triste, no podía creer que Paco olvidara su cumpleaños, desde que habían comenzado a salir, él siempre se comportaba bien con ella y demostraba que la quería, claro que de vez en cuando tenían sus malentendidos, pero siempre lograban solucionarlos.

¿Entonces qué había pasado?

¿El ya no la quería?

¿O simplemente no le importaba?

Bueno, la verdad era que no lo perdonaría, a menos de que tuviera una muy buena excusa, y casi como por arte de magia, su teléfono comenzó a sonar. Pilar se apresuró a sacarlo, estaba en el bolsillo izquierdo de su pantalón, lo saco y vio que tenía un mensaje.

Era de Paco.

"Ve al balcón"

La esperanza renació en Pilar, quien terminando de leer el mensaje, se quitó las sabanas y salió al balcón. Sus ojos no podían creer lo que veían. Paco estaba ahí y no solo el, también estaba una mesa cubierta por un mantel y tenía unas hermosas velas en el centro, había una silla en cada lado de la mesa y Paco estaba sentado en una, llevaba puesto el mismo traje con el que había ido al concurso del niño más talentoso.

-Feliz cumpleaños-dijo Paco levantándose y Pilar corrió a abrazarlo.

-No lo olvidaste.

-Jamás lo olvidaría.

-Bueno ¿y que es todo esto?

-Decidí que quería hacer algo especial para la niña más especial que conozco.

-Deja de alagarme.

-No, y aún tengo algo para ti-dijo sacando del bolsillo de su saco un papel, luego le extendió el brazo para dárselo-Léelo.

Pilar tomo el papel, antes de leerlo reparo en cómo estaba adornado, le había colocado muy hermoso que era verde diamantina y en cada esquina tenía una rosa.

"Tonto, le dije que no me gustan las rosas" y sonrió al recordar que el día en que ella había provocado que el chocara con el puesto de flores.

La hoja era blanca y el texto estaba escrito a computadora, con el color automático de Word, que Pilar recordó por las tareas que les dejaban y tenían que ser entregadas a computadora.

"La tecnología se apodera de nosotros y cuando menos nos demos cuenta nos habrá destruido"

Era lo que ella decía, pero nadie parecía hacerle caso.

En fin, Pilar comenzó a leer el mensaje:

"Tal vez te haya dicho esto un millón de veces, pero creo que jamás me cansare de decírtelo.

Pilar, no solo eres la chica más única, especial y hermosa que he conocido en mi vida, también eres…

Tratare de decirlo lo mejor que pueda.

Eres un viaje en montaña rusa, ya que está lleno de adrenalina y sorpresas, es igual a ti, nunca se sabe que vas hacer después y eso es simplemente sorprendente.

Sé que muchas veces te decimos que eres rara y bueno…

Algunas de tus acciones están un poco fuera de lugar, pero no temes ni decir, ni hacer lo que sientes, no tienes miedo de ser tú misma y se necesita mucho coraje para hacer eso. Por esta y por muchas otras razones te amo.

Me gustaría poder escribirlas todas, pero de ser así me acabaría todo el papel del mundo, espero que puedas perdonarme este hecho y si alguna vez te he lastimado te pido que me perdones y, creo que solo queda decir una vez más (pero no por última vez)

Que te amo Pilar.

Feliz Cumpleaños.

Pilar releyó la carta, una y otra vez, no podía creer lo que leí, nadie nunca antes le había escrito algo, tan íntimo y hermoso.

-¿Y qué piensas?-Paco, pero como Pilar no respondía, empezó a pensar lo pero, que no le gustaba y lo odiaba-Sé que no es mucho, pero…

-No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor-le contesto simplemente Pilar tomando sus manos y apretándolas cariñosamente.

-Me alegro que pienses eso, aunque espero que no rechaces mi otro regalo.

-¡¿Otro regalo?!-preguntó Pilar emocionada.

-Si-entonces Paco se acercó a la mesa y busco algo debajo de ella, cuando lo encontró lo levanto en alto, era una caja blanca con un moño dorado. Abrió la caja de regalo y dejo al descubierto un hermoso y enorme pastel de iguana-Es pastel-helado de pistache.

-¿Con pistache y frambuesa con maní?

-Adivinaste.

-Dios mío, debió haberte costado una fortuna-contesto muy alagada.

-Los ingredientes no fueron baratos, tengo que admitirlo y me pase todo el día haciéndolo.

-¿Ingredientes? ¿Haciéndolo? ¿Quieres decir que tú lo hiciste?

-Completamente, yo solo-aunque Pilar le lanzo una mirada de desconfianza.

-Está bien-dijo bajando la cabeza, un poco avergonzado-Mi mama me ayudo-Pilar soltó una risita-¡Pero solo un poquito!

-Eres muy mal mentiroso Paco-entonces él se ruborizo-Pero eres mi mentiroso favorito-y entonces Pilar le dio un beso en los labios.

-¡Wow!-dijo atónito.

-Bueno es mi cumpleaños, no el tuyo, así que comencemos, ¡Todo esto se ve delicioso!

Y ambos disfrutaron de una hermosa cena bajo las estrellas.

Bueno eso es todo por el día de hoy, espero que la próxima vez que actualice no sea tan tarde y que puedan disfrutar esta historia, que creo se acerca a su fin, aunque no estoy seguro, habrá que esperar como siguen las cosas.

Y nada mas como nota, la frase que Pilar le dice a Paco después de que él le lea su poema es de Teresa de Calcuta, (Madre)

Bueno sin mucho más que decir me despido.

Hasta la próxima.