Disclaimer: Saint Seiya no me pertenece, es propiedad de Masami Kurumada y licenciado por Toei Animation.

MIRADAS

Por Saori-Luna

Mirada No. 1: Reto

No podía creerlo, era demasiado! El descaro en sus ojos al mirarme, frente a frente, sin tener en cuenta que yo era superior a él. Por un momento creí ver rasgos de tristeza en esos hermosos ojos cafés.

¿Triste? Si debería estar feliz porque era mi elegido para jugar!

Pero luego, se atrevió a levantar su mano en mi contra (en su defensa!, escuché decir muy en el fondo de mi mente a la voz de mi conciencia)

¡¿Cómo se atreve?!

Y luego llega mi abuelo a regañarme por haber lastimado a Jabú.

Todo es su culpa!

Nadie desprecia a Saori Kido. Esto significa la guerra!

¿Quién se cree que es?

Sólo porque sea la nieta del viejo Kido no tiene ningún derecho a tratarnos así, como si nos estuviera haciendo un favor al mirarnos con sus hermosos ojos oscuros.

Un momento, ¿dije hermosos?

Debo estar desvariando, el castigo de Tatsumi por desafiar a su señora fue más fuerte de lo acostumbrado.

Y sin embargo, algo en mi interior dice que el enfrentamiento de hoy fue sólo el primero de muchos.

Bien, si Saori quiere guerra, es lo que tendrá!

...

Miles de sensaciones recorrieron mi cuerpo cuando Tatsumi me anunció su llegada. Al fin había vuelto! Y sano y salvo!

Nerviosa, me inspeccioné en el espejo: el vestido y los guantes cortos se veían bien, pensé. Esperaba que lo suficientemente bien como para que él notara mi cambio.

Ya no éramos ningunos niños él y yo, y las peleas no podían ser nuestra única forma de comunicarnos.

Los recuerdos de nuestros enfrentamientos de la infancia pasaban por mi mente mientras bajaba las escaleras y me acercaba al salón.

Pero esta vez, tenía al destino de mi lado, y ciertamente lo iba a aprovechar para ganar esta vieja disputa.

Pude sentir como mis ojos se abrían un poco más de lo normal al verla entrar al salón. El tiempo había sido amable con Saori y la había convertido en toda una señorita de sociedad. Sin embargo, mi sorpresa no duró mucho; desafortunadamente sólo el exterior había cambiado, y ella seguía siendo una niña caprichosa acostumbrada a salirse con la suya.

Al ver la arrogante calma en sus ojos no pude evitar sentirme atrapado, yo estaba en sus manos y ella lo sabía, y esta vez, a diferencia de cuando éramos niños, no podía hacer nada para evitarlo.

En ese momento recordé aquel día en el parque en el que ella quiso jugar al caballito; ese día había comenzado nuestra guerra, y el primer enfrentamiento había acabado en empate.

Ahora, ella tenía las de ganar, y yo no tenía más remedio que hacer lo que quisiera.

Pero sólo por esta vez.

Al final sería yo quien ganaría la guerra y con ella habría alcanzado ese reto que me planteé desde chico: hacer que ella estuviera a m altura.

Al ver la rabia contenida en sus ojos, supe que había ganado este encuentro.

Sin embargo, aún no había ganado la guerra ni había alcanzado el reto más importante de mi vida: convencerlo que estaba de su lado, y ponerlo del mío.

Continuará.

NOTAS DE LA AUTORA: Debo estar terminando "Matrimonio por Conveniencia", lo sé! Pero después de ver el final de Saint Seiya Omega estas viñetas vinieron a mi mente, siempre es tan hermosa la forma como ellos se miran! Como dije en mi estado de FB, "Miradas" estará conformado por 15 viñetas, donde recorreremos los momentos más importantes para los fans de Seiya&Saori a través de los ojos de sus protagonistas! Esta primera viñeta está ambientada entre dos momentos claves: El incidente del caballito en la infancia de la pareja, y el reencuentro al regresar Seiya a Japón con la armadura de Pegaso, mostrados en los capítulos 42 y 2 de la serie, respectivamente. Pueden encontrar las imágenes de las que nace este capítulo en mi blog! Hasta la próxima!