Ok, ya que terminé con el Viento de Cambio (al menos de escribirlo) no pude evitar comenzar este nuevo fic. Tengo esta trama en mi cabeza desde hace tiempo, así que ya iba siendo tiempo que lo hiciera.

Que este fic se sitúa antes de Water 7, lo que tiene una explicación eventual, además, se hará referencia a eventos actuales del anime y manga en algún momento u otro.

Espero les guste, el sumario no revela demasiado porque quiero que vayan descubriendo la trama de a poco, se llevarán alguna sorpresa, o tal vez algunos se den cuenta muy rápido de todo. Pero más que nada, díganmelo dejándome un mensajito, para saber cómo voy!


Como caído del Cielo
Prólogo.

No podía decirse que era un día lleno de felicidad y aventura como los típicos para los sombrero de paja, ya que capitán y arqueóloga aún se encontraban recuperándose de los efectos de ser congelados por completo… habían estado básicamente muertos.

Era el cuarto día desde aquel evento, y el capitán ya estaba bastante fuerte para levantarse y cuidar de sí mismo, aunque le dolían los músculos y le daba coraje no poder jugar en cubierta como lo hacía siempre. A pesar de tener una cobija alrededor de sus hombros y estar sentado al sol en la cubierta superior, aún sentía bastante frío.

Maldito Aokiji…. En su mente trataba de pensar maneras de contrarrestar un poder tan devastador de un usuario de Logia como el Almirante… si iban a continuar en esos mares, era imperativo que se volviese más fuerte…

Robin casi muere frente a sus ojos y el no pudo hacer nada para evitarlo. Decidió que no dejaría que algo así sucediera de nuevo.

Nami observó a su capitán inmerso en sus pensamientos, y sacudió la cabeza, era antinatural ver a Luffy así, aún débil (a pesar de que él clamara que ya se encontraba perfecto) y con una seriedad inusual. La navegante suspiró.

Zoro había duplicado su régimen de entrenamiento, tratando de silenciar dudas y temores que querían asomar por su cabeza después de un evento tan crucial, él también decidió que no se quedaría simplemente viendo sin poder hacer nada cuando un nakama corriera riesgo de vida.

Como si Luffy hubiese notado la preocupación de Nami, se levantó, sacudió sus pantalones, y bajó las escaleras como una persona normal, en lugar de saltar a la cubierta inferior como lo hubiese hecho normalmente, tan solo con eso ya se había delatado.

"Eh Nami, vamos a partir de una vez, ne?" dijo forzando una gran sonrisa.

"Idiota, apenas te puedes poner de pie, que tal si nos topamos con algún tipo monstruoso como ese Almirante ehh?"

"NAMI! Te digo que estoy perfecto!"

"Que no es que no, hoy no partimos!"

Se estaban gruñendo el uno al otro y Luffy golpeó el mástil con el puño como para demostrar que estaba fuerte, pero el golpe fue lento y patético.

"Oi Oi! No te desquites con Merry!" Usopp le gritó mientras Chopper corría a cubierta a regañar a Luffy por estar levantado y correteando por ahí.

"Soy el capitán! Digo que partamos!" gruñó el..

Y entonces un estruendo en el cielo, una nube negra y un relámpago cegador se esparció sobre el Merry, todos se cubrieron los ojos y cuando la luz se disipó vieron caer una figura a toda velocidad sobre el cuello de Luffy que cayó al suelo y su cabeza se enterró en la cubierta.

Todos se incorporaron lentamente, manchas amarillas aun salpicando su visión, y sus oídos zumbaban gracias el gran estruendo que se había escuchado, intentaban entender si les estaban atacando o que estaba pasando.

"NOS ATACAN!" Usopp entró en pánico con mocos y lágrimas brotándole.

Nami, que se había caído sentada de la impresión, miraba el objeto que cayó sobre Luffy con ojos incrédulos.

Ahí, yaciendo sobre la espalda de su capitán, había un pequeño niño de unos seis años, inconsciente…

El niño se veía igualito a Luffy.


Continuará

Espero les interese la premisa de este fic!