Bueno, bueno me he perdido más de lo permitido, eso debería ser ilegal ajajajaja perderme por tanto tiempo…pero no fue mi culpa es culpa del antivirus de pacotilla que tengo en la compu que por un tal error de "_ " que no sirven los usb y no puedo ni meter ni sacar nada de ella y como no cuento con internet…, bueno dejando eso de lado…que podría decir…pues creo que nada solo pedir disculpas por la tardanza de la actualización, perdón por los fallos ortográficos y muchiiisimas gracias a: Kafferi Coff, Hiker Is A Dark Trouble y AsHeLy-Marron que son los tres únicos y hermosos reviews que me dejaron y soy feliz por ello enserio! Muchas gracias! :3

Disclaimer: la serie y personajes de Happy Tree Friends son propiedad de mondo media y sus respectivos creadores

2: Esquizofrenia no diferenciada

Luego de que la chica haya aceptado se dirigieron a la casa de Flippy, ella parecía maravillada con el lugar, era de suponerse ella había estado viviendo casi toda su vida en una gran ciudad donde lo último que veía era paisajes tan hermosos como los que veía, los plantas, los pajaritos que volaban libremente, Lammy se sentía sumamente feliz de que la hayan obligado a ir a ese lugar…

Por su parte Flippy en el camino iba callado pensando en lo que había hecho, no podría esconder lo que le había hecho a Giggles por mucho y mas con gente tan bulliciosa alrededor, y que pasaría si en cualquier momento saldría a la luz la otra personalidad nuevamente seguro la chica se asustaría demasiado, primero para ayudarla tendría que saber cuál es exactamente su problema, puede que parezca alguien normal, hasta le había llegado a parecer tierna pero aun no entendía por qué de repente había intentado matarlo, y eso era lo que más le extrañaba, lo más normal hubiera sido que él la hubiera matado pero no fue así, dio gracias a al cielo por eso, porque en tan poco tiempo tenia alguien a quien proteger nuevamente y lo que más le motivaba era que ella no lo despreciaba y lo miraba de la forma que todos lo hacían, aunque parecieran amables en el interior se notaba que le tenían miedo, pero ella era diferente

-hemos llegado-dijo el chico parándose en frente de una casa que tenía una forma extraña según Lammy, ella solo conocía edificios de varios pisos y casas de no menos de dos pisos pero esa le resulto extraña, puso una gran sonrisa y fue a dar vueltas por toda la casa como un cachorro feliz por su nuevo hogar

-Wuaaaaaa! Es sorprendente!-decía con brillo en los ojos ansiosa por entrar, nuevamente hizo que Flippy dibuje una pequeña sonrisa en sus labios, era una sensación extraña la que tenía cuando estaba a su lado-vamos a entrar! Vamos a entrar!-decía jalándolo del brazo antes de que él diga una palabra

-está bien, tranquila-decía sacando una llaves de su bolsillo, mientras ella veía que forma tenían sus llaves "que chica tan rara hasta eso le interesa?" pensó Flippy mientras las sacaba viendo el rostro de la chica que veía con los puños cerrados y con esa gran sonrisa en su rostro, no le molesto en lo absoluto, más bien le parecía divertido esas caras extrañas que hacía, abrió la puerta y ella espero su aprobación, en cuanto se la dio entro y movió de un lado a otro la cabeza grabando todo lo que veía en su mente, su casa no era algo fuera de lo normal, era algo o mejor dicho demasiado ordenada cada cosa en su lugar, limpio y con colores oscuros de todas formas era el hogar de un militar así que no era demasiado llamativo, Lammy quedo con un rostro que reflejaba un tanto de decepción a lo que el joven pregunto-¿sucede algo? Si hay algo que te moleste...

-no es eso!-dijo interrumpiendo al chico bipolar-es que…pensé encontrar pingüinos y hielo o algo por el estilo-decía mientras miraba a un costado y chocaba sus dedos índices

-hielo? Pingüinos?-el solo pudo pensar en ese tipo extraño que solía estar congelado en un cubo gigante de hielo-porque pensaste eso?

-que no tu casa es un iglú?-decía ladeando la cabeza inocente, al momento de escuchar su respuesta Flippy comenzó a reír un buen rato, pero a ella no le hacía tanta gracia, de todas formas no sabía mucho del mundo exterior más que los edificios y automóviles, una vida extraña la que había llevado

-ah lo siento-decía calmándose hace tiempo que no reía-supongo que es por la forma no?-ella ya había sonrojado y puesto nerviosa por la vergüenza de haberse equivocado-dejemos eso de lado ya está oscureciendo así que deberías ir a dormir debes estar cansada por el viaje-decía amablemente-puedes dormir en mi cama, yo dormiré en…

El se dispuso a dormir debajo de ella en una improvisación de cama que había hecho debajo de la cama de la chica, había pensado en ir a dormir en la sala pero eso le traería malos recuerdos, y junto con ellos pesadillas y aumentaba el riesgo de que Fliqpy vuelva a salir, y eso era lo que menos quería, así que no tuvo otra opción de quedarse en su habitación por que seria descortés decirle a su invitada que se fuera a dormir al sofá, el ya estaba listo para ir a dormir y ella se había ido a dar una ducha para luego irse a dormir, Flippy miro hacia su bolsa buscando ese vegetal de color verde pero no lo encontró, vio a la puerta del baño y pudo ver el amigo de la chica en el suelo, otra cosa extraña, tenía que saber más para ayudarla, no tendría más tiempo después así que al día siguiente ira a ver a su tonto psicólogo que era el único que podría ayudarlo

mientras pensaba eso se sentó en el lugar donde dormiría esa noche cuando por el umbral de la puerta apareció Lammy e hizo que Flippy se quedara técnicamente con la boca abierta, ella había entrado con el pelo aun húmedo y la ropa que llevaba para dormir era demasiado para los ojos del chico que hace tiempo que se había alejado de sus amigos y más aun de las chicas, llevaba una pequeña camiseta con dos delgados tirantes y una oveja con unos símbolos de "ZzZzz" sobre su sobresaliente busto, unos shorts cortos que dejaban ver sus bien formadas piernas, era demasiada carne para los ojos del chico, que a fin de cuentas era un hombre y tener a semejante chica con él, quien sabe si se podría controlar, sintió como algo caliente le bajo de la nariz, sangre, el se sobresalto y se tapo con el brazo cerrando los ojos tratando de que no se le notase ese pequeño detalle

-he? Flippy que pasa? Te resfriaste?-decía mientras trataba de averiguar lo que le pasaba a su compañero, estaba a punto de acercarse cuando él se metió debajo de las mantas, para que no viera su notable sangrado que se había esparcido por su rostro por haberlo cubierto con su brazo desnudo, ya que para dormir solo contaba con su camiseta negra de mangas cortas y un pantalón cómodo para sentirse a gusto

-e…estoy cansado así que tu también deberías dormirte…-decía tratando de escudarse "pero que me pasa? Acabo de conocerla, no debería estar pensando en ese tipo de cosas!" se reprochaba así mismo por pensar de esa forma de una chica tan dulce como la que tenía a su lado

-entonces buenas noches Flippy-ella apago la luz y se subió a la cama según sintió el sonido el chico, después de unos segundos de silencio, asumió que ella ya se había dormido, gran equivocación, se destapo y se encontró con la mirada expectante de la chica, el se quedo paralizado cómo explicaría su estado

-Toma!-dijo Lammy pasándole un pañuelo para que se limpie, el quedo sumamente avergonzado-si te golpeaste no tienes por qué esconderlo! Solo dilo yo te ayudare de alguna forma si? No guardes tu dolor-él se le quedo viendo, la joven en ningún momento había pensado que era por otra cosa el sangrado, ni se le había pasado por la cabeza, por que le tenía plena confianza al chico de cabello verde que en ese momento se limpiaba el rostro avergonzado por su conducta

-Los siento Lammy no volverá a pasar-"siempre y cuando no aparezcas tan de repente como ahora, por favor dame un respiro que no estoy acostumbrado a este tipo de impresiones" si ya había estado antes con una chica en su cuarto pero esta era tan tímida que a lo máximo que habían llegado era a unos cuantos besos pero luego se arrepentía y se iba a su casa nunca habían llegado a mas, pero eso era lo que a esa chica la hacía tan bella, era su extrema timidez y temor de todo lo que la hacía como una muñeca de porcelana que parecía que en cualquier momento se iba a quebrar, había sido su motivo de vivir por mucho tiempo, su gran y maravilloso amor, mientras él se había acordado de eso unas lagrimas se habían asomado por sus ojos y sin que el se diera cuenta habían comenzado a resbalarse en sus mejillas

El chico no se había dado cuenta de lo que había estado pasando hasta que sintió una mano sobre su cabeza que lo acariciaba tiernamente, la chica que estaba a su lado había visto como su mirada se llenaba de tristeza y quiso calmarlo, le sonrió ampliamente, Flippy la vio con los ojos bien abiertos mientras que las lagrimas seguían corriendo y no parecía que se fueran a detener, ella no dijo ni una sola palabra solo lo veía con esos ojos de color morado y esa gran sonrisa mientras continuaba acariciando su cabeza como si fuera un niño que parecía haber fallado en algo, como si estuviera pagando por algo y ella lo consolaba por su equivocación, el no dijo nada en silencio por unos segundo estuvieron de esa forma hasta que el chico se tranquilizo y se despidió con un "buenas noches" para meterse nuevamente en su cama, nunca antes había llorado frente a alguien por esa razón siempre lo había hecho en solitario cada vez que un recuerdo fugaz pasaba por su mente sobre lo que había vivido al lado de Flaky, la chica también se recostó y se quedo dormida hasta el día siguiente…

El sol ya entraba plenamente en la habitación por una pequeña línea que dejaba la cortina dándole paso a uno que llego directamente a los ojos del ex militar que en ese momento los tenia cerrados, fue abriéndolos lenta y perezosamente siempre le había molestado que el sol se entrometa en sus sueños, cuando los abrió completamente se encontró con un rostro que descansaba tranquilamente frente a sus ojos, y en verdad estaba frente a sus ojos, bastante cerca de su rostro, en el chico se hizo presente el color rojo en todo el rostro, no esperaba encontrarse con ella al despertar, que hacia ahí?, pues lo más seguro era que se hubiera caído a juzgar por las camas de arriba

mientras que el comenzaba a temblar y a decirse así mismo "no te aproveches, no te aproveches, no te aproveches" pues fácilmente podría hacerlo estando ella dormida, además que en la postura en la que estaba la muchacha se le hacía más difícil controlarse, como ya había dicho antes después de todo el era un hombre, ella tenía un brazo estirado apoyado sobre su pecho y casi abrazando al peliverde, que hacía que se apretara contra su busto haciendo que este se vea mas…"apetecible", una de sus piernas estaban encima de las rodilla de Flippy, que estaba casi inmovilizado por no hacerla despertar y que quede malentendiendo su situación, cerró los ojos tratando de no fijarse en ella, cosa que era casi imposible, ya que parecía estar servida en bandeja de plata, milagrosamente y rogando que no se despertase se zafó de su lecho y normalizo un poco la respiración ya que hace tiempo que no sentía ese tipo de presión, mientras que ella seguía durmiendo tranquilamente, se puso de cuclillas para poder ver su rostro, se quedo así un tiempo, parecía un ángel caído del cielo, veía como respiraba armoniosamente, se fijo en sus labios entreabiertos, en ese momento parecía haber entrado en trance como si se hubiera perdido, hasta el mismo canto de las aves había desaparecido por completo, se acerco con intención de probar esos labios pero a unos cuantos centímetros se detuvo, y lo único que hizo fue rozarlos con su pulgar ella pudo sentir el frio de su piel y lo único que hizo fue darse la vuelta, luego Flippy se levanto y retiro del lugar, no tenía tiempo para estar haciendo ese tipo de cosas aun le molestaba que el vaya a salir antes de poder hacer algo por ella

Después de varios minutos la chica despertó moviéndose de un lado al otro envuelta en una molesta tela que parecía atraparla en su calor, haciendo unos cuantos ruidos con la boca finalmente abrió sus ojos color uva, para solo poder ver un techo blanco, movió la cabeza para un lado, al instante se sentó en acto reflejo gritando-que hago aquí abajo!?-mientras miraba a todo lado buscando al que se supone que debería estar ahí recostado pero no encontró nada, miro hacia arriba tratando de recordar cómo había llegado, pero lo único que pudo recordar fue que en sueños estaba contando ovejas y una se cayó en un barranco, soltó una risa extraña por haberse dado cuenta de quien se trataba esa oveja ya que aun sentía el dolor en un costado de su cuerpo

Estiro un tanto los brazos y se dispuso a comenzar un nuevo día, una nueva vida-a donde habrá ido Flippy?-pregunto sin que nadie le respondiera miro por encima de su cabeza para encontrarse con su querido compañero sonriendo-tú lo sabes Mr. Pickles?-le preguntaba mas el aun estaba dormido según ella-hummm-pensó por un momento, pero suponía que no tardaría mucho así que solo se levanto para vestirse y arreglarse para salir, esta vez había cambiado de vestuario ahora llevaba algo parecido a un vestido corto de color blanco de su material preferido que le llegaba un poco mas debajo de la mitad de los muslos con unas botas color morado y esta vez no llevaba puesto su sombrero sino un broche en el costado con forma de un moño, después de haberse cambiado en el trayecto al llegar a la puerta vio una nota que ponía "para Lammy" era una nota de Flippy en la que decía que no volvería hasta dentro de unas horas, esto entristeció un poco a la chica que quería que él le mostrase el lugar y a sus amigos, pensó un momento-oye Mr. Pickles que hago? No conozco el lugar y Flippy se fue…-miro afuera y dibujo una gran sonrisa-ya se! Iré yo sola de todas formas no creo perderme y si lo hago puedo volver aquí preguntando de seguro todos conocen a Flippy el es una persona agradable además que no creo que hayan mas militares viviendo por la zona-decía agarrando al pepino entre sus dos manos y colocándose su bolso donde generalmente lo guardaba-vamos a comprar algo para cocinar así le devuelvo el favor a Flippy y hasta tal vez me encuentre con Giggles!-decía entusiasmada hablándole a su fruto que parecía sonreírle felizmente mientras era depositado en su bolsa

Lammy fue caminando sin rumbo solo caminaba asombrada por cada persona que veía, todos felices trabajando, corriendo, descansando bajo la sombra de uno de los tantos árboles, siguió caminando mientras preguntaba cómo llegar a algún mercado o algún lugar donde pueda comprar cosas para comer, de esa forma se iba adentrando a unas calles con puestos de frutas, verduras y demás, se quedo viendo a un joven que parecía ser un mimo de color blanco y morado que hacia uno de sus actos, a la chica le llamo la atención el joven chico que parecía estar encerrado en una caja invisible, presto más atención a lo que hacía y vio como si el chico sacara una llave y abriera la puerta y de alguna parte de su bolsillo sacaba algo y se lo entregaba a juzgar por sus movimientos era una flor, Lammy la acepto cortésmente siguiéndole el juego e hizo como si la olfateara para después decirle moviendo los labios un "gracias" y el chico con un leve sonrojo hizo una reverencia y se retiro para ir a jugar con unos niños y su gran pelota

ella estaba tan feliz en ese lugar parecía ser todo tan pacifico, mientras caminaba sintió como si alguien la mirara se dio la vuelta varias veces y no pudo encontrarse con nadie continuo algo temerosa aferrándose a su bolso una vez más dio la vuelta cuando al volver la vista al frente se encontró con un hombre bastante extraño que comenzó a bailar frente a ella con pasos como si se tratase de una disco o algo así, se puso un tanto nerviosa y más aun cuando le mostro una rosa frente a ella y le dirigió la palabra

-oh bella dama, dígame quiere bailar conmigo?-y comenzó a moverse extrañamente-no la había visto por aquí pero la noche es joven y nosotros también!-decía peinándose su afro

-n…noche?-solo alcanzo a decir mientras veía confundida-ha! Lo siento tengo prisa-se disculpo y luego camino rápidamente alejándose a toda velocidad del extraño hombre cuando de pronto vio al mismo corriendo hacia ella con los brazos extendidos como si quisiera atraparla

-Señorita no corra! Aun no comienza la fiebre espere un momento no se resista a mi encanto!-decía haciendo un sonido con su boca y apuntándole con el dedo que hizo que la pelimorada corra más rápido

-porque me persigue!-decía gritando mientras toda la gente la veía riéndose de cómo corría por su vida-déjeme en paz!-decía mientras le comenzaba a lanzar cosas que veía en el camino incluyendo personas cuando se tropezó y cayó directamente dentro de una carreta y esta se comenzó a mover hacia un camino de bajada, entonces se sintió la persona más desafortunada del mundo, dentro de ese transporte se aferro lo mas que pudo rogándole a dios que se detuviera pero no fue así

esa cosa con ruedas no se detendría por más que ella quiera, sin ningún remedio la joven vio como se dirigía a gran velocidad a un barranco entonces comenzó a gritar lo más fuerte que pudo esperando que alguien la ayudara, cuando la carreta había chocado y roto la cerca y ya estaba cayendo por el aire se visualizo a ella misma en el fondo de ese rio ya sin vida, pensó que hasta ahí llegaba su viaje, su nueva vida, su última oportunidad

ya iba cayendo a una velocidad inimaginable y ya iba perdiendo el conocimiento por la presión cuando a mitad de caída su muerte fue interrumpida, ella abrió lo mas que pudo los ojos por la sorpresa, alguien la había tomado en sus brazos y la había salvado de su fin, vio el rostro de quién era y parecía como si volara llevaba una cinta roja sobre sus ojos y su pelo eran de color azul al igual que su vestimenta que acompañaba una capa de color rojo, estuvo a punto de preguntar su nombre cuando este la deposito en un lugar seguro sobre la tierra, él le sonrió amablemente como diciendo "ya estas a salvo" después escucho una voz que lo llamaba

-Splendid!-desde un costado venia corriendo una chica bastante preocupada de cabellera larga y roja y una chompa de color café que le llegaba hasta los hombros y después salian unos tirantes negros bastante larga que apenas dejaba ver una pequeña falda negra, llego hasta donde estaban ellos dos y volvió a hablar pero esta vez dirigiéndose a Lammy-estas bien?-decía preocupada-te vi cuando pasaste sobre esa carreta gritando y como estaba junto a Splendid…-decía mirando al chico que la había tomado de la mano

-Tranquila creo que solo se llevo un buen susto no es cierto? Dime cuál es tu nombre?-decía el que ahora si tenía el derecho de hacerse llamarse héroe

-L…Lammy- decía aun sorprendida se había salvado de la muerte, después reacciono-ha! Muchas gracias! Eres increíble Splendid y a ti también muchas gracias…hemm-dijo sin saber el nombre de la chica

-Flaky mucho gusto Lammy!-decía decía alcanzándole su mano para saludarla felizmente la otra joven respondió con una gran sonrisa y un abrazo en agradecimiento cosa que hizo sumamente feliz a la peliroja desde que había comenzado a salir con el "hero" la gente siempre les agradecía a los dos ya que Splendid era un tanto despistado y Flaky para él era una gran ayuda porque siempre le avisaba donde había problemas y podían ayudar a la gente los dos eran bastante felices tanto como pareja y como servidores del lugar, a Flaky este chico la había hecho sumamente feliz desde el día en el que se pusieron de novios, no había un solo día en el que no se digieran "te amo"

-Gracias por haberme salvado creí que moriría jajaja- decía feliz-fue culpa de ese hombre extraño-decía inflando sus mejillas por no mandar al demonio al hombre disco

De pronto el joven de deportivo se puso alerta y salió corriendo rápidamente, parece que alguien más necesitaba su ayuda solo cuando estaba un buen tanto alejado grito-te amo Flaky!-y se fue volando, la chica enrojeció hasta las orejas, el tenía la costumbre de decirle esa frase cada vez que se iba en ayuda de alguien

-jajaja supongo que él es…-decía con confianza la chica de pelo corto cuando fue interrumpida

-el es mi novio-termino la frase mirando hacia donde había partido su amado con un brillo especial en los ojos-eres nueva aquí no?-decía dejando de lado lo sentimental

-sí, y creo que me quedare aquí la gente es muy amable y las personas que voy conociendo son todas agradables-decía felizmente

-es cierto todos son muy buenas personas…excepto…-dijo entristeciendo la mirada su compañera vio como la mirada de la pelirroja se llenaba de desolación, temor, tristeza, melancolía-…esa persona…-decía con un tono serio distinto al anterior dulce y tierno

-esa persona?-dijo intrigada, ella quería tener cuidado con esa persona por que pondría así a la chica que acababa de conocer que parecía tan amigable

-el solo…el solo…-pero no pudo continuar porque era doloroso hablar de eso además que se lo había prometido a Splendid que jamás volvería a sentirse de esa forma por su antiguo novio-no importa! Oye no quieres venir a comer con nosotros?-en ese momento Lammy dio un brinquito de susto, había olvidado que quería cocinar para el militar

-sería estupendo pero olvide que estaba aquí para ir a cocinar en el lugar en donde me estoy quedando, fue un gusto Flaky espero verte de nuevo muchas gracias adiós!-se acomodo su bolsa y se puso a correr lo más rápido que pudo alejándose rápidamente de la chica que quedo sola en medio del camino, sin poder preguntarle donde se quedaba para ir a visitarla

Flippy caminaba mirando el suelo pensando en cómo podría ayudar a esa chica, como evitar el asustarla, estaba indeciso, que haría? El no era exactamente el indicado para ayudarla, pero sentía que era el único, no podría pedir ayuda de alguien más o bien no lo ayudarían porque le temían o también comenzarían a temerle a la chica, también tenía el problema de no haberla permitido ir a donde estaba Giggles por que se enteraría de la otra persona que vivía dentro de él, seguro le comenzaría a tener miedo y como no sentirlo estando su amiga de la infancia en un estado crítico?, maldecía ese miedo, ese miedo que toda la gente tenía hacia él, lo peor de todo era que el mismo tenía miedo, miedo que en el intento de ayudarla Flipqy pudiese llegar a lastimarla, y su mayor miedo el poder perderla, si, por que de alguna forma se había llegado a encariñar con ella, después de tanto tiempo alguien había logrado estar con él sin salir herido, alguien que no le dirigía esa mirada fría que en cambio era una mirada de felicidad junto con esa sonrisa cálida, definitivamente tendría que ayudarla, no quería que terminara como el

Ya había llegado a la casa dio un largo suspiro y en cuanto abrió la puerta quedo paralizado, vio a dos personitas que tal vez hubiera preferido no ver, estaban sentados tres personas en su sillón felizmente, una no le molestaba por que se trataba de la chica que debía cuidar, pero los otros dos…

-Ustedes que hacen aquí!-grito desde la puerta haciendo que las miradas de los tres se fijaran en el, en medio estaba Lammy agarrando una bolsa de papitas, a los costados dos gemelos de cabello color verde vestidos de igual forma traje, camisa verde claro, corbata y antifaces, con el único distintivo de que uno llevaba un sombrero que supuestamente lo hacia el mayor, se habían quedado paralizados los dos con una de esas frituras en la mano, unos segundos después reaccionaron i se miraron soltando una risa al unísono típica de Shifty y Lifty cuando quieren hacer alguna maldad, Flippy continuaba esperando una respuesta "ese par de ladrones…" pensaba disgustado, cuando de un momento esos dos acercaron sus rostros a las mejillas de la joven y le plantaron unos sonoros besos, después de todo no podían irse sin robar nada, en ese instante un escalofrió le paso por la espalda a Flippy e hizo que se enojara-MALDICION PAR DE MAPACHES! SALGAN DE AQUÍ!

Jejejejeje- salían a toda velocidad pasando por su costado el par de cleptómanos

-Flippy no termines matándola!-decía el supuesto menor con una gran sonrisa mientras se daba vuelta para mirarlo

-Antes de que te la robemos! Ajajaja- decía el del sombrero mientras corría al lado de su copia y se fueron como si de ninjas se tratasen

-agh! esos dos que hacían aquí…es extraño en tantos meses supongo que debieron estar muy desesperados al atreverse a entrar a mi casa-se decía a si mismo mientras cerraba la puerta, luego dirigió su vista hacia la pelimorada que seguía en la posición en la que le habían dejado los delincuentes-Lammy…no te hicieron daño?

-he!?...ha…n…no-decia nerviosa sinceramente no esperaba eso de los gemelos-no te preocupes Flippy…ha! Debes estar con hambre cocine algo, pero como no llegabas…entraron de pronto sigilosamente Shifty y Lifty, parecía que no habían comido hace mucho así que les ofrecí algo de comer si prometían no robarse nada y se quedaron un momento acompañándome, eran extraños me hacían reír mucho-decía dibujando una sonrisa-pero no me hicieron nada malo, es mas parecen buenos chicos aunque sean ladrones…-ella sabía bien que eran ladrones y no los rechazaba? Esta chica era demasiado amable…-toma-dijo alcanzándole un plato de comida

Flippy suspiro calmado era extraño que no hayan limpiado por completo el lugar, tal vez tuvieron consideración con Lammy por ser nueva, aunque pensándolo bien fue mejor eso a que hagan que la chica se ponga en ese estado de locura, por que había que admitirlo ella podía llegar a ser tan letal como el mismo Fliqpy, o al menos eso era lo que pensaba Flippy

Se sentó en el sofá que había en su pequeña sala, mientras comía pensaba bien lo que haría, vio como ella iba donde estaba el con una gran sonrisa, el se preguntaba por cuento tiempo podría ver esa sonrisa, deseaba que fuese para siempre, comenzó a comer lentamente mientras recordó lo que le había dicho ese psicólogo

-+Flash Back+-

Soñoliento y bostezando llego al consultorio de el idiota del psicólogo, "Lumpy" decía la placa de la puerta, pero que haría era el único de ese pequeño lugar además que era el único que podía darle ayuda profesional, no se molesto ni en tocar la puerta, entro como si fuese algo común, vio al supuesto profesional durmiendo en el lugar donde deberían recostarse los pacientes no él, pero bueno así era ese hombre, en cuanto cerró la puerta despertó de su siesta bulliciosamente, balbuceando unas palabras pala luego caerse al costado con un grito de niña, se levanto sobándose la nuca en cuanto vio a Flippy lo único que hizo fue quedar un tanto asustado, no lo había vuelto a ver desde su tratamiento fallido y hasta había soñado con el peliverde en un sueño extraño algo relacionado con zombies o eso recordaba, en cuanto se reincorporo se sacudió un poco su traje y hablo disimulando su notable temor, por supuesto que sabía bien de las cosas que hacia su antiguo paciente y lo peligroso que era pero debía mantener la compostura

-Flippy hacía tiempo que no venias aquí, claro desde las últimas sesiones-dijo rascándose con el índice una de sus sienes-ha vuelto a molestarte?...-decía un tanto asustado por que habían sido varias las ocasiones en las que el chico que tenía en frente lo había intentado matar y de milagro se había salvado-necesitas medicación?...-decía nervioso por no recibir respuesta del joven

-tranquilo Lumpy, no vine hasta aquí por mí, sabemos los dos que yo no tengo cura-decía con una sonrisa sarcástica recordando sus intentos fallidos-mira sé que mi presencia te molesta pero necesito que me ayudes con alguien más, te contare lo que pasa y por favor dime de qué tipo de trastorno se trata, después te dejare y no te volveré a molestar…-se dirigía al hombre de cabello celeste y mechones amarillos mientras lo miraba con esos ojos color verde que parecían estar llenos de decisión, Flippy bien sabia que tal vez estaba ocasionando un temor tremendo a Lumpy pero tendría que soportar ese sentimiento hasta que termine su relato

Entonces comenzó con lujo de detalles, le contaba todas esas cosas que parecían extrañas y fuera de lugar en una persona normal, del amigo que supuestamente tenía la chica, de sus delirios momentáneos, de cómo hablaba con un objeto inanimado como si estuviese vivo y varias cosas que podrían ayudar a saber qué era lo que tenía…

-mmm…Esquizofrenia no diferenciada… -decía Lumpy tomando una taza de café mientras fruncía el ceño-te diré que es un tipo de esquizofrenia diferente a la tuya, pero no menos dañina, este tipo de pacientes-tomo un poco y continuo explicando- pierden la conexión con la realidad, quizá cuando se pone "en trance" como dices ya se haya desconectado de este mundo es por eso que no recuerda sus actitudes violentas, estas personas ven cosas, oyen sonidos y hasta pueden llegar a sentir presencias que no están realmente que son solo producto de su mente y que solo ellos pueden sentir, las demás personas no lo harán por más que ella te diga que es verdad…seguramente ella cree que ese tal "mr. Pickles" tiene vida y le habla-dijo revisando uno de sus cuadernos donde guardaba sus anotaciones mientras se rascaba la cabeza-pero no…estas personas son un poco difíciles de tratar por qué no se dan cuenta fácilmente que es real y que no lo es, y ellas te dicen que no están locas que es real pero…bueno ella necesitaría una combinación de terapias creadas de acuerdo a los síntomas y necesidades de la chica…ayuda profesional Flippy-y mirándolo seriamente y dando un suspiro-dudo que puedas ayudarla solo…

-+Flash Back+-

Apretó un poco el plato, lo único que podría hacer es convencerla de que hay cosas que no existen, y esa cosa era su amigo, pero como hacerlo parecía tan apegada a ese pepino "no tengo mucho tiempo y los medicamentos de los que me habla Lumpy no los puedo conseguir aquí, los míos según el no harían mas que causar un efecto negativo…como puede ser ella así? Ella no se lo merece, que hago! Maldición que hago!" pensaba el ex militar cuando de pronto un fuerte ruido lo saco de sus pensamientos levanto la vista y vio a Lammy asustada mirando hacia abajo, volteo rápidamente a Flippy nerviosa

-Lo…lo siento, no quise hacerlo caer-decía recogiendo rápidamente el libro de fotos lo desempolvo un poco, parecía que no había sido abierto un buen tiempo-Flippy podemos verlas?-decía amablemente mientras se sentaba al lado del chico, él dejo de pensar y solo dibujo una sonrisa amable y tomo el álbum entre sus manos

Comenzaron a revisar las fotos, habían unas en donde salía el chico de niño, Lammy veía sorprendida le parecía tan tierno con tantas banditas en su rostro por los raspones que se daba, reía cuando veía a un niño de pelo verde con unas pequeñas lagrimas saliendo de sus grandes ojos, lo extraño era que solo habían fotos de él solo, no salía con nadie mas y algo que también era anormal era el lugar donde se sacaba las fotos no parecía el mismo lugar en donde se encontraban, ella pregunto el por qué y Flippy con una sonrisa respondió

-eso es porque yo me crie en una ciudad después de mi servicio militar me traslade a este lugar-decía entrecerrando un poco los ojos recordando sus días de niñez, el había estado solo hasta que se enlisto al ejercito y conoció a sus 2 grandes primeros amigos

Continuaron viendo cada una de las fotos en muchas la chica se reía de las expresiones del chico, se fijaron en una foto done hacia un saludo militar y parecía tener los ojos llenos de felicidad y orgullo, luego pasaron a ver unas fotos en las que Flippy esta vez salía acompañado por dos jóvenes que eran aproximadamente de sus edad quizá el tipo que parecía francés podía verse de mas años pero Flippy afirmo que era solo una año mayor que él, mientras explicaba quienes eran esas personas el peliverde parecía llenarse de nostalgia y tristeza, cuanto añoraba esos días divertidos donde lo único que hacía era reírse como tonto mientras comía pizza con sus amigos

No quiso recordar mas porque sabía que si continuaba viendo esas fotos recordaría claramente como había perdido a sus amigos y junto con ellos había perdido la cordura y como por primera vez había aparecido "el", agarro gran parte de las hojas y de golpe las paso, cosa que no fue buena idea, por que las imágenes que seguían le causaban mas tristeza, abrió los ojos de repente al encontrarse con fotos de los que también alguna vez fueron sus amigos, habían fotos en las que se veía acompañado de un montón de gente, todos sonriendo incluido el

De pronto le comenzó a doler la cabeza al ver esos rostros, por que cuando los veía por su mente pasaban las imágenes llenas de lagrimas y sufrimiento, sus miradas y sus gritos de auxilio causados por el, cerro bruscamente el álbum sorprendiendo a su compañera que lo veía preocupada al ver que con una de sus manos se agarraba una parte de su cabeza, pero no conto que al haber cerrado caería un sobre lleno de unas fotos que guardaba como oro, cayeron a los pies de la pelimorada que al instante las levanto y como habían unas que se habían salido de lugar no pudo evitar verlas

Abrió los ojos con sorpresa al ver de que se tratan-ella es…-susurro, al ver a una chica bajita de cabellera roja bastante larga abrazada a Flippy los dos con una gran sonrisa, y no fue la única imagen que vio habían otras más "romanticas" donde se tomaban de la mano, otras donde uno le daba besos al otro, pudo haber visto mas de esas fotos de no ser porque el militar se las quito de la mano rápidamente

-…-no dijo nada pero su mirada lo decía todo, Lammy vio como se entristecía una vez más, no podía soportar verlo de esa forma, no podía creer que la chica que había conocido antes era la misma que entristecía tanto al joven

le molestaba esa mirada de Flippy se llenaba de vacío y tristeza, como su sonrisa se borraba cada momento que recordaba a su antigua novia, Lammy vio con tristeza como el militar comenzaba nuevamente a apagarse, el brillo que desprendía antes desaparecía instantáneamente, no quería volverlo a ver así, solo lo observo cuando vio el sobre que apretaba con las dos manos recordó a la pelirroja y comenzó a enfurecerse como podía ser que ella este ahí sonriente al lado de ese chico de azul mientras había ahí alguien sufriendo por ella, no sabía bien lo que había pasado entre ellos dos pero si había algo cierto

"Te quieres deshacer de ella no es cierto?..." se había presentado detrás de la chica la sombra de un hombre que bien sabia de quien se trataba

Ella no respondió nada solo volvió a ver a Flippy-oye! Vamos a dormir? Ya me canse de ver fotos-decía estirándose frente al chico que levanto la vista al oír su voz-hace frio y mañana será un día largo jejeje- decía antes de que él se diera cuenta ella lo agarro de la muñeca para ir a dormirse, pero en cuanto lo hizo el sintió nuevamente esa sensación extraña, su tacto era cálido pero al mismo tiempo podía sentir un frio extraño, pensó que era su imaginación y lo ignoro e hizo caso a su petición y solo se durmió sin decir ninguna palabra, seguro la había molestado poniéndose de esa forma, pero no sabía que esa noche en algún momento los ojos de Lammy habían perdido su brillo…