Entonces buenas! Qué tal? Tal parece que hay más personas que les gusta el FlippyxLammy de lo que me imaginaba…eso es alentador *w* en demasía podría decir por que como tú que lees esto creía que era la única loca que los emparejaba OwO pero más bien no XD wiii soy feliz

Dejando eso de lado me siento apenada T-T en el anterior capítulo me pase de la raya con los horrores ortográficos, me equivoqué al subir de documento cuando revise mi usb me di cuenta del que había subido y me mate de risa después de un tiempito lo reemplace XD no volverá a suceder disculpen…, bueno que mas podría decir solo muchisinisisimas gracias a alice-baskervilla27 que me dio ánimos para continuar muchas gracias w7, como siempre disculpen los fallos en ortografía

Disclaimer: la serie y personajes de Happy Tree Friends son propiedad de mondo media y sus respectivos creadores

3: Bajo el silencio del cielo

Una madrugada Fría, el cielo se había nublado completamente anunciando la gran lluvia que de seguro se desataría muy pronto a juzgar por los grandes estruendos que se podían oír, ese día no iba a ser del todo uno bueno, esta vez no hubo sol que despertase al joven que dormía profundamente ese día, claro como cualquier persona que había echado a derramar algunas lagrimas antes de irse a dormir

Ya casi llegando a las 9 de la mañana moviéndose de un costado al otro fue abriendo lentamente sus ojos, al hacerlo se encontró con el techo blanco de su habitación, vio hacia el reloj de pared que colgaba cerca de la puerta, entonces se sentó rápidamente como si tuviera un resorte en la espalda, quedo viendo la ventana, encontrándose con un silencioso cielo gris

Volteo a ver como se encontraba la chica-"gracias a Dios hoy no te caíste…"- pensaba mientras echaba un ojo a donde se encontraba la chica-…Lammy despierta ya es…-pero no pudo continuar hablándole, el lugar donde ella debería estar ocupando se encontraba vacío, solo podía ver como la cama un tanto revuelta-supongo que debió haber despertado más temprano que yo…-y no se equivocaba efectivamente la chica había despertado antes que él, se levanto rascando su cabellera despeinada, se vistió y se dispuso a ir a hacer el desayuno ya que el día anterior había permitido que su invitada cocine, tenía que compensarlo de algún modo

En el trayecto de ir a la cocina paso por la sala, cuando de repente vio el álbum de fotos que la anterior noche habían estado viendo, se extraño el recordaba haberlo guardado en su lugar, se acerco con despacio y no imagino ver eso, las fotos del sobre en donde guardaba sus fotos de él y su adorada pelirroja estaban todas esparcidas por toda la mesa y había una en especial que había sido como rasgada con un cuchillo, una en donde él estaba abrazado con Flaky, pero el rostro de ella se encontraba tachada y al costado había unas palabras que decían "bye bye" junto con una carita feliz, en ese momento Flippy sintió un escalofrió por todo su cuerpo-Lammy tu…-se quedo horrorizado se dispuso a salir cuando…

Tal vez era ya de mañana, pero gracias al cielo y el frio ambiente parecía que fuese aun de madrugada, se encontraba un chico joven volando por los cielos disfrutando del silencioso día, pero el silencio fue roto por un fuerte grito, uno agudo que sabía de quien se trataba como no hacerlo si conocía a todos en el lugar a los que protegía día con día

Voló lo más rápido que pudo hacia la procedencia de el grito, escucho como pedía desesperadamente ayuda, cuando se encontró con una escena demasiado molesta para sus ojos, como buen héroe que él decía ser, odiaba ver ese tipo de cuadros, uno de esos sangrientos que despreciaba y que no veía hace tiempo, estaba una joven de cabello azul recogido en una larga coleta agarrando en sus brazos a un chico de cabello anaranjado que era uno de los grandes ejemplos de fuerza del lugar, pero que ahora se hallaba postrado en el suelo sin poder hacer nada, ella trataba de contener una hemorragia que provenía de uno de los costados de su vientre, respiraba pesadamente tratando de contener el dolor mientras la chica lloraba desesperada con las manos ensangrentada, en cuanto vio a Splendid bajar de los cielos le grito fuertemente

-ayúdalo! Ayúdalo por favor!...el no resistirá le sangra mucho…-decía entre sollozos, se veía desesperada y asustada

El hero bajo hasta donde estaba y le agarro firmemente de los brazos-que sucedió!? Dime quien hizo esto!?-ella temblaba tampoco sabía con exactitud lo que había sucedido

había salido por la mañana a comprar unas cosas y en el camino se encontró con el chico que manejaba todo con la boca y como estos dos se atraían el uno al otro no se molestaron en brindarse compañía el uno al otro, de todas formas el constructor iba por un martillo nuevo el antigua se había perdido a causa de que se le cayó a una alcantarilla mientras lo guardaba, solo puso su expresión de molestia cuando lo recordó con su clásico "hum!", petunia sonrió cuando lo vio hacer ese gesto, se le hacía sumamente divertido ese extraño tic que tenia, comenzaron a reír mientras caminaban cuando de la nada algo hizo que Handy se detuviera, la chica se detuvo unos pasos mas delante de él y cuando lo vio solo pudo ver horrorizada como una gran marca de color rojo intenso se esparcía en uno de los costados del joven que después cayó de rodillas por el dolor y la impresión, entonces fue cuando Petunia grito lo mas que pudo

-Al…alguien…-no podía hablar por el miedo y las lagrimas que caían por sus mejillas-alguien…disparo a Han…a Handy…-decía mientras abrazaba en cuerpo del mencionado

Había llamado rápidamente al hospital mientras escuchaba a Petunia-un disparo!?...-se sorprendió, vio su herida y efectivamente algo había perforado su cuerpo e indudablemente era una bala…ese hecho del que sea una bala-porque! Maldición que no prometió que no haría daño a nadie! Maldito mentiroso!-grito a la nada, haciendo que la chica se asustara, no podía ser nadie más que él ya que era el único que contaba con ese tipo de armas y el único autorizado para portarlas-MALDITO SEAS FLIPPY!- grito mientras con una velocidad sorprendente había dejado el suelo para salir volando verticalmente

-"por favor Mr. Pickles no lo hagas esto está mal…"-rogaba a su amigo que la empujaba supuestamente hacia el camino mientras rogaba que no haga nada malo como siempre-"ella no es mala persona…ella es una buena chica así que por favor volvamos…"

-"no, además se que tu también quieres hacerlo mi linda Lammy"

-"no es cierto! Yo no quiero hacer daño a nadie!"-decía casi al borde de las lágrimas-"yo no quiero que nadie sufra…es mas por que le disparaste!"-reclamaba por los actos atroces de su amigo fiel

-"eres una mentirosa y lo sabes bien a ti también te gusta hacer estas cosas…además debía saber si es que servía el arma de ese inútil" -decía mientras la abrazaba por la espalda como posesionándose de ella, como si fuera su juguete-"vamos será divertido"-le dijo finalmente cuando ya se encontraban en frente de una puerta de color rojo, y entonces su amigo le dedico una sonrisa se quito su sombrero y toco el timbre del lugar dejándola sola

Se encontraba nerviosa ni siquiera sabía por qué estaba en ese lugar, es mas ni sabia en donde se encontraba, su amigo siempre hacia eso y ella no podía explicar que hacia ahí y si les decía que le había traído su predilecto amigo no le creían, no recordaba bien solo podía acordarse estar con el ex militar viendo unas fotos de él y…

Cerró fuertemente los ojos por qué no lograba recordar nada mas solo le causaba un fuerte dolor de cabeza cuando intentaba recordarlo cuando en frente de ella se fue abriendo lentamente la puerta que estaba en frente de ella

-di…disculpe la tardanza…-salía con ropa sencilla una pequeña chica de cabello rojo mientras abria temerosa la puerta pero al ver de quien se trataba la recibió con una sonrisa abriéndola completamente

Entonces quedando sorprendida e inmóvil Lammy abrió grandemente sus ojos, como olvidar ese cabello rojizo sus ojos llenos de temor, su piel todo lo había grabado bien en su mente, entonces recordó el por qué estaba en ese lugar

Sus ojos perdieron el brillo en su totalidad, haciéndose profundos, sin reflejar expresión alguna-…será divertido…-dijo en tono macabro antes de comenzar

Y como alma que lleva el diablo se vistió rápidamente, y se dispuso a salir casi tropezándose con los muebles, no era para menos una de las personas más importantes de su vida corría peligro, no podía pensar en otra cosa que detener a la nueva residente de cometer una locura, si lo hacia su vida se arruinaría y todo lo que había hecho hasta ahora se habría ido al bote de basura, silenciosamente rogaba por que no haya pasado nada malo a ninguna de las dos

Cerro fuertemente la puerta de sus casa y se dispuso a correr, pero cuando quiso hacerlo fue detenido por un fuerte golpe en el rostro que lo hizo volar hasta la puerta de su casa haciéndola caer y el entrando disparado a su antes bien acomodada sala, solo pudo alcanzar a ver una mancha azul delante de él, si tal vez este chico no hubiera sido tan duro se hubiera desmayado por la fuerza que infringió al golpearse la cabeza en una de las mesas, le dolia demasiado e intento no perder el control sobre sí mismo, sus ojos parecían descontrolados pasando de verde a amarillo pero aun no podía dejarse tenía algo importante que hacer, sabía que su otra personalidad estaba esperando ansioso cualquier oportunidad ya sea mínima para aprovecharla y tomar control del cuerpo del soldado

-"agh! Maldición en un momento así…pero que le pasa!?"-vio en frente a un joven al que no quisiera volver a ver jamás, ese que había tomado su lugar, estaba parado firmemente frente a él con una mirada furiosa, Flippy no entendía que hacía en su hogar este supuesto hero debería estar al lado de Flaky después de todo de alguna forma se la confió a él, estuvo a punto de reclamar cuando su acción fue interrumpida

-Eres un mentiroso Flippy!-le gritaba desde una distancia alejada-prometiste que no harias daño a nadie más! Rompiste tu promesa! Creí en ti y por eso no fuiste echado de aquí, dijiste que te controlarías maldito traidor!-decía con una rabia contenida mientras apretaba los puños

-Splendid de qué demonios hablas traidor!? Si tú fuiste el que me golpeo sin motivo alguno y da las gracias de que no te este sacando las tripas en este instante!-gritaba mientras se levantaba y apretaba un poco su nuca para mitigar el dolor, el que le había golpeado no era nada débil después de todo…

Eso ultimo enfureció al chico de azul que con una velocidad increíble entro al lugar y levanto rápidamente su puño en contra del chico de ojos verdes, como podía haber dicho eso? Solo lo inculpaba mas, porque de un momento a otro volvía a hacer daño a aquellos que protegía no se lo perdonaría, cuando estuvo a punto de hundir su mano en el rostro de su contrincante algo inesperado le sucedió no pudo moverse, su cuerpo no respondía entonces cayó de rodillas frente al ex militar con los ojos cerrados de dolor, con uno de sus brazos se apoyo en la pared y con otro se apretó el estomago tratando de soportar ese horrible sentimiento que solo un material extraño podía causarle, esa maldita piedra de color verde brillante que se encontraba en el suelo que al parecer se había caído al hacer impacto con Flippy, cuanto la maldecía era su única debilidad, no soporto mas y de un momento a otro estaba vomitando completamente todo lo que tenía en el estomago, sin poder detenerse y entre que soltaba todo de su boca dijo-maldito como tienes tu…-y continua repitiendo una y otra vez la acción anterior descontroladamente

Flippy se extraño no tenía ni idea de que era sobre lo que estaba hablando ese chico desde que lo había golpeado injustificadamente, veía como se retorcía cada segundo hasta a él le dio ganas de vomitar pero no tenia tiempo para eso no sabía que le pasaba a "esa ardilla voladora" como le llamaba a ratos, no tenía ni un segundo que perder entonces salió corriendo del lugar con los latidos acelerados y un insoportable dolor en la cabeza

La pelirroja confundida no entendía lo que había dicho la chica de pelo morado, dio un paso hacia adelante y fue cuando se quedo fría al momento de hacerlo sintió algo ya experimentado, un miedo inexplicable, ese olor a sangre putrefacta emanando de algún sitio, ese sentimiento de querer huir no importa adonde solo alejarse de aquella persona, comenzó a temblar en frente de la figura de la otra joven que parecía estar paralizada, Flaky sabía lo que iba a pasar, lo intuía después de haber sentido ese miedo tantas veces ya se le hacía tan familiar

Lammy ya sin control sobre su mente ni su cuerpo dio el primer golpe, agarro de uno de los hombros a la chica que estaba en frente aterrorizada y con una de sus manos formo un puño y lo incrusto en el estomago de la pelirroja, haciendo que se doblara para adelante en él, la pelimorada no mostraba emoción alguna solo un rostro tranquilo con la mirada perdida como si estuviera durmiendo, después no contenta con el primer golpe subió una de sus rodillas dándole en el rostro de la chica que debido a que no era una de las chicas más fuertes del mundo cayo de lleno en el suelo quedando adolorida mientras las lagrimas comenzaban a caer y sus escalofríos se hacían sentir por todo su cuerpo

Lammy veía impotente desde un lugar desconocido como su amigo golpeaba de forma tan cruel a esa chica que le había salvado la vida, que había sido tan amable con ella, no se merecía eso porque su amigo tenía que hacer esas cosas?…

Vio como proseguía con su festín, agarro del brazo bruscamente a la chica este que por la fuerza se tornaba rojo, no pudo soportarlo más y corrió en ayuda de la chica intentando detener a Mr. Pickles, pero este como siempre, según ella, hacia que pareciera ella la culpable la que hacía daño, agarro el brazo de Lammy e hizo que apretara el de la victima

La chica con los ojos llenos de lágrimas respiraba con dificultad sintió que los golpes se detuvieron, vio el rostro de la nueva y había cambiado la veía asustada, Flaky había visto antes esa mirada de susto de turbación, si y como no olvidarlo, como si la realidad se confundiera vio como una ilusión en la misma situación a un chico de ojos y cabello verde con la misma mirada cubierto de sangre

-yo…-decía con la voz temblorosa y los ojos bien abiertos-yo no lo hice…enserio! Créeme! Yo no lo hice fue Mr. Picles!-gritaba desesperada, ya había vivido eso antes

nadie le creería, nadie la consolaría, nadie lo veía, siempre se preguntaba el por qué solo ella podía verlo como lo veía, solo a ella le saludaba de ese modo, la habían obligado a apartarse de lo único que conocía, de lo poco que tenia, para trasladarse a ese pueblo desconocido, quizá no parecía tan malo, pero ella sabía bien que la alejaban porque creían que estaba loca, pero la joven estaba convencida al 100% de que su amigo existía, y este era el único que no la abandonaba así sea un ser maligno era el único que la acompañaba desde que tenia noción del tiempo, el único que no la había hecho a un lado, así hiciera cosas malas ella siempre terminaba perdonándolo

Pero por más que gritara a los cuatro vientos que existía y afirmaba su inocencia nadie le creería, porque no era cierto, quien sabe desde que momento había decidido crear a su simpático amigo por evadir la soledad

mientras se había perdido en sus pensamientos sus ojos se habían vuelto a apagar, la tiro por los cuantos escalones que habían a la entrada de su hogar, se puso de cuclillas a su lado mientras la veía-…-no dijo nada y acomodo uno de los mechones de color rojo de Flaky a un costado de su rostro y luego acaricio su rostro, un acto como de despedida-…terminemos…-entonces de su espalda saco una pistola que antes ya había sido disparada, la de cabello rojizo vio el arma de fuego y comenzó a gritar y llorar de miedo, pero antes de que sus gritos se siguieran siendo escuchados la otra joven le había tapado la boca con su mano y se volvió a dirigir a ella casi susurrando- ya no volverá a estar triste por tu culpa…no si tu ya no estás aquí…

Movió el frio metal a la frente de la chica que había quedado inmóvil por el dolor y temor que sentía en cada célula de su ser, y con esa mirada perdida movió los labios diciendo "bye bye" al igual que había puesto antes de ir a su destino instalo su dedo listo para terminar con la vida de la chica

A unos pocos segundos de disparar, se escucho u fuerte sonido, un golpe, ese sonido único de cuando choca piel contra piel, después solo el de la bala siendo disparada

Con el aliento acelerado había llegado un chico de traje camuflado, se encontraba a la misma altura de Lammy con los ojos cubiertos por mechones de pelo mientras apretaba los dientes, había golpeado fuertemente la mano de la chica haciendo que la pistola salga volando a otra dirección dejándola desarmada, el chico comenzó a temblar frente a los ojos de las dos chicas, una horrorizada más que antes con las pupilas contraídas del susto a pesar de que la haya salvado sintió un miedo único

Se dibujo una sonrisa en los labios de el-jajajajajajajaja! Al fin! Ajajajaja! -comenzó a reír agarrándose una parte de su rostro como si no pudiera controlarse levanto la vista y su mirada amarilla brillo como nunca lo había hecho, al fin se había adueñado del cuerpo del debilucho, como él lo llamaba, continuo dando carcajadas lo más fuerte que pudo poniendo su cabeza para atrás del éxtasis

Los gritos de Flaky no se hicieron esperar-Aléjate de mí!-Decía lo más fuerte y desesperada mientras intentaba pararse pero el dolor no la dejaba-vete de aquí Fliqpy!- el bajo la mirada junto con una gran sonrisa mostrando sus dientes que parecían haberse afilado, vio su inútil intento de escapar y soltó una fuerte carcajada, se sentía tan bien que lo volvieran a llamar por su nombre, también le hacía gracia el tonto esfuerzo que había hecho Flippy por llegar a salvarla y que de todas formas gracias al sonido de ese arma de fuego la iba a asesinar a ella y a

-a ti…a ti es a quien busco…-se dirigió a la pelimorada con una sonrisa desquiciada, vio a la pelirroja son casi poder moverse, tan débil e inútil hasta tratando de proteger su vida, ya tendría tiempo de divertirse con la ex novia de su otro yo, así que la agarro del cabello y la lanzo hacia un costado bruscamente volvió a ver a la chica que no había cambiado de expresión desde que había llegado, eso era lo que más le molestaba, quería verla gritar y pedir clemencia como todos pero no parecía más que una muñeca de porcelana-maldita zorra! Porque no eres como los demás! He!? Vamos grita!-con un rápido movimiento la agarro del rostro haciendo que al fin se moviera, ella intento quitar el brazo del ex militar sin tener resultados, Fliqpy sonrió ante eso, apretó con más fuerza el rostro de la mujer y con fuerte patada la hizo volar hasta un árbol

Vio como ella se levantaba, mientras el caminaba a paso rápido a su encuentro, le molestaba, quería verla sufrir, quería torturarla hasta que muriera, quería llenarse de sus gritos desesperados, quería verla desangrándose lentamente mientras podía verla llorar, quería hacerle el mayor daño posible, era su enemigo todos lo eran desde el momento en el que nació, lo que mal le molestaba era que estaba viva ella debió haber muerto en cuanto lo vio, debía haber huido como todos, debía estar gritando del miedo igual que la otra joven pero no, aunque le molestaba también le gustaba, si, de alguna forma le gustaba esa resistencia que tenia con él, no se iría sin sentir el sabor de sus sangre y seria el vencedor, nadie más se volvería a burlar de él quien había vencido una tropa entera de soldados a mano limpia, ella no saldría viva esta vez

Lammy intentaba recuperar el aire que le fue quitado por el fuerte golpe directo a su espalda, vio a ese hombre acercarse rápidamente, si tal vez era bastante ágil el golpe había hecho efecto, de un momento a otro su cuerpo volvió a golpear el tronco del árbol, sintió la fuerza que el aplicaba a sus brazos mientras la detenía, la había arrinconado inmovilizándola inmediatamente, el chico de mirada color oro sonreía mientras la veía, se relamió y de uno de los bolsillos internos de su chaqueta saco un grande y afilado cuchillo

La miro ladeando la cabeza-…fue divertido mientras duró- alzo a lo alto el arma para rebanar dulce y lentamente el cuello de su adversario que estaba inmóvil frente a el

Pensó que estando indefensa sería más fácil pero no era tonta, antes de que Fliqpy pudiera proseguir y lograr su objetivo la chica lanzo una especie de polvo directamente en los ojos del alter-ego, haciendo que el único que gritara fuese el cerrando fuertemente los ojos, grito unas cuantas maldiciones mientras soportaba el dolor, ella había prevenido lo que haría él y antes de pararse había molido en uno de sus puños un pedazo de corteza seca del árbol convirtiéndola solo en polvo y astillas, por eso no se había defendido, tal vez no tenía fuerza física pero era astuta, corrió en dirección donde se encontraba el arma tirada en lo que el ex militar volvía a abrir los ojos mientras gritaba de enojo

Cuando pudo abrir los ojos vio a esa desgraciada corriendo, se enfureció más de lo que imagino, que no era una persona distinta de los tontos que escapaban de él?, esta vez no tendría piedad, había pensado hasta quizá dejarla viva quizá como una mascota o un juguete, pero ahora la mataría sin pensarlo dos veces, corrió tras ella lo más rápido que pudo, pisando con fuerza el suelo como queriendo desquitarse con él se sintió estúpido el haber sobrevalorado a una cobarde mas

De pronto se encontró de tras de ella que justo unos segundos antes se dio la vuelta para apuntar con el arma directamente a su contrincante, el volvió a sonreír de oreja a oreja, porque no? Si al final valía la pena acabar con ella que también atentaba contra su vida y podía hacerlo con un disparo y el podía penetrar con ese gran cuchillo, solo era cuestión de saber quién era más rápido, quien acabaría venciendo solo podía decidirse en unos segundos saber quién iba a vencer

-detente!-su voz retumbo en sus oídos junto con el sonido de un trueno, abrió grandemente los ojos, al chocar con unos morados, que había pasado? Donde estaban los sádicos de antes?, pero lo que más le sorprendió fue que lo hizo, a unos pocos milímetros de perforar uno de los pulmones de la chica y transformar su ropa de blanco a rojo, se detuvo

Ahora estaba decidido ella seguía en posición solo era cuestión de apretar el gatillo y asesinarlo-je…-dijo haciendo fuerza para poder clavar su arma en ella pero se había quedado congelado, vio que la chica abrió el arma y la tiro al suelo cosa que molesto al chico-QUE HACES ESTÚPIDA!-grito lo mas fuerte a la chica que continuaba viéndolo con una expresión seria, mientras de un rato a otro se iba soltando la lluvia, le palpito la cabeza sintiendo la presencia del otro quien había sido el que lo había detenido con todas sus fuerzas –"bastardo…fuiste tú! Pero como! no puedes hacer nada contra mi maldito cobarde!" –se dirigía internamente a Flippy

ella vio por unos segundos los ojos amarillos del chico y no intento siquiera huir sino que levanto una mano y se corto el pulgar con el mismo cuchillo que amenazaba acabar su existencia, e hizo lo que ni el mismo Fliqpy se esperaba, lo choco contra los labios de él fuertemente e hizo ingresar esa sustancia roja dentro de su boca, le dedico una sonrisa y con la misma mano lo acaricio en la mejilla para solo decir unas palabras-…te sentías solo no es cierto?...Fliqpy?-el sabor dulce de la sangre de Lammy hizo que reaccionara

y cuando la lluvia comenzaba a caer más intensamente grito con todas sus fuerzas-COMO TE ATREVES!-entonces clavo el cuchillo en la chica que lo había abrazado soportando el dolor salpicándole un buen tanto de ese líquido color carmesí en el rostro, los ojos del chico cambiaron a su color original mientras la primera lagrima había caído silenciosamente, entonces saco el arma del cuerpo de la chica y trato de contener el sangrado que manchaba su ropa, mientras por sus ojos resbalaban gotas cristalinas que se mezclaban con la lluvia-resiste…Lammy…-fue lo único que pudo articular antes de abrasarla fuertemente mientras apretaba los dientes en un intento desesperado de contener sus lagrimas

-Flippy…no llores…-decía ella suavemente solo perceptible a sus oídos, después parecía que había dejado de respirar, fue cuando el corazón del joven parecía haberse detenido…otra vez…otra vez lo había hecho

-haaaaaaaaaaaaaaa!-grito con todas las fuerzas que tenia-maldición! Lammy! lammy!-grito poniéndola en frente de él, se fijo en su rostro, sus ojos cerrados la vio como si tratara de grabar su rostro que se ponía pálido, ese que siempre traía una sonrisa, se acerco a su pecho y sintió aun los latidos de sus corazón que lo alivio, aun podía hacer algo por ella, la tomo en brazos como tratando de preservar la poca vida que le quedaba, la tomo lo mas delicadamente posible y echo a correr hasta donde sus piernas lo permitían perdiéndose entre la fuerte lluvia