Capítulo 2: El señor oscuro.

-"Mmmm,tengo la sensación de que esos seres humanos molestos se preparan para otra batalla, pues que así sea entonces. Kureno, armar a las tropas, ah y por favor traiga a ese gato tonto para mí"-.

-"Como quieras señor Akito"-con una rápida reverencia hacia el rey, Kureno se pone en camino para hacer su tarea dejando a Akito solo en la habitación, Akito miró por la ventana en la dirección en la que los humanos estaban y se echó a reír sin control.

En una habitación segura, el único sonido que se oía, era posiblemente el sonido de los golpes, y la lucha con espada contra un maniquí. El sudor empezó a formar una gota en la frente de la persona con cada golpe o cada golpe de la espada que hizo.

Este no era el adolescente promedio que suelen ser, tenía el cabello de color naranja brillante, que brillaba en cada paso de luz y los ojos color castaño rojizo que envía escalofríos por la espína dorsal. De la cantidad de entrenamiento que perdura, el joven sigue siendo tan delgado como un palillo de dientes.

Es un zodíaco con un corazón muy frío, solo quería matar a todo lo que se interponga en su edad a pesar de tener 18 años de edad, tiene un temperamento muy malo.

Después de cumplir 3 horas de entrenamiento, el pelinaranja se sentó limpiándose el sudor con una toalla blanca en la frente. Echó un vistazo a su pulsera de cuentas por un segundo hasta que se interrumpió su trance por alguien interrumpiendo en la habitación. -"Kyo, señor, rey Akito quiere verte ahora mismo"- -"¿para qué, usted sabe que ese bastardo me odia"-Kyo suspiró mientras miraba a Kureno, luego a su pulsera de cuentas.-"bueno, el dijo que tenía un objetivo para usted, probablemente para la batalla con esos parásitos mañana"-.

-"Bueno, ¿por qué no lo dijiste antes, Kureno?!" salió corriendo por la puerta de cámaras deseoso de conocer la noticia del rey.-"A veces no entiendo a ese gato"-, dijo Kureno mientras caminaba a alertar a las tropas.

Kyo abrió la puerta de la habitación del rey Akito y entró sin hacer ruido, pero aún asín estaba muy emocionado de que el rey le quería para hacer algo, para variar. Kyo se acercó a Akito y le hizo una reverencia, respectivamente.

-"Usted me llamó señor Akito"- levantó la cabeza para mirar por fín hacia arriba.

Akito soltó una risita y luego volvió la cabeza hacia la ventana,-"de hecho yo le hice venir aquí mi monstruo ¿sabes para qué?"- -"no exactamente, es por eso que estoy aquí"- dijo Kyo.

-"Mmm, veo que te gusta tener la boca inteligente para mí, vuestro rey!"- Akito cogió un objeto al azar y lo tiró a la cara de Kyo, luego del impacto le dejó un enorme desgarro en la mejilla.

-"Ahora, de vuelta a los negocios, esas personas necias están planeando atacarnos mañana, tengo una pequeña tarea que debe y necesita completar, dejame decirte algo, ¿alguna vez has oído la leyenda del zycron?" ó Akito

-"Lo escuche cuando yo era un niño pequeño,¿no es el zycron a-"le interrumpió Akito.

-"Un ser humano capaz de arrasar con toda nuestra raza del zodíaco, cuenta la leyenda de que este hombre o mujer nace con esa cicatríz gris oscuro en su brazo izquierdo, ellos nacen con poderes incapaces para los seres humanos o zodíacos que no pueden soportar, si no acabamos con este humano todos vamos a morir desde que puedo sentir que el zycron atacará demasiado pronto, tu misión es que encuentres al zycron y traerlo de vuelta, pero antes que nada, yo no quiero que luches a pie, creo que lucha demasiado, quiero antena en tu lugar"- .-"pero estoy mejor luchando en pié en su lugar!"- Kyo cerró los puños juntos, queriendo ir con su idea. -"NO!habrá un luchador Dragón allí también, así que repasa en tu técnica, puedes irte ahora monstruo"-Akito se volvió hacia la ventana otra vez mientras Kyo rapidamente salió sin querer volver a entrar.

Kyo comenzó a hacer su camino a los puestos donde guardaba a su Dragón, el no solía montar a su Dragón, pero fué utilizado para espiar en su lugar, Kyo se acercó al puesto del Dragón y se dió cuenta de su sueño. -" tú Luna, despierta ya!"- gritó Kyo.

El dragón abrió un ojo para mirar a Kyo y rápidamente lo cerró. -"¿para que amo?,

¿tengo que espiar algo nuevo? y aparte de eso se esta volviendo muy aburrido para mí"- dijo Luna.

-"No,tu no vas a espiar esta vez, voy a ser tu jinete dragón para la batalla de mañana"- comienza a caminar hacia la armadura y lo resume todo -"y además, eres mi dragón por lo que debe obedecer a su maestro, ningún aburrido para mí ni peros, trae tu culo perezoso aquí y consigue tu formación"-.

Luna tomó una respiración profunda y luego lo dejó escapar al levantarse. Ella era una dragona con escamas que eran bastante de color rojo con ojos amarillos. Ella era del tamaño como cualquiera a otro dragones normales y también puede hablar.

Luna se acercó a la puerta de la calle y empezó a entrar en calor.

Kyo afilaba las espadas esperando a mañana para acercarse a lo que puede perforar un cuerpo con su espada afilada. Se puso encima de Luna con su armadura juntos, tratando de hacer que el timepo pase más rápido.