Este es mi primer fic así que espero que les guste y disfruten tanto como yo estoy disfrutando de escribirlo. :)

Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, pertenecen a L. J, Smith aunque este fanfic este basado en la serie.

Después de mucho tiempo aguantando esta situación, ya no podía más, estaba cansada de sentirme mal, de tener que soportar aquello que dejé atrás cuando me convertí en vampiro, las emociones humanas, se suponía que era un monstruo y aun así mis emociones eran muy humanas.

Nunca pensé que llegaría a desear perder mi humanidad, pero en este momento en el cual mi madre ha muerto después de una larga vida, y siendo la única que se quedó estancada en Mystic Falls, en lo único que pienso es en apagar el interruptor, de todas maneras nadie se daría cuenta, estoy sola, todos se fueron.

Elena y Damon al principio venían de vez en cuando, pero llegó un momento en el que cada vez tenían más escusas para no venir, Bonnie murió, Jeremy se fue a Nueva York, Tyler encontró una manada que lo entendía mucho más de lo que lo podría entender yo, lo nuestro no era suficiente para él, Matt al final decidió convertirse en vampiro y desde entonces ha estado junto a Rebekah recorriendo el mundo, Stefan se fue con Katherine no sé muy bien a donde y de Klaus lo último que supe es que seguía en Nueva Orleans.

Yo he sido la única que se quedó aquí, por alguna razón siempre hay algo que me empuja a volver, con esto no quiero decir que nunca haya visitado otros lugares, simplemente no he podido permanecer lejos más de dos meses, pero las cosas han cambiado mi madre ha muerto y ya no hay nada que me una a Mystic Falls solo mis estúpidos sentimientos humanos, es hora de cambiar, es hora de vivir como lo que soy un vampiro.