Bueno és mi segundo Klaroline espero les guste! :)

Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, pertenecen a L. J, Smith aunque este fanfic este basado en la serie.

Nueva Orleans

Klaus POV

Acabo de ser padre por primera vez en la vida, no se como debo comportarme, estupido Elija porque me convenceria para que me hiciera cargo de el y ahora que voy hacer.

-Hermano acaba de nacer un varon-Elija tenia una doble expresión en la cara era una noticia agridulce que no era el, el que tantas ganas tenía de que fuera un varon no como Bekah ella se pasaba el dia diciendome que si era una chica se la llevaria por todo el mundo de compras.

-Ocurre algo hermano te noto preocupado.

-Veras a habido algunas complicaciones en el parto...

-Que tipo de complicaciones?-realmente no me importaba mucho si la loba tenia que sufrir ella se lo busco pero el pequeño eso era otra cosa.

-Bueno Hayley no ha sobrevivido al parto el pequeño se abrió paso desgarrandola estaba hambriento y ella lamentablemente se desangro-la loba estaba muerta?

-Y ahora que voy hacer? Me tendre que hacer yo cargo del niño?-Estaba de broma no? Yo solo enfrentandome a la paternidad jamas habia cuidado de nadie vivo a mis hermanos si pero estaban todos en ataudes y no lloraban, ni tenian hambre ni hacian el más minimo ruido.

-Niklaus es tu responsabilidad-le interrumpí.

-No hermano tu me combenciste de ello así que tu te vas hacer el mismo cargo que yo y si no le matare.

-Klaus no serias capaz.

-Ya sabes que si-le dije con el dedo levantado yo solo no iba a criar a un niño y mucho menos cuando fue Elija el que me obligo a proteger a la madre hasta que naciera.

-Esta bien, en primer lugar debemos comprar una casa para vivir los 4, tiene que ser grande y familiar.

-Bekah tambien vivira con nosotros?-pfff otro fastidio no tenia suficiente con los llantos de un bebe que también tendre que soportar los de mi hermana, menuda eternidad-y por cierto el niño crecera no?-no podia ser que toda la vida se quedara así siendo un pequeño trozo de carne que llora, se mea y solo tiene hambre.

-No lo se, es el primer hibrido que nace así que lo tendremos que ir descubriendo poco a poco, bueno hermano y ahora no quieres ir a conocerle?-yo asentí que remedio el niño ya había nacido y si iba a convivir con el, que menos que ir a visitarle-Por cierto felicidades papa, el niño és hermoso.

-Supongo que gracias-no estaba de humor para las tonterias de Elija entre a la habitación donde Hayley vivia habitualmente cuando entre la vi en la cama llena de sangre, ella estaba blanca con los ojos cerrados la mujer que ayudo en el parto había limpiado al bebe y lo tenía en brazos le miraba con una cara de felicidad entonces nos escucho entrar y alzo la cabeza me sonrio y me indico que me acercara.

-Klaus enhorabuena es un chico muy guapo-yo me acerque más todavia no podia ver su cara cuando ella extendió sus brazos para que yo le cogiera yo en un primer momento dude pero Elija me puso la mano en el hombro.

-Esto es lo más grande que nos podia pasar disfrutalo-extrañamente eso me dio fuerzas me recordo a cuando eramos humanos Elija solia ser el que me animaba ha hacer aquello que queria sabia que yo bajo toda esa rabia era un ser inseguro que anhelaba aquella epoca en la que todos estabamos unidos, así que alarge mis manos y lo cogí yo miraba a la señora que me hizo un gesto con la cabeza para que mirara lo que tenia entre las manos entonces baje la vista y ahí estaba mi hijo con los ojos cerrados era hermoso, la cosa más bonita que habia visto, jamas pensé que algo tan pequeño me remoberia tantas emociones lo que sentí al mirarle es que sabia que a partir de ese momento jamas en la vida volveria a estar solo tenía un compañero que nunca me abandonaria alguien con quien pasar la eternidad a quien enseñarle.

-Que te parece hermano?-Elija estaba tan feliz como yo sabía que el tambien estaria presente en el crecimiento en todo y le vi en la cara que estaria dispuesto a dar la vida por la pequeña criatura. En ese momento llego Rebekah.

-Siento mucho el retraso pero como ha ido?-entonces se quedo mirando el cuerpo sin vida de la loba y abrió sus ojos de par en par-Que ha pasado?-giro su cabeza hacia nosotros y vio nuestras caras llenas de felicidad no se lo podia creer-Que os pasa estais demasiado contentos?

-Es lo que pasa hermanita cuando te conviertes en padre-afirme yo estaba emocionado.

-Y ella?-señalo a Hayley.

-Ha muerto durante el parto se desangro-Elija no entro en detalles y le indico que se acercara-Ven hermana tenemos que presentarte al nuevo miembro de la familia.

-Dime que es una chica por favor!-Ella tambien era feliz estaba seguro que le daba igual lo que fuera yo no podía dejar de mirarlo cada vez que se movia cualquier cosa que hiciera me parecia interesante.

-Lo siento hermanita pero es otro varon-ella puso una muheca y se acerco.

-Puedo-me dijo extendiendo las mano yo asentí y se lo entregue cuando ella lo vió puso exactamente la misma cara que nosotros parecia que ibamos a ser de nuevo una familia. Rebekah nos miro.

-Hermanos tengo una idea porque no empezamos desde cero en algún otro lugar nos mudamos y dejamos que el niño creezca normal tenga la infancia que nosotros no tubimos-por fin de esa cabeza rubia salia un buen plan.

-Creo que no estaria mal-dijo Elija mirandome sabia que yo tendria la última palabra ya que era el padre.

-Creo que seria lo mejor, pero a donde nos vamos?-teniamos que encontrar un sitió en el cual pudiera crecer tranquilo.

Esa fue una larga noche donde debiamos discutir donde viviriamos cada uno propuso los lugares que más les gustaban, por un lado Elija era partidarió de irnos a europa yo no por supuesto no estaba dispuesto preferia quedarme en norte america, en cualquier estado, Rebekah creyo que era mejor llevarse al niño a oriente a que conociera mundo, Elija y yo lo descartamos.

-Bekah si el niño quiere conocer mundo nos lo llevaremos de viaje por todo el mundo, pero no le haremos vivir cada més en un sitió eso no es estable-le dije yo chillando.

-Hermanita Klaus tiene razon en esto hay que pensar en el bebe.

-Pues entonces tampoco deberiamos irnos a Europa como tu propones-dijo reprochando Bekah, ella siempre a la defensiba.

-Esto va a ir así elegiremos un sitio de aquí de america y si puede ser cercano no estoy dispuesto a irme muy lejos, pero tampoco me quiero quedar en Nueva Orleans-mis dos hermanos me miraron y comprendieron que debiamos buscar un lugar de aquí.

-Hermano eso de no irte de norte america no tendra nada que ver con una joven vampiro rubia no?-ha que venia eso ahora Elija siempre tenia que soltar cosas como esas, yo gire la cabeza como me podia hacer una pregunta tan estupida.

-Nik no me lo puedo creer todavia sigues pensando en ella, ya dejalo y pasa pagina-y encima se tenia que meter también Bekah como hemos pasado de elegir un sitio en el que vivir a hablar de Caroline.

-Decidamos ya el sitio mañana iremos a ver a alguna bruja nos tiene que averiguar cosas sobre el pequeño...-Bekah interrumpió que rabia me daba!

-Nik!-dijo chillando.

-Que?

-No tiene nombre...-todos nos miramos es verdad no le habia puesto nombre a mi hijo pero como le podria llamar no me ocurria ninguno, oh dios mio ahora además de elegir un sitio en el que vivier además tenia que ponerle nombre.

-Bueno podriamos ponerle como padre-mi hermana se habia vuelto totalmente loca-seguro que le haria ilusión-no lo dudo pero ni ensueños.

-Tu realmente te golpeaste la cabeza fuerte no? Mi hijo jamas se llamara como aquel monstruo que nos estubo persiguiendo por años, tu que quieres que mate al niño? O que te pensaba menos tonta hermanita.

-Ya basta Niklaus-como no ya salia Elija a defender a la inocente de nuestra hermana, el y su complejo de caballero-tengo pensado un nombre lo que no se que os parecera...-miro al suelo avergonzado, espero alguna reaccion pero cuando vio que los dos le mirabamos con intriga decidió seguir-que os parece si le llamamos Henrik...-todos nos quedamos callados, seguro que todos al escuchar ese nombre les vino a la mente ese pequeño chico tan parecido a Elija tan joven que nos fue arrebatado a mi me parecia una buena manera de honrarle.

-Bueno pues ya tiene nombre Henrik Mikaelson-dije en tono seguro a mis hermanos se les iluminaron las caras el tema de Henrik era algo que nos conmovia a todos y esa era una buena manera de recordarle dondele su nombre al único descendiente, seguramente el único sobrino que hubiera tenido jamas.

-Bueno ahora solo queda el sitio por decidir y encontrar a tu amiga la bruja para que nos hable del futuro de Henrik-dijo Elija.

-Que os parece Atlanta?-dijo Bekah. Otra buena idea ya iban dos en una noche estaba en racha! Yo sonreí.

-Bueno ya esta todo mañana nos muudamos a Atlanta, Elija mira por internet alguna casa que este en venta ya sabes...

-Si-se fue al estudió donde estaba el ordenador, de pronto sono un llanto en la habitación donde estaba el niño Bekah y yo nos miramos.

-Esta bien voy yo, pero Nik alguna vez te tocara debes empezar a aprender no siempre estaremos en casa Elija y yo-Bekah aunque me echara estos sermones se sentia feliz de ir cuando lloraba, sentia como si fuera la única capaz de hacerlo yo no lo había intentado ya que Elija lo hizo y no le fue demásiado bien el niño lloro más.

Era el primer momento que me encontraba solo despues de mi forzada paternidad, me fuí a mi refugió allí a mi sala de pinturas donde estaban todas mis obras, escondida tenía un retrato fuí a verlo porque me habían sacado el tema de Caroline esa alocada rubia que me traia de cabeza hacía casí nueve meses que no sabía nada de ella desde que le concedí la libertad al imbecil de Tyler, pero que podía hacer, matarle? Jamas me lo hubiera perdonado estaba totalmente seguro al igual que también se y sigo pensando que su relación está condenada al fracaso en una ocasión en la que a Hayley le dominaban las hormonas tubimos una charla peculiar sobre nuestros "enamorados" que ironia los dos sufriamos por culpa de la misma pareja. Un día me la encontre sentada en mi sala de pintar mirando el retrato que acababa de terminar de mi amor.

-Que haces aquí? No deberias estar en tu habitación descansando o algo así?-ella me miro le note la nostalgia en los ojos.

-La echas de menos?-no tenía intención de iniciar una conversación con ella estaba enfadado, obligado a protegerla la situación se escapaba a mi control como para también tener que soportarla a ella y a sus preguntas sentimentales-Que pregunta más estupida, claro que si.

-Enserio que quieres?

-Solo quiero que hablemos, te guste o no yo voy a ser la madre de este bebe ya se que preferirias a Caroline ella tan perfecta en todo siempre...-miro al suelo hablaba de ella con celos no me extrañaba a cualquier chica le gustaria ser como ella-pero a mi tambien me gustaria que tu fueras Tyler y me tengo que conformar y aceptar esto como ha venido, me gustaria que almenos pudieramos tener una conversación sin que tu me envies a mi habitación.

-Tienes razón, quieres que hablemos esta bien, de que quieres hablar?-la mire fijamente en parte tenia razon deberiamos poder mantener una charla.

-La echas de menos-volvio a decir mientras miraba mi retrato yo decidí ser sincero.

-Creo que si, o almenos mi inconsciente si-ella me miro con cara de no entender lo que le decia-yo puse el lienzo, prepare las pinturas, iba a pintar un paisage cerre los ojos, los abrí y me deje llevar cuando realmente fuí consciente es cuando ví la cara de Caroline, estaba pintando sin pensar sin saber-ella abrió la boca.

-Yo tambien le echo de menos, a veces me despierto por las noches y le busco en la cama pero el no esta-estaba siendo sincera conmigo totalmente-sabes lo que me parece curioso-yo la mire con una media sonrisa en la cara, note que se sonrojo un poco.

-Sorprendeme.

-Pues que cuando tu ves el cuadro tu cara se ilumina te gusta, te la imaginas y tus sentimientos salen sientes lo que sentias cuando lo pintabas en cambió cuando yo lo veo siento dolor, rabia, tristeza, como una sola imagen puede significar cosas tan diferentes para dos personas.

-Es lo que tiene el arte no todo el mundo se siente igual delante de la misma obra.

-No te gustaria ir a buscarla en este momento y llevartela lejos de todo y de todos?

-No serviria de nada porque ella solo pensaria en el...-los dos nos miramos buscamos refugió el uno en los ojos del otro sabiamos que estabamos pasando por lo mismo.

-Tyler no la quiere tanto como dice-a que venia eso, la mire desconcertado-no se si deberia decirtelo pero entre el y yo hubo más de lo que el ha contado-la rabia me inundo.

-Que paso entre vosotros?-abrí mis ojos más.

-Bueno el llego a nuestra manada buscando ayuda para romper vuestro vinculo nosotros le ayudamos el salia por la noche a pasear y yo me uni a sus paseos nocturnos muchas veces me hablaba de Caroline de sus inseguridades, de como tu la mirabas, cada vez lo hacia menos y me preguntaba cosas sobre mi hasta que un dia me dijo que el sabia que lo suyo con Caroline no tendria futuro que el ya no sentia lo mismo la distancia y que yo era su apoyo así que a partir de esa noche yo le ví de forma diferente empezamos a tontear todos se dieron cuenta hasta que una noche en mitad de nuestro paseo descubrimos una cascada con un pequeño manantial y decidimos bañarnos nos desnudamos y nos metimos en un primer momento jugamos, nadamos pero el se me acerco y me beso yo le correspondí el ya no hablaba de su novia ya no la consideraba como tal así que paso lo que paso lo hizimos y el no se acordo de ella en ningún momento nosotros estubimos juntos hasta que regreso para comprobar si ya se habia desvinculado, yo quise acompañarle pero el me dijo que era mejor que no que además de eso tenía que hablar con Caroline de lo suyo pero que volveria pronto a por mi, si el no me hubiera dicho nada de eso yo no me hubiera enamorado como lo estoy de el...-ella bajo la cabeza pude ver las lagrimas rodar por su rostro ella necesitaba hablar con alguien del tema se notaba que le faltaba una amiga, yo en cambio no se si hubiera preferido no saberlo mis ganas de matar a Tyler augmentaron hasta niveles insospechables, como yo decia estaba totalmente convencido de que habia habido un escarceo entre la loba y el, pero que podia hacer yo contarselo a Caroline no me creeria, esa relación estaba condenada al fracaso y algún dia nos reencontraremos mientras tanto solo me queda recordarla y esperarla.

Salí de mi ensoñación cuando escuche la puerta de mi estudió.

-Sabia que estarias aquí-dijo Elija-ya tenemos casa he tenido en cuenta que sea un barrio tranquilo con un hospital cerca, un colegió para pequeños y es bastante grande que te parece?-me enseño una foto la casa era de dos pisos blanca muy grande tenia un bonito patio delantero y tenia una disponibilidad inmediata no vivia nadie en ella vi más fotos por dentro era hermosa muy bien decorada tenia un amplio jardin trasero, me gustaba así que asentí y Elija cogió su mobil-voy a llamar al numero de contacto-lo hizo mientras se alejaba dejandome otra vez solo con mis pensamientos.

Seguí mirando el retrato,fuí a la mesa que había junto al sofa y me serví un trago.

-Caroline que ganas tengo de estar contigo, espero que algún dia me llames o nos encontremos...

A la mañana siguiente ya estabamos preparando las cosas para irnos Elija estaba muy contento ya que habia conseguido que nos dieran la casa ese mismo dia cuando llegaramos la dueña nos estaria esperando con los papeles, los abogados y los notarios para simplemente hacer el pago y la firma de las escrituras, la casa estaria a nombre de los tres.

-Alguno podria ayudarme yo tengo más cosas que recoger-ya estaba Bekah quejandose como cada vez que nos mudabamos, yo me fuí a la habitación donde dormia Henrik y le cogí el casi ni se inmuto y le baje.

-Elija recoged las cosas del bebe voy a ver a la bruja lo mió está todo en el camion, me pase toda la noche guardando mis cuadros cuidadosamente para que no se rompieran por el camino, el asintió.

-Siempre haces lo mismo Nik encuentras una escusa para no ayudarme-se quejo Bekah. Yo la fulmine con la mirada y salí nos quedaba una largo camino hasta Atlanta que evitaria hacer con ella por supuesto.

Salí de la que había sido nuestra casa durante el embarzo de Hayley, le quisimos dar un hogar para que se sintiera comoda y para vigilar que no le pasara nada.

Entre en la casa de Marcel fuí a presentarle a mi hijo, a despedirme y además quede allí con la bruja.

-Enserió no quereis quedaros podriamos protegerle muy bien aquí lo sabes hermano-Marcel no queria que nos fueramos.

-No quiero que creezca con todo esto, aunque vendremos de visita, vendremos a ver como esta nustra ciudad-el se echo a reir.

-No cambiaras nunca amigo, es una lastima lo de tu partida, aunque he de reconocer que te ha salido un hijo muy guapo, podra venirse de vacaciones a conocer al tio Marcel jajaja-yo asentí, el vio como buscaba con la cabeza a la bruja-tu amiga esta en mi despacho he creido que estariais mejor allí.

-Gracias voy-me conocia esa casa tan bien fuí casí sin pensar ese camino me lo conocia de memoria lo hacia inconsciente, cada vez que iba a verle acababa charlando con el en su estudio, conforme iba avanzando recibia cada vez más miradas todo era por Henrik estaban extrañados un bebe, llegue a la puerta del despacho y la abrí.

-Hola Nik-esa vieja conocida debia hacer unos 50 años que no la veia y casi no habia envejecido aiix la reconocí al instante.

-Matilde no has cambiado nada-ella se echo a reir.

-Y mira quien lo dice jajaja-ella miro lo que había en mis brazos-ya veo de lo que quieres hablar quien es?

-Se llama Henrik-ella me miro con sorpresa.

-Ese no es el nombre de tu difunto hermano menor.

-Si, el bebe no es mi hermano es... mi hijo-ella abrió los ojos de par en par y se acerco corriendo.

-Dios mio! Es cierto...-ella me extendio las manos-puedo?-yo asentí y se lo entregue ella lo observo, lo examino por todos los lados-que quieres saber Nik?

-Todo lo que puedas decirme de el, que es exactamente, si crecera, si bebera sangre, si es vampiro, si es hombre lobo o ambos como yo si es inmortal... son muchas cosas-estaba preocupado.

-Relajate Nik ahora mismo te dire lo que sepa dejame concentrarme, tomate un trago mientras y relajate dejame al pequeño.

-De acuerdo-me fuí al minibar que tenia Marcel en el despacho y me serví mientras ella se concentraba y obserbaba a Henrik, no le quite ojo si intentaba hacerle cualquier cosa en 2 segundos no tendria corazon, sabia que no seria tan estupida como para hacerle nada pero me sentia muy protector con el pequeño, Elija me dijo que era normal.

-Nik-alce la vista de mi vaso-ya esta ven cogelo-fuí enseguida deje el trago y nos sentamos.

-Que sabes?-estaba ansioso.

-El és un hibrido como tu nació con su parte de hombre lobo activada ya que su madre lo era aunque debe de beber sangre humana cuanto antes mejor para convertirse en vampiro, si no no creo que sobreviva, después en cuanto a crecimiento si que crecera aproximadamente 18 diria yo depende de la edad de la madre que por cierto donde está-baje la cabeza-murió en el parto verdad?-asentí-siento no poder ser más precisa el será como tu tendra deseos de sangre crecera hasta llegar a la edad de la madre calculo unos 18 años y se parara y se mantendra sera inmortal, no veo que tengas que preocuparte por nada sera fuerte y poderoso como tu, le he visto con un gran futuro Nik cuidale.

-Gracias.

-Recuerda que me debes una Nik.

-No se me olvida Matilde lo que necesitas-ella sonrio.

-Buen viaje! Espero que la llegada de Henrik te ayude a cambiar-yo me fuí sin decir nada el no lloro nada en todo el camino. Llegue a casa ellos estaban metiendo las ultimas cosas al camion.

-Elija hay alguna bolsa de sangre-el me miro confundido y asintió.

-Para que la quieres?

-Para Henrik hay que activar su lado vampirico si no, no sobrevivira-el salió corriendo hacia la casa yo le seguí a paso normal cuando entre por puerta el ya habia regresado con un biberon lleno de sangre y me lo dio yo lo cogí y se lo di al bebe que empezo a chupar sin parar cuando se lo termino abrió los ojos por primera vez eran como los mios azules y me miro fijamente yo tambien a el era feliz lo note.

Entonces nos fuimos Rebekah cogió el camion con nuestras cosas y Elija y yo el coche metimos a Henrik detras en una silla que le habia comprado Elija y nos pusimos rumbo a Atlanta.

Atlanta

Los años viendo crecer al pequeño se nos pasaron muy rapido estabamos muy unidos el chico me adoraba, tambien a sus tios que no se separaban de el por más de una semana Henrik viajo mucho con nosotros lo llevamos a conocer mundo, estudiaba en casa Rebekah se opuso a que fuera a un colegió estando ella para enseñarle, lo hizo muy bien cuando tenia 13 años Henrik entro una tarde a mi estudio donde guardaba mis cuadros y donde pintaba por lo general no solia entrar le enseñe a pintar a los 6 años pero no le gustaba mucho el creció sabiendo lo que era no le ocultabamos nada y había resultado ser un gran controlador de su sed era mejor que Caroline en eso, me lo encontre mirando mis cuadros me sorprendió y lo observe entonces me di cuenta que estaba contemplando el retrato de Caroline lo había sacado así que entre.

-Que haces colega?-el me miro y siguió mirando el cuadro estaba apenado.

-Ella es mi madre?-pregunto dubitativo casi no le salieron las palabras en realidad habiamos hablado de todo menos de su madre.

-No Rik, ella és una amiga mia que hacia muchos años que no la veia y decidí pintarla- no queria entrar en detalles de mi amor fallido con Caroline, preferia que pensara que era un amiga.

-Papa-todavia se me hacia raro cuando me llamaba así-y no tienes ninguna foto de mi mama?

-Lo siento no tengo ninguna-no sabia que decirle no tenia ninguna foto de la loba ella no fue nadie para mi y aun así antes de morir me dio el mejor regalo del mundo.

-Bueno no pasa nada- el me miro resignadi entonces empezo a sonreir el tenía mis ojos el pelo era de su madre castaño lo llevaba un poco largito como el menor de los Gilbert y su boca y manera de reir los gestos según mis hermanos eran como los mios a mi me llenaba de orgullo.

-Te parece si nos vamos tu y yo a dar una vuelta te invito a un helado-le sonreí a el se le ilumino la cara al escuchar la palabra helado.

Cuando llegamos me encerre en mi estudio y el se fue a duchar le dije a Rebekah que le ayudara a irse a la cama que yo tenia trabajo ella le acosto esa noche le deje un papel en la mesita era un dibujo de su madre no era muy detallado era lo que recordaba de ella almenos una idea de como era se podria hacer cuando se desperto vino a mi habitación corriendo y salto encima de mi cama.

-Papa! Es ella?-yo abrí los ojos habia visto el dibujo-Es ella?-me volvio a preguntar yo asentí-es hermosa.

-Que és este escandalo?-Elija estaba en la puerta de mi habitación con su pijama puesto.

-Tio Elija mira es mi mama has visto que guapa mi papa me la pinto-mientras el hablaba con Elija yo me levante Henrik se giro y vino corriendo me abrazo-Gracias papa-le salió una lagrima.

-No llores colega!-le acaricie el pelo-y ahora me voy a duchar ve a vestirte mira tu tio esta despierto el te hare el desayuno-sonrei maliciosamente y mire a Elija.

-Venga Rik vamos a dejar que tu padre se limpie, esta tarde me lo llevo al cine que te parece Rik?

-Si veremos esa pelicula nueva de coches? Porfaa!-Elija asintió, entonces entro Bekah a la habitación.

-Hay reunion familiar y no me informan, Ric esta tarde vamos de compras que te parece.

-Es que tio Elija me va a llevar al cine-Bekah hizo una mueca.

-Bueno mañana vamos y pasamos el dia juntos podemos ir a los bolos tambien.

-Siiiii!

Salieron de mi habitación y se fueron a desayunar mientras yo me arreglaba esa fue la única vez que hablamos de su madre después el guardo el retrato que yo le hice pero no hablo con nosotros de ella más el era feliz no necesitaba absolutamente nada. Hasta que 4 años más tarde se revelo encontra de Bekah no me extraño nada.

-Pero es que yo quiero estar con gente de mi edad.

-El instituto no es tan bonito como parece.

-Necesito vivirlo, además nunca me has dejado ir al colegio siempre me has enseñado tu es hora de que sea algo más independiente y no un niño de papa- al oir los gritos me acerque.

-Que pasa aquí?-los mire a los dos Bekah podia ser muy infantil cuando se lo proponia.

-Le he dicho a tia Bekah que quiero ir al instituto que me voy a mtricular este año quiero conocer gente e mi edad relacionarme es normal no?-el me miro buscando mi aprobación y la encontro.

-Es hora de que seas más independiente, tenemos que dejarte más libre-el me miro con alivio sabia que yo seria su aliado, en cambio Bekah me miro con la peor cara del mundo.

-Haced lo que querais yo te lo he advertido!-le dijo.

-Tia pero no te enfades sabes que te quiero-le dijo el tratando de no enfadar más a su tia la abrazo ella se hacia la indignada pero en el fondo no podia resistirse a los encantos de su sobrino.

-Esta bien pero antes de que vayas al instituto vamos a transformarte cortarte el pelo, comprarte ropa todo si vas seras el chico más guapo el más popular me has entendido te apuntaras al equipo de futbol-ella hizo de su sobrino su proyecto queria que fuera el mejor.

-No sabes donde te has metido colega-el me miro suplicante yo alce las manos-esto és cosa tuya chico!

-Gracias por tu ayuda pa!- Me largue sera divertido ver el cambió.

Cuando llego despues de todo el dia de compras llevaba mil y una bolsa y Bekah tambien se había cortado el pelo parecía mas adulto estaba cambiado su estilo de ropa todo era mi hijo pero ahora vestia como los jovenes de su edad Bekah tiro toda la ropa vieja y coloco la nueva le habia comprado un guardaropa completo zapatos, gorras, camisetas, camisas para ocasiones especiales trages, jeans una chupa de cuero. Cuando termino de colocarle todo Bekah le dio un beso en la mejilla y se fue nos quedamos los dos solos.

-Bueno creo que es hora de que te de tu regalo por tu primer dia de clase no?-el me miro sorprendido.

-Me has comprado algo por mi primer dia? Pa ya te vuelves como la tia?-nos empezamos a reir.

-No sabes que yo jamas sere como ella, ven vamos fuera y te lo enseño-lo lleve hacia el garage y allí había un volswagen deportivo, que se podia poner descapotable era rojo, le encanto la cara se le ilumino se acerco.

-Y esto?-no sabia que hacer le tire las llaves las cogió al vuelo.

-Tendras que ir de alguna forma al instituto,es tuyo cuidalo, bueno damos una vuelta?-el asintió.

Al día siguiente estaba nervioso como todos era su primer dia de clase jamas pensé que estas cosas me afectarian a mi pero si lo hacian todo lo que tubiera que ver con el me afectaba. Todos desayunamos juntos nos hicimos una foto con el si resultaba estupido pero lo hicimos al igual que teniamos miles de albums llenos de fotografias nuestras con el esa iria a otro album.

-Recuerda los consejos que te dí ayer estas genial a por todo-le dijo Bekah.

-Se un chico respetable y diviertete-Elija.

-Disfruta cada momento sin remordimiento alguno y recuerda que eres y lo que puedes llegar a hacer-le guiñe un ojo elme miro y me abrazo.

-Gracias pa!-se giro y se fue hacia el garage pude oir el sonido del coche alejandose una extraña paz entro en la casa era su ausencia se notaba y solo hacia 5 segundos que se habia ido adaptarnos nos costaria mucho.

Henrik POV

Mi primer dia de clase estaba nervioso no sabia que hacer ayer mi tia me había acribillado a consejos me dijo todo lo que tenia que hacer paso a paso, pero yo solo queria hacer amigos ser alguien normal no era tan complicado de entender por un momento dejar de ser el único descendiente de la familia de vampiros originales para ser más exacto el único hibrido nacido no convertido, sabia lo que era pero tambien lo que queria ser, queria ser alguien normal. Llegue al aparcamiento pare el coche me tomo un segundo salir respire ondo y lo hice, entre por la gran puerta principal andaba un poco perdido así que avance y leí un cartel que ponía despacho del director entre allí estaba la secretaría.

-Hola chico en que puedo ayudarte?-cuando me vio se sonrojo y se mordio el labio inferior.

-Si es que soy nuevo y ando perdido-me acerque al mostrador.

-Enseñame tus papeles que mire-le puse todo lo que llevaba en las manos encima de la mesa con mis asignaturas todo-de acuerdo mira este és tu horario y este es un mapa del instituto tu estas aquí ves-me señalo un cuadrado rojo que ponia dirección asentí-ahora tienes clase aquí-me señalo otro punto.

-Gracias-ella se volvio a sonrojar estaba muy cerca.

-Si necesitas algo más lo que sea no dudes en venir-yo asentí y salí de allí me fuí a clase iba distraído y choque con alguien caí al suelo.

-Podrías mirar por donde vas, no mis carteles-era una chica rubia guapisima con el pelo rizado su cara me era familiar estaba absorto mirandola era bellisima-porque me miras tengo algo en la cara-normalmente cuando miraba a las chicas ellas se sonrojaban y apartaban la vista, reaccione parecia estupido mirandola.

-Lo siento iba distraido-me levante y la ayude a recoger unos carteles anunciaban una fiesta en el lago por inició del curso-me quede mirandolos.

-Siento haberte chillado estoy un poco estresada tengo que acabar de colgar los carteles y no me va adar tiempo, por cierto mi nombre es Caroline-me dijo mientres extendia su mano.

-Yo soy Henrik, es mi primer dia aquí.

-Entonces eres el chico nuevo, yo tambien lo fuí andaras un poco perdido.

-Bueno tengo esto dije enseñandole el mapa-ella se acerco más a mi pude verle los ojos más de cerca eran hermosos ella me miro y me dedico una sonrisa, no era nada timida.

-Veamos a donde vas...-miro y alzo la vista-me parece que somos compañeros de clase. Vamos juntos?-yo asentí.