Siento mucho la espera pero he tenído unos meses algo complicados. A pesar de que el capítulo no es de los más largos espero que les guste y ya queda poquito para el final, muchas grácias a TODOS!

Si siguen haciendo comentarios sobre lo que les ha parecido el capítulo y quieren que continue la historia haganmelo saber con un super review, gracias a todos por su tiempo!

Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, pertenecen a L. J, Smith aunque este fanfic este basado en la serie.

Horas antes del encuentro entre Felix y Henrik

Caroline POV

Silas nos había obligado a bajar a los sotanos de la fábrica, estaba todo muy oscuro nos encerro de dos en dos en habitaciones, no podíamos salir ya que había echo algún tipo de conjuro que no nos dejaba salir. A mi me toco quedarme encerrada con Klaus, por mucho que el me quisiera calmar yo seguia asustada que iba a ser de nosotros...

-Caroline tenemos que hablar-Klaus pretendia que en ese momento en el que nuestras vidas estaban más en peligro que nunca nosotros dos tubieramos una conversación sobre porque me obligo a olvidarme de el y me hizo creer que estaba saliendo con su hijo...

-No me parece el momento ni el lugar.

-En algún momento tendremos que hablarlo.

-O tal vez no, a mi no me interesan tus escusas, ni tus explicaciones-por supuesto que el no iba a dejar la conversación así.

-¿Porque eres siempre tan cabezota?-el estaba dando vueltas en la habitación.

-Y tu ¿Porque eres siempre tan egoísta? Todo tiene que ser como tu dices, si las cosas no van como el gran hibrido original quiere se enfada y patalea e intenta cambiarlas sin importar las conseqüencias, pues sabes una cosa ahora tienes que asumir tus errores y aguantar sus conseqüencias-dije lo más seria que pude tenía tanto que reprocharle.

-Pues sabes una cosa si pudiera volver al pasado haría lo mismo, por que todo esto lo he hecho por mi hijo, por su felicidad...-en ese instante un silencio incomodo se produjo, yo no sabía que decir en realidad en el fondo entendía sus motivos aunque no los compartiera, pero no podía dejar de sentirme utilizada.

Damon POV

-Esos dos parece que estan discutiendo de lo lindo-Elena no me miraba-¿Estas bien? ¿Te pasa algo?

Se giro con los brazos cruzados y con el ceño fruncido.

-Creo que me debes una explicación ¿o no?-a que se referia.

-¿Una explicación de que?-me tenía perdido.

-¿Que hicistes en Mystic falls?-realmente estaba preguntandome eso en este momento.

-Es mejor que lo hablemos en privado, además Elena es probable que muramos en breve y a ti te preocupa esto...

-Si y ya que no tenemos nada mejor que hacer, vamos ha hablarlo.

-Solo fué un pequeño susto que le ibamos a dar a Klaus.

-¿Y ese susto incluia matar algún inocente como Care o el hijo de Klaus?-era tan ironica y directa como siempre...

-Nosotros no matamos a nadie en cambio los originales si que lo hicieron, además no tengo por que justificarme.

-¿Damon como puedes ser así? Es que me parece increible.

-Peor fué lo que hizo Klaus-ella me interrumpió.

-Tal vez, pero yo estoy contigo no con el, puedes entender eso- sus palabras me hicieron reflexionar en que estaba intentando justificarme diciendo que lo de los demás era peor una auténtica tonteria...

-Tienes razón lo hice mal, pero estubimos tanto tiempo intentando matarle que vi el plan perfecto para hacerlo, bueno cuando lo pensé era más perfecto que cuando lo hice...-ella se acerco a mi y me abrazo.

-No pasa nada, pero tienes que entender que esa actitud solo nos aleja.

Rebeka POV

Tenía tantas ganas de tener un momento a solas con Matt, nunca pensé que esta seria la situación, siempre imagine nuestro reencuentro algo más tranquilo en Mystic falls...

-Nunca pensé que nos reencontrariamos así...-dije bajando la vista, esos ojos azules aun me volvían loca.

-Yo en cambio siempre pensé que sería algo de esto, supongo que es lo que tiene juntarse con vampiros...-estaba algo distante.

-Supongo...-me sentí mal y algo culpable, el no tendría por que estar aquí...

-Lo siento, estoy pagando mis frustraciones contigo, esto no es culpa tuya.

-No pasa nada lo entiendo.

-Con la edad me he vuelto un casca rabias-era la primera sonrisa que le veía.

-Dejame decirte que los años te sientan muy bien-el se empezó a reir.

-¿Tu crees? Dentro de poco parecere el padre de todos.

-Supongo que en algunos años así será-A el los años le habían sentado muy bien, el tiempo no lo había tratado mal, se había dejado algo de barba había crecido, no se lo encontraba realmente atractivo...

El seguía mirandome directamente ninguno de los sabía que decir, bueno mejor dicho yo no me atrevía a hacerle la pregunta que más me interesaba, si había conocido a alguien...

-¿Estas con alguien?-Esas palabras retumbaron en mi cabeza el me acababa de preguntar eso, realmente le importaba...-Si no quieres contestar no pasa nada supongo...-no le deje terminar.

-No, yo no estoy con nadie ¿Y tu?-volvio a sonreir.

-No he encontrado a nadie-yo no podía aguantarlo más me eche a sus brazos y le bese el me correspondió, sus brazos eran más grandes aun y el tenía más fuerza que antes, me sentí tan bien, tan protegida.

Después de besarnos nos quedamos abrazados.

-Todo saldra bien-me acarició el pelo, me estaba tranquilizando, por que aunque para mi fuera un momento idilico realmente la situación era crítica.

Jeremy POV

Solo podía pensar en Bonnie, ella sabria que hacer seguro que había alguna manera de contactar con ella.

-Elijah ¿se te ocurre algún plan?-tal vez el supiera que hacer.

-Realmente no me viene nada a la mente...-el estaba como todos, sin respuestas, atrapado...-y tu Stefan no sabes nada más solo que eres el doble.

Solo nego con la cabeza, no dijo nada más.

En ese momento Silas bajaba las escaleras...

-Bueno queridos os he dejado unos momentos, para que pudierais estar a solas con vuestros amados y amadas, pero es hora de que os despidais.

-¿Como puedes hacernos esto?-Escuche como Caroline le chillaba el se acerco hacía donde estaba ella y le contesto alterado.

-Os he dado la oportunidad que yo no tube, yo no pude despedirme de mi amada...

Después solo había silencio nadie se atrevio a debatir lo que Silas había dicho, ya que todos en el fondo sabíamos que eso era cierto...

En ese momento en el cual solo podíamos escuchar el silencio y nuestras respiraciones una de las puertas se abrió y escuchamos a Klaus.

-Sueltala...-un gran golpe como de algo cayendo.

-Realmente ¿crees que puedes hacerme frente?-la puerta se cerro.

Caroline POV

Me llevaba cogida del brazo por esos pasillos oscuros avanzabamos por ese sotano interminable hasta que llegamos a un cuarto, en esa habitación había una camilla en mitad de la sala con cuerdas y una lampara en el techo que apuntaba directamente, era la única iluminación de la sala, mire a mi alrededor había una mesa llena de utensílios en su mayoría de madera, un escalofrio me recorrió el cuerpo, a mi mente vinieron las imagenes de cuando mi padre me torturo, el se empezó a reir.

-Caroline lo que te hizo tu padre fue un jueguezito en comparación con lo que va a pasar aquí-su sonrisa se ensancho aun más y me empujo hacia la camilla me puso las cuerdas y se acerco a mis ojos y dijo-No te moveras por mucho dolor que sientas solo podras chillar.

Yo asentí note como si mi cuerpo no me respondiera.

-Podemos ayudarte-el se paro enfrente de mi.

-¿A que?

-A reencontrarte con tu amada, podemos ayudarte a morir.

-¿Como? En tu cabeza no hay nada...-el en el fondo quería que realmente nosotros pudieramos ayudarle en algo.

-No lo se, pero podemos hacerlo ya bajamos el velo una vez podríamos volver a hacerlo...-eran intentos frustrados para evitar el máximo de tiempo posible todo lo que se me venía encima, el sin decir nada se giro hacia su mesa y cogío una cajita la abrio y estaba llena de estacas pequeñas, cogio una y me la clavo en la palma de la mano.

-Aaaaaaaaaaaahhhhhhh!-era realmente doloroso el se empezo a reir.

-Realmente me gustaría saber que cara está poniendo Klaus al escuchar a su amada chillar de tal forma.-Entonces cogio un frasquito y me fue tirando gotitas por los brazos, era verbena. Perdía mucha sangre por la herida de la mano, entonces se acerco a mi y me dijo en voz baja, suplica porque termine esto pideme que te mate, mi cuerpo respondio a sus palabras.

-Matame! Pero para ya!-el siguio yo no era conciente del tiempo que pasaba, pero seguía clavandome estacas por el cuerpo, sin llegar al corazon, lo sufría todo hasta que escuche unos pasos.

Felix POV

El momento que tanto había esperado, por fin había llegado, hoy era el día en el que por fin pondría fin a la vida de ese miserable, después de una vida dedicada a la magía y al entrenamiento para poder matarle hoy se verian completos mis objetivos. Solo esperaba que no fuera demasiado tarde para la familia de Henrik... El estaba sumergido en sus pensamientos, me imaginaba que asustado por lo que se pudiera encontra, la probabilidad de encontrar a alguien sin vida era muy alta, pero teníamos que tener fe.

-Todo va a ir bien ya veras-le puse la mano en su espalda, el me miro y me dedico una sonrisa torcida.

-Eso espero confio en ti, colega.

Avanzamos hacía el sotano y escuchamos los chillidos de alguien, no podía adivinar lo que estaba diciendo, pero me gire hacia Henrik al cual se le tenso la mandíbula y empezó a acelerar el paso de tal manera que yo me tuve que poner a correr.

-¿Que pasa?

-Es Care, esta pidiendo que la maten, una y otra vez.

En ese momento, pasamos por unas puertas y escuchamos al padre de Henrik maldiciendo, yo abrí las puertas y de ellas salieron toda la familia de Henrik y algunos que no conocía, almenos en persona.

-¿Que haces aquí hijo? Esto es peligroso-Le dijo el padre de Henrik a el-Después me miro a mi, esto és peligroso teneis que iros los dos.

-No hay tiempo para explicaciones, pero el es mago y nos va a salvar-Todos me miraron sorprendidos y con pocas confianzas en mi. En ese instante se volvío a escuchar otro chillido que nos hizo estremecer, todos giramos nuestras cabezas hacía donde provenir el sonido y padre e hijo se dispusierón a correr hacía el lugar, pero yo les detuve teníamos que ser efectivos y después de tantos años no permitiría que ninguno de ellos lo echara todo a perder.

En primer lugar hice un hechizo para que Silas no pudiera leer nuestras mentes, su poder ahora era inútil ante cualquiera, aunque en fuerza todavía era superior y tenía una rehén.

El chico humano Matt se quedo almargen en un sitio seguro junto con Rebekah, los demás fuímos al encuentro de Silas lo que tenía que hacer era claro pero aun así había muchas cosas que podían salir mal.

Respiramos ondo y abrimos la puerta, lo que ví hizo que mi cuerpo quisiera huir, estaba Silas clavandole estacas a Caroline desangrandose, casi medio ida, cuando escucho la puerta se sorprendió y entonces Damon y Stefan se lanzaron a por el mientras Henrik se llevaba a Caroline de allí.

-Todavía creeis que me podeis ganar-los lanzo por los aires e intento doblegar a los dos originales con la mente, su rostro palideció cuando se percato de que sus intentos eran fallidos todos, entonces se lanzaron a por el y el no pudo resistirse, entonces me acerque a el y como si algún espiritu me posellese empece a hablar sin ser yo, no era ni mi voz.

-Por fin amor después de tantos años vamos a poder estar juntos aquí, al otro lado.

-Eso es lo que tu te crees zorra-Era Qetsiya, que en ese momento empezo a hablarme interiormente.

-Confío en ti se que estás preparado para matarle, tu puedes-en ese instante volví en mi agarre la mochila que llevaba a las espaldas y saque las velas, las encendí y apague la luz, entonces saque mi libro y empeze a recitar el primer hechizo.

La resistencia de Silas ceso y los originales lo soltaron. Era un hechizo para que perdieras sus habilidades sobrehumanas. Seguí con el segundo el se retorció de dolor, tenía que crear un error en su inmortalidad o lo que és lo mismo una manera de compensar el cosmo algo que pudiera matarle sin que perdiera su inmortalidad, estube un rato largo hasta que vincule su muerte a una de las estacas que había allí, el no paraba de maldecirme una y otra vez a mi y por supuesto a Qetsiyah, Klaus estaba impaciente por ir tras su amada. El tercer y último hechizo consistía en clavarle la estaca en el corazon y ayudarle a cruzar.

Me acerco con paso firme a el y lo hize sin pensar, entonces una gran cantidad de energía fluyo de mis manos a el, me absorbía poco a poco, yo quería soltar esa daga pero las manos de Qetsiya me tenían preso.

-¿Que pasa?-le pregunté a ella, algo iba mal el no había muerto aun y yo no podía deshacerme.

-Este último hechizo no solo ayuda a Silas a cruzar, si no que además le hace cambiar sus sentimientos.

-¿Como?

-Hace que su amor por Amara pase a ser por mi-ella se empezó a reir y yo de cada vez me devilitaba más hasta que Silas se endureció y se rompió empedazos como si fuera una roca. Yo note que mis fuerzas se iban de mi cuerpo y de pronto estaba en calma, vi a Qetsiya besando a Silas.

-¿Qué me ha pasado?-ella se acerco a mi.

-Tu has cumplido tu misión con éxito y ahora ya no tienes que volver al mundo de los vivos.

-¿Eso quiere decir que he muerto?-ella asintió.