Una agria lagrima amenasaba con salir de los ojos del genio del mal jack spicer, quien nuevamente era derrotado por los monjes xiaolin y su fragil corazon ya no podia mas con los constantes rechazos por parte del guerrero dragon, chase young junto con las constantes burlas por parte de cualquiera que se cruzase en su camino, ya siempre era lo mismo burlas, rechazos, insultos y moretones que le dejaban las constantes peleas con los monjes pero todos eran golpes superficiales en ecepcion del rechazo del guerrero dragon, podia sentir como cada dia su corazon se marchitaba un poco mas. Hasta que por fin una respuesta vino a el, junto con la llegada de su hasta hace poco desaparecida madre, quien como una loca azotaba las puertas con total libertad y levantando su rostro de la mesa donde la apoyaba, la miro sonriente la cual al darse cuenta desbanecio su sonrisa y se acerco a su hijo con tristeza reflejada en sus ojos.

¿que susede mi pequeño jackie? - le pregunto tristemente la mujer asercandose y posando su mano en su hombro - es por ese chico del que te has enamorado, cierto - eso logro poner en estado de alerta a jack, jamas penso que su alejada madre que siempre se mantuvo ajena a todo con respecto a su vida supiera algo que estuviera grabado en su roto y herido corazon.- no es que me pase algo con respecto a el ¿pero como sabias que me habia enamorado de alguien? - pregunto curioso y todavia con la guarda levantada

es facil, robo-jack me lo conto hace un tiempo - le respondio mirandole fijamente a los ojos, mientras este sentia como sus orbes rubis chocaban con los tambien de color rubi de su madre - jackie me preocupa tu estado, por eso eh venido por ti, para llevarte conmigo a nuestro nuevo hogar... pero eso depende solo de ti

ese pequeño recuerdo llego a la mente de jack, mientras miraba como todo habia cambiado despues de 3 largos años en los que paso estudiando y entrenando su cuerpo y su mente, sonrio al verse nuevamente en china, sus 3 años viviendo en america habian sido divertidos habia mejorado mucho y tambien habia conocido a bastantes personas unas mas interesantes que otras, muchas mentes prodigiosas igual a la de la el y se sentia feliz por ello.

pudo sentir como un pequeño bulto se movia ensima suyo, quito la sabana para verle mejor era un pequeñin de 4 años y tres meses, quien era hijo de su tia la cual habia muerto inesperadamente en una segunda luna de miel que iba a celebrar con su marido y padre del peque, cuando de repente el avion sufrio turbulencias y al final se extrello de lleno contra unas montañas. ni un solo sobreviviente, en sus testamentos tenian espesificado el que su hijo se quedara con su familiar mas cercano que en ese caso era el padre de jack, jonathan marcus spicer pero como el hombre no tenia ni tiempo para ver a su propio hijo el niño paso a manos de jack, no de su madre quien nuevamente despues de prometerle que se queraria con el, a las 2 semanas tuvo que irse de inprovisto y dejo nuevamente al pelirrojo solo, hasta que el bebe de 1 y un mes llego a sus brazos, era de cabellos rojos como la mayoria de sus familiares de parte de su padre y con los ojos carmesi al igual que el con gran interes por las maquinas que creaba jack mas estaba mas que obvio porque se interesaba, por que su pequeña mente al ver cualquier odjeto brillante se emocionaba, mas el veia alto ponencial en el niño, todas sus distintas expresiones al ver las cosas que le gustaban y las cosas que no, las mayoria de las que le gustaban eran maquinas tecnologicas y a veces llegaba hasta a desarmar alguno de sus juguetes o algun control que encontrase por hay tirado.

desde hace tiempo ya habia olvidado la mayoria de las cosas refrentes a la magia, mas solo queria hacer el papel de ''mama'' para ''su hijo'' al salir del aeropuerto con su retoño en brazos subio a su limosina para que le llevase a su antigua y ahora nueva casa, al llegar sonrio al recordar muchas de las cosas que habian pasado en aquella vieja mansion la cual habia sido remodelada antes de su llegada como les habia indicado su madre a algun personal de limpieza y decoracion ''¡Mi bebe y su bebe no viviran en esa antigua casa de espantos a la que tu llamabas hogar antes!'' - gritaba histerica cuando su hijo le planteo la idea de que volveria a china- por lo menos deja que le den un pequeño retoque a esa casa, para hacerla mas apropiada para el bebe'' lo recuerda como si se lo hubiera dicho hace 5 segundos, sonrio al darse cuenta del gran cambio que habia hecho con su vida y ademas con su cuerpo debia admitir, pues era considerablemente mas alto, con las caderas un poco anchas por lo que le daba un cierto toque de señorita del cual el no se enorgullesia, llevaba el pelo mas largo y sin sus habituales lentes naranajas por lo que dejaba que su cabello callera con gracia por ensima de su frente tapandola completamente pero sin ostruir su vision para nada, su vestiario habia cambiados ya no solo usaba negro sino tambien rojo, gris, azul oscuro y algun que otro verde oscuro, sonrio nuevamente al ver a su chiquito dormir pacificamente entre sus brazos le llenaba de felicidad y hacia que su corazon suspirara de ternura, al entrar a la casa esta se encontraba diseñada con gusto, finos muebles adornaban el salon y una que otra parte de la enorme mansion, que si la memoria no le fallaba tenia 7 habitaciones de las que antes apenas usaba dos, una como recamara y otra como laboratorio y taller, sin incluir el baño que era algo a parte los cuales eran 5, con un sotano totalmente terminado, una terraza con un enorme jardin trasero y otro enorme jardin delantero cual ahora poseia una fuenta y muchas plantas y flores que adornaban el lugar asiendole irresistible a la vista.

acosto al pequeño en su cama, mientras sentado en la orilla de esta acomodando sus cosas y las de su retoño, principalmente sus pañales y sus hermosas vestimentas debia admitir que cada vez que veia algo del niño suspiraba o lo olio y o abrazaba, antes de la llegada de ese pequeñin nunca se habia llegado a sentir tan feliz y odtimista como ahora, despues de acomodar todo sintio como la cama se movia levemente .-mami- un llamado lo saco de todo pensamiento, el niño que antes dormia se habia levantado y frotandose los ojos, miro adormilado a quien buscaba.- mami, cargame- dijo medio dormido el pequeño pelirrojo, a lo que su ''madre'' sonrio y tomo al niño en sus brazos. - tu y yo seremos muy felices, mi amor - comento, abrazandolo con mucha ternura.

con que jack spicer ha vuelto - decia en voz alta una bruja heylin en su palacio, sintiendo el aura del mencionado - despues de tanto timpo, creo que esto podria ser divertido

mientras en su cuidadela, un antiguo guerrero heylin, tomaba una ducha de sales aromaticas tranquilamente, hasta que su baño fue intenrumpido por un cuervo que entraba de improvisto por la ventana pareciendo algo alterado para despues transformarse en un chico de pelo negro como la misma oscuridad y ojos de igual tono, su piel relativamente clara y vestido con ropas negras,- ¿que es lo que quieres, Kuromasa? - pregunto el señor dragon con los ojos cerrados- sabes que no me gusta que se me moleste en estos momentos

Amo, lo se pero es que esto es muy importante- respondio mirando al hombre

No importa cuan importante sea, puede esperar - dijo cortante para abrir y cerrar nuevamente sus ojos con una lijera pisca de enojo en su voz.

Amo esto no puede esperar, lo juro - intento hacer que el mayor le escuchara pero sus intentos fueron en vano.

Kuromasa largate de aqui antes de que pierda la poca paciencia que me queda - termino de decir el mayor.

¡Pero señor es que el joven jack spicer a vuelto! - eso lo tomo desprevenido, miro sorprendido al cuervo quien le miraba de igual manera asombrado para luego tomar su forma y irse volando por donde hay entrado, dejando al dios maligno de la oscuridad solo y pensativo. minutos despues caminando por el gran salon de su hogar, por donde pasaba un aura de maldad permanecia en el como era de constumbre pero esta vez era mas grande de lo usual y estaba cargada de preocupacion por lo que sus sirvientes felinos no se atrevian a diriguirle la palabra y evitar todo contacto con el amo con el estado en el que se encontraba era mucho mejor no cruzar miradas con el, nadie sabia cual era el origen del extraño comportamiento del amo, mas nadie estaba tan loco para ir a encararle dirrectamente. Sonrisas de felicidad estaban ahora grabadas en las caras de todos los habibitantes de la ciudadela al ver al amo desaparecer a quien sabe donde.

dormian con tranquilidad, con grandes sonrisas en sus rostros. Sonrio y los miro, en verdad spicer habia superado todo su antiguo el, siguilosamente se aserco y acaricio la mejilla del chico y la admiro por unos segundos para despues posar sus ojos ahora en el mas pequeño, quien abrazaba posesivamente a jack, mientras este tambien lo hacia. En ese momento su mirada reflejaba cariño y ternura, acariciando el rostro del niño, quien al sentir el contacto respondio a la caricia inconsientemente ''que tierno'' - pensaba todavia acariciando su rostro, para despues retirar bruscamente su mano al darse cuenta de lo que estaba haciendo, el era Chase young el principe del mal, ya hace siglos habia dejado de sentir o habia olvidado todas las emociones mortales a ecepcion del sentir placer, pero al ver como el mas pequeño se chupaba el dedo mientras dormia le probocaba una enorme ternura, hasta tenia ganas de ser... ''su papi'' y de que este fuera su cachorro y el del jack, por unos minutos este se planteo la idea para despues volver a su ciudadela y analizar totalmente la situacion un poco mas tranquilo.

Un rayo de sol se colo por su ventana de improvisto haciendole despertar ''maldita sea, se me olvido correr las cortinas'' se dijo asi mismo, mientras intentaba no hacer un movimiento brusco que derpertara al menor, pero todos sus esfuerzos fueron en vano cuando al levantarse de la cama sintio como una pequeña manita sujetaba la parte superior de su pijama .- mami - decia frotandose los ojos lentamente con la muñeca de su otra mano - ¿a donde vas?

a ningun lado mi cochita - le respondio pelliscandole un cachete - ¿porque no me ayudas a hacer el desayuno?

mami tu diguiste que no ibas a hacer nada - comento agil intentando escaparse de ayudar a preparar el desayuno

no cariñin, mama te dijo que no iba a ningun lado, no que no iba a hacer nada - dijo mientras cargaba al niño - ¡pero mama! - se quejaba poniendo su cabeza en el cuello de su ''madre'' y haciendo un puchero - no me vengas con esas, ahora vamos a hacer el desayuno - le reprocho

porque mejor no vamos a un mcdonald, unos vendria bien un poco de aire fresco - decia intentando todavia safarse

¡Long Spicer, no me hagas hablar mas, nos daremos una ducha y prepararemos el desayuno JUNTOS! - reprochaba jack enfadado, diriguiendose al baño

Sonrio un ser que veia desde su trono, el anterior suceso, odservando todos sus movimientos con mucho detalle y pudo ver como el chico de la piel cremosa, peliaba nuevamente con el cachorro, quien exijia que se le bañase en el lavamanos alegando que le gustaba mas bañarse ahi que en la bañera, una sonrisa mucho mas amplia se instalo en su rostro al escuchar las muchas estupidecez que hablaba el niño y que le recordaban al genio de mal en el momento en que vivia en su cuidadela, diciendo tonterias y gritando a los cuatro vientos cuanto le admiraba y le amaba, todo el tiempo era lo mismo. perdido en el movimiento de las manos de jack mientras se duchaba, no noto como una presencia extraña entraba a la casa, hasta que salio de su transe cuando la puerta del baño se rompio en dos.

¡JACK! ¿¡PORQUE DIABLOS TE HAS IDO Y NO ME HAS DICHO NADA!? - grito desesperado un chico de cabello azul y ojos rojos que entraba por el cuadro de la puerta, pisando los pedasos de la rota puerta, mientras el mensionado pegaba un salto del susto

¿¡QUE DIABLOS HACES EN MI CASA, Odysseus!? - gritaba tomando una toalla y tapandose - ¡TU Y YO YA TERMINABAS NUESTRA RELACION HACE TIEMPO!

¡CLARO QUE NO Y NO DEJARE QUE TE ALEJES DE MI! - respondio tomando al chico de los hombros y sacudiendole violentamente - ¡TODAVIA NO SE CUAL ES LA RAZON PARA QUE SIGAS DICIENDO ESO!

¡SUELTAME,THEOPHILUS! - grito tratando de que este le soltara - ¡EN ESTE MOMENTO TE ESTAS DANDO LA RESPUESTA TU MISMO!

Nunca vuelvas a llamarme asi, Te juro jack spicer que cuando oses de nuevo intentar sacarme de tu vida, te matare - Eso fue la gota que reboso el vaso para chase young y sin mas preanbulos desaparecio en una nube de humo negro.

mientras el chico sacudia al pelirrojo, cual logro escapar de este, lanzandole el espejo del lavamos en la cabeza provocando que este le soltara y tocara la zona afectada, enojandose aun mas.

maldicion...- sussuro sintiendo como la sangre vajaba por su frente

NO volveras a tocarame nunca mas - le aclaro - y nunca vuelvas a amenasarme enfrente de MI hijo

Chase se encontraba parado en frente de la escalera, dispuesto a subir para partirle la cara a ese dichoso tipo quien se creia el dueño de su jack, hasta que escucho como el ruido cesaba con el sonido de un espejo romperse, un sollozo lo saco de todo pensamiento y que provenia de arriba de las escaleras. en lo alto de la escalera el niño lloraba desconsolado por lo que hacian sus padres, mientras se tapaba los oidos tratando de no escuchar sus gritos y sin darse cuenta de que estos habian cesado .- todo esto es por mi culpa - decia entre sollozos

pequeño - hablo un hombre que se encontraba en frente del niño - ¿quien es usted?

Me llamo chase young y desde ahora puedes llamarme ''papa''