Hola ha sido un tiempo desde mi última actualización, y pido disculpas a las personas que me leyeron y esperaban el segundo capítulo… pero había tenido algunos problemas personales y universitarios que me alejaron de la escritura, espero que comprendan.

Por otro lado, como sabrán los personajes de K no me pertenecen a mí, sino a GoHands (lastimosamente)... de igual forma, lamento los errores de ortografía... y una vez más les recuerdo que los capítulos estarán narrado por los personajes, por lo que cuando las letras aparezcan así, es:

Narración del personaje

Dialogo

»Pensamiento«

"impresión de una palabra o gesto"

Sin más que añadir... espero que disfruten del segundo capítulo :D


Capítulo 2

Segundo Encuentro

Es un alivio que estés trabajando con nosotros− comenta la mujer que será mi nueva jefa a partir de ahora, viéndola de cerca es muy diferente a la forma en que la describió el hombre que solía ser mi jefe, por lo que él me había dicho ella era un demonio, pero en este momento, que la estoy viendo, me doy cuenta de que es una mujer muy atractiva, con el cabellos rubio oscuro y con pequeñas ondulaciones que llegan un poco más abajo de sus hombros, es alta, de buena apariencia y muy elegante, sobre todo con ese vestido negro que resalta su figura y muestra sus grandes dotes femeninos, aunque sin llegar a ser vulgar −Lamento mucho no haberte atendido ayer, que fue el día en que comenzaste, pero tuve que atender unos asuntos, espero que la persona con la que te deje haya sido amable y te presentara de la forma correcta−

No se preocupe, no hubo ningún inconveniente con los otros empleados, creo que será, cómodo trabajar con ellos, sobre todo cuando solicite una transferencia, pues no tenía previsto mudarme tan pronto− le comento con sinceridad, suspiro un poco al recordar los problemas que tuve en mi anterior departamento, por eso tuve que mudarme de mi viejo piso, fue una suerte que en esta compañía solicitaran aun nuevo empleado, porque uno de sus trabajadores se fue −Por otro lado, su secretario me dijo que uno de los diseñadores no se encontraba el día de ayer−le recuerdo para ver que me comenta al respecto.

Es cierto, ayer era su día libre por lo que no tuviste oportunidad de conocerlo− comenta ella de forma analítica −Creo que lo llamare para que se conozcan, además de que Suoh será tu asesor por si tienes algún problema−

No creo que sea necesario− intento que mi tono de voz no se escuche tan alterado, pero cuando escuche ese apellido me sentí un poco incomodo, aunque creo que debe ser casualidad ya que "Suoh" puede ser un apellido muy común ¿no?, bueno al menos intento auto convencerme de eso −Por favor, recuerde que tengo tiempo trabajando como diseñador y para mí no será un problema adaptarme, en esta nueva compañía−

Eso lo sé− comenta ella en un tono simple −Pero creo que nosotros trabajamos de manera distinta a tu antigua empresa, debido a que no tenemos muchos diseñadores, por eso me gustaría que tu y Suoh trabajen como un equipo una vez que se conozcan lo suficiente, aunque creo que al principio te sorprenderás por su personalidad, pensaras que es un vago, pero es un hombre muy capaz y hace un excelente trabajo− ella me ignora un momento y le dice a su secretario que llame a ese tal "Suoh"luego regresa su mirada a unos documentos que tiene en su escritorio y los lee, creo que dio por finalizada nuestra conservación acerca del asesor, luego de unos minutos de silencio escucho unos suaves golpecitos en la puerta − ¡Pasa!− comenta ella sin levantar la vista de los papeles.

Y debido a que yo estoy de espaldas no puedo ver a la persona que será mi nuevo compañero y futuro "asesor" − ¿Para qué me llamaste?−oigo lapregunta del nuevo intruso en la oficina, esté tipo tiene una voz ronca y se me hace muy familiar.

Suoh, me gustaría presentarte al nuevo empleado− menciona mi jefa con un suave tono de voz y apartando la mirada de los papeles, luego se pone de pie y yo la imito, acomodo mis anteojos, no obstante cuando miro a la persona que está a unos pasos lejos de mí, no puedo evitar abrir los ojos de la impresión Suoh, es el Munakata Reisi tu nuevo compañero− aunque debo admitir que no soy el único sorprendido, porque pude ver el asombro en esos hermosos ojos ámbar.

Es un placer conocerte Suo….−intento aparentar que es la primera vez que lo conozco pero antes de que termine de hablar, Mikoto me interrumpe.

¡Tu...!− musita mi compañero con desdén. −Seri debes estar bromeando, ¿verdad? No seré el asesor de este tipejo−indica con un claro tono de molestia y mirándome amenazadoramente, por lo que no puedo evitar sonreírle con arrogancia y provoco un pequeño gruñido en mi pelirrojo compañero.

¿Qué rayos te pasa Suoh?−escucho como mi jefa levanta la voz −Si ya conoces a Munakata no le veo el problema para que trabajen juntos y no quiero escuchar que te peleaste con él, porque sus problemas personales no me interesan− ella me mira y luego pasa su mirada a Suoh, debo admitir que esta mujer me pone nervioso −Ambos trabajaran juntos y punto− ella nos mira una última vez para luego regresar a su escritorio − ¿Tienen alguna queja?−

Ninguna, creo que será un placer trabajar con Suoh− miento, pero debo dar una buena impresión en mi primer día de trabajo, por lo que no debo estar con tonterías.

¡Hmm! Entendido− dice Suoh y sale de la oficina antes de que Seri nos despache, al parecer este va a hacer un largo trabajo, aunque yo le imito y también me voy a mi propio lugar de trabajo.

Ya ha pasado más o menos un mes desde que comencé a trabajar en Scepter 4 y las cosas han ido bien o mejor dicho "casi bien" porque Suoh y yo no hemos hecho nuestros trabajos en equipo »como se esperaba« sino de manera individual, pues hora rivalizamos solo para saber quien hace los mejores proyectos o entre otras cosas, y debo admitir que a pesar de que Suoh parezca un flojo, realiza muy buenos diseños gráficos, aunque su fama como empleado no es tan reconocida, porque muchos de nuestros compañeros le temen y otros dicen que su personalidad es muy diferente a su apariencia, ¿Por qué digo esto? Pues he escuchado de los otros empleados que Mikoto tiene un lado amable, pero muy pocas personas han visto ese gesto por parte del pelirrojo, aunque se ha ganado el aprecio de varias personas, y no es muy difícil darse cuenta del porque, ya que hace unos días lo vi ayudando a uno de nuestros subordinados, y lo hizo de una manera que me sorprendió, hasta me provoco un poco de calidez, y cambio la perspectiva que tenia de él, ahora lo considero un tipo interesante, sobre todo por la manera en que contrasta nuestras personalidades… Yo por ejemplo, me considero una persona exigente, pero ayudo a todo el que pueda y trato a todos mis compañeros por igual; otra cosa que he notado es que Suoh se molesta muy fácilmente y casi nunca estamos de acuerdo »Por no decir que no estamos de acuerdo en nada« razón por la cual, ha sido difícil exponer proyectos juntos, ya que él tiene su manera de trabajar y yo la mía, por eso cuando intentamos trabajar juntos y »En realidad por ordenes de la jefa« termínanos peleando hasta el punto, de casi perder el contrato aunque no mencionare nada de ese vergonzoso día.

Por otro lado, cuando hablo con Totsuka, me di cuenta de que su querido novio no le ha dicho nada de mi transferencia, aunque yo no he tenido el valor de preguntarle porque considero que me ahorro unos cuantos problemas y si es verdad que Suoh no le ha dicho nada de mí, no iré yo de chismoso, pero debo admitir que ahora que tengo a Tatara más cerca no suelo estresarme tanto en el trabajo como antes, aunque me sorprende lo atento que es Mikoto con su novio, ya que esa es una de las cosas que me cuenta mi amigo cuando hablamos, están sorprendente la forma en que cambia su personalidad cuando está conmigo, pero no le pondré más atención a pequeñeces como esa, porque esta noche será viernes, lo cual, cuando salga del trabajo podre ir a uno de mis bares favoritos para distraerme un rato.

******Bar HOMRA******

Cuando me encuentro en el bar, este no esta tan lleno como pensé, aunque me doy cuenta de que tiene muy poca iluminación, camino un poco para dirigirme a la barra y diviso una cabellera rojiza, cuando ya estoy cerca veo que se trata de Suoh »no puede ser« pienso, me siento un banco lejos de su persona porque ni de coña que la presencia del moreno va a perturbar mi noche, pido al cantinero un vaso de whisky y comienzo a beberlo lentamente, le hecho una ojeada al lugar y veo que la mayoría de las personas que se encuentran en el bar son parejas, al parecer no tendré un poco de diversión esta noche »es una pena«.

Aunque debo confesar que me da curiosidad el saber porque Suoh está en este lugar solo, cuando volteo un poco mi mirada hacia el lado izquierdo para verlo, noto su mirada ámbar en mi persona, esa mirada fiera que poco a poco te atrae y te envuelve, hasta que no te deja escapar, es curioso pero no me había dado cuenta de que Mikoto es guapo, aunque algo cayado, −Si continuas mirándome de esa manera voy a malinterpretar las cosas− su voz ronca me trajo de vuelta a la realidad, creo que no me di cuenta de que estaba mirándolo más de lo debido.

¡Ya quisieras!− bromeo −Es una pena que también estés en este lugar, como si no fuera suficiente verte en el trabajo, ahora tengo que soportarte aquí− solo espero que no se enfade por mi sinceridad, pero es lo que pienso aunque no quiero comenzar una pelea ya que vine aquí para relajarme.

Pues lo siento su majestad, pero puedes irte ya que yo llegue primero− comenta en tono burlón, pero decido ignorarlo.

(Fin de Pov`s de Munakata)

(Pov`s de Suoh)

No sé si debería estar enfadado o aliviado, pero con solo ver a Munakata en el trabajo me hace enojar, pero fue una sorpresa verlo en el bar esta noche, noto como toma un vaso de whisky pero no mira hacia donde estoy sentado creo que no se ha dado cuenta de que también estoy aquí o simplemente me va a ignorar, pero cuando voy a apartar la mirada me doy cuenta que él comienza a mirarme, hasta el punto en que nuestras miradas chocan, aunque no sé si fue casualidad −Si continuas mirándome de esa manera voy a malinterpretar las cosas− no puedo evitar bromear.

Ya quisieras− dice él y me muestra una leve sonrisa, es la primera vez que lo veo sonreír. −Es una pena que también estés en este lugar, como si no fuera suficiente verte en el trabajo, ahora tengo que soportarte aquí− agrega aunque no creo que sea para molestarme.

Pues lo siento su majestad, pero puedes irte, porque yo llegue primero− le digo en tono burlón, pero sería una pena que se fuera, ya que, desde que él comenzó a trabajar en la compañía, no hemos tenido muchas oportunidades para tener una conversación "normal", debido a que siempre me está lanzando esos estúpidos comentarios sarcásticos o sino yo me encuentro tratándolo fríamente, aunque varios de nuestros compañeros me han estado persuadiendo para que trate a Munakata de una mejor manera.

Por cierto, ¿por qué no estás con Tatara?− me pregunta de manera casual.

Eres muy curioso− bromeo y él me mira con reproche − No lo tomes a mal, solo estoy bromeando, aunque se suponía que ambos íbamos a venir esta noche juntos, pero tuvo un inconveniente y no nos pudimos encontrar, lo que sí es extraño es que tú estés aquí solo cuando esta noche, es noche de parejas−noto como él se exalta un poco con lo que le digo −No me digas que no lo sabías−

No, yo no lo sabía, pero solía venir aquí antes de mudarme, pero nunca pensé que pondrían un día de pareja o ese tipo de cosas− me dice con extrañeza.

¿Te parece si nos vamos a una mesa a conversar?− no tengo ni la menor idea de porque le dije eso, solo salió de mis labios y ya »creo que estoy tan aburrido que su compañía no me haría mal« espero unos segundos para ver que dice él y no se niega, ambos nos sentamos en una mesa que estaba en el fondo del bar, ya que las otras estaban ocupadas y ahora que me encuentro conversando con Munakata me doy cuenta de que no es un mal tipo aunque la primera vez que lo conocí se comporto como un jodido idiota… Creo que hablamos de varios temas, como deportes, películas y un poco de nuestra infancia por lo que no estaría mal preguntarle un poco sobre − ¿Y cómo conociste a Tatara?−

− ¿Él no te lo ha dicho?− me pregunto con duda, yo solo niego con la cabeza −Bueno no hay mucho que decir, solíamos ser vecinos, por lo que siempre estuvimos juntos, hasta llegar a la secundaria, recuerdo que un día se me acerco y me dijo que era homosexual, lo recuerdo muy bien, ya que tenía un leve rubor en sus mejillas− veo como Reisi tomo una bocanada de aire antes de continuar, mientras ambos seguimos bebiendo, creo que hasta perdí la noción del tiempo, pero la voz de mi acompañante me trajo de vuelta −No te vayas a enfadar, pero en esa época, nosotros comenzamos a experimentar cosas, ya sabes, cosas de adolescentes calientes− dice mientras se pasa suavemente una de sus manos por su cabellos azul oscuro, me da curiosidad saber si es tan lacio como parece −Como masturbarnos mutuamente, tu entiendes ¿no?− yo asiento y veo que sus pálidas mejillas tienes un ligero color rosa, me pregunto si se debe al alcohol− Para ese tiempo era más fácil, porque al ser adolescentes no teníamos responsabilidades y no era fácil conseguir una chica, pero por problemas tuve que mudarme y regrese a finales del último año, después de eso fuimos a universidades diferentes y solo nos vimos ocasionalmente− escucho como dice lo ultimo con dejes de tristeza −¿Y tú?, como fue que terminaste enredado con un hombre, ¿acaso no eras hetero?−

Bueno, la verdad es que no tengo ni idea, digo aun me gustan las mujeres y todo eso, pero cuando conocí a Tatara fue un poco diferente, ya que el chico me comenzó a gustar y pues ya ves, tenemos unos pocos años saliendo y no me quejo de eso porque soy feliz− le digo con sinceridad, aunque él suelta una leve carcajada, pero sé que no se está burlando −Y que hay de ti Munakata, ¿estás saliendo con alguna chica?−

La verdad es que no, he tenido unas cuantas relaciones, pero las cosas nunca terminan bien, creo que busco algo en mis parejas, aunque nunca termino de encontrarlo y creo que eso las molesta y a la final terminamos rompiendo− dice con simpleza, como si ya estuviera acostumbrado a ese tipo de cosas, pobre tipo, como no puede tener una mujer que lo complazca si es sexy, condenadamente sexy "eh pero que cosas estoy pensando"−Creo que deberíamos dejar de tomar−

¡Eh! ¿Por qué?− le pregunto, y veo que aun tiene las mejillas sonrojadas, y si es por el alcohol, no sé porque tuve la ligera esperanza de que fuera por otra cosa, »como por mi«, ¡Tsk! definitivamente debo dejar de estar pensando en tonterías.

¡Pues! deberías verte− dice con una pequeña risilla−A pesar de que tu piel es morena, tus mejillas ya se ven ligeramente rojas− bueno no sé si tendrá razón pero creo que sería buena idea irnos, porque me siento un poco mareado y el bar en unos cuantos minutos cerrara.

Ambos nos ponemos de pie y pagamos por partes iguales las bebidas a pesar de que le dije que yo invitaba, pero Munakata insistió en que eso no era correcto, es de sorprender que se encuentre un poco tomado, y todavía tenga espacio para su moralidad, luego salimos del bar y comenzamos a caminar, ahí es donde noto que las calles están un poco desoladas, solo pasan algunos carros a gran velocidad, ya que no hay tráfico, cuando tuvimos unos diez minutos caminando le pregunte como llegaría a su departamento y él me dijo que caminaría, porque solo le tomaría unos veinte minutos en llegar a pie, después me pregunto si yo tomaría un taxi y le dije que me tomaría más o menos la misma cantidad de tiempo para llegar a casa, aunque por un momento pensé que ambos vivíamos por el mismo complejo, él debió darse cuenta de mi pensamiento porque me comento que nos separaríamos en unas cuatro cuadras más.

Mientras caminábamos, no puede evitar mirar la figura de Munakata, ambos somos de la misma altura y creo que de la misma contextura, sin embargo, es algo que no se con certeza ya que su ropa es un poco más holgada de lo que debería, también paso por mi mente la conversación que habíamos tenido en el bar, me pareció un poco solitario por sus problemas amorosos, pero algo que si note al momento fue que Munakata pudo haber sentido algo por Totsuka, pero nunca se dio cuenta de eso o tal vez ignoro ese sentimiento.

Sabes Munakata− le llamo levemente para captar su atención y romper el silencio que se formo entre nosotros −Por lo que me contaste de tu pasado con Tatara, no pude evitar pensar que…−

No me digas que estas celoso− siento como golpea levemente mi brazo − ¡Tch! por eso no estaba seguro de contarte−

¡No!, no es eso en lo que estaba pensando− le digo de manera tranquila− Pero por lo que me dijiste, me di cuenta de que… Lo que había entre tú y Tatara no era muy diferente a una relación de amantes y eso hace que pregunte, ¿qué espacio ocupas tú en el corazón de Tatara?, ¿hasta dónde llegan sus sentimientos por ti?− le pregunto con un poco de seriedad en mi voz, por unos momentos el posa su mirada en mi y veo la confusión en esos ojos violeta.

Creo que el espacio que ocupo ahora, es el de un simple amigo− me dice mientras toca mis rojos cabellos, pero pude ver como su mirada era de tristeza −Deja de pensar en eso− susurra y vuelve a caminar… No tengo ni la menor idea de lo que me paso o que cosa se activo en mí, pero de repente empuje a Munakata a la pared, que estaba detrás de él − ¿Su… ¿Suoh?− musita él con una leve confusión, aunque para que mentir yo también estoy confundido por mi acción, sobre todo porque lentamente me fui acercando a Munakata y bese sus labios con suavidad, otra cosa que paso fue el suave gemido que emitió Reisi cuando nuestros labios se tocaron y mandaron una especie de corriente eléctrica a mi ingle.

Creo que se debió al momento o al hecho de que estaba medio borracho y el alcohol comenzó a tener efecto en mí, debido a que mi pene se levanto, pero yo deseaba más, por eso quite mis manos del cuello de la camisa de Munakata y acune su rostro, para luego pasar mi lengua por sus labios, para que me permitiese entrar, "Bendito sea Cristo1" cuando me dio el acceso, no puede evitar gemir de la emoción, porque probé el sabor de la boca de Reisi, tenía un leve sabor a alcohol, lo cual era entendible porque habíamos tomado pero también era dulce y caliente, estaré loco pero sabia a menta.

Me acerque todo lo que pude a su cuerpo y note la erección del hombre que estaba debajo de mí, me moví un poco para que nuestros miembros despiertos se rozaran y creo que a Munakata le gusto, porque su lengua se metió en mi boca, "dios" la sentí torciéndose y deslizándose, Reisi movió sus manos por mi cuerpo y yo por supuesto hice los mismo, hasta siento las ganas de desnudarlo, pero lamentablemente hay algo llamado "conciencia" y esta me repetía una y otra vez que lo que estaba haciendo era malo, porque estaba engañando a Totsuka con su mejor amigo y vaya que soy un bastardo, pues en vez de hacerle caso, aleje esos pensamientos con solo imaginarme a Munakata excitado, y gimiendo, mientras yo lo embestía, eso me puso más cachondo de lo que ya estaba.

Pero como bien dicen los buenos momentos no duran para siempre, porque cuando nos separamos, Reisi me miro muy avergonzado y la verdad no sabía que decirle, pero no hizo falta porque sentí un dolor en mi abdomen, no sé cómo se las ingenio el cuatro ojos para golpearme, sin embargo, yo no pude hacer nada porque salió corriendo mientras decía −Eres un bastardo Suoh−

(Fin de Pov`s de Suoh)

Continuara


1 "Bendito sea Cristo": Es una expresión que he escuchado ―y en ocasiones utilizo― porque mayor mente se utiliza cuando algo sale bien o por otra emoción más no sé si es común en otros países