¡Atenciooon! Yaoi Hard, o sea...¡pinchito!


La habitación estaba oscura y solo la iluminaban las débiles velas derretidas alrededor de la cama. La Luna estaba llena y penetraba un débil rayo entre las cortinas de la ventana que se mecían por la brisa de las noches veraniegas.

Arthur estaba sentado frente al espejo del tocador peinándose, ya listo para irse a la cama. Estaba totalmente desnudo y solo una sábana le tapaba la parte inferior de su cuerpo. Estaba ordenando unos ungüentos cuando unos cálidos y fuertes brazos le rodearon.

-¿No te vienes a la cama? –preguntó Alfred.

-Sí, en un rato… ¿Esta va a ser la noche, verdad?

-Sí, ya sabes que llevamos noches planeándolo…

-¿Crees que la gente se tomará tanto tiempo para pensárselo?

-A ellos no les ha secuestrado un demonio del sexo… -dijo Alfred mientras le mordisqueaba la oreja derecha a Arthur.

No solo le pilló por sorpresa, sino que el hecho de sentirse querido y estar a punto de hacer el amor solo pudieron provocar que Arthur únicamente gemir de placer.

Alfred cogió a Arthur en brazos como una princesa y le tumbó en la cama. Corrió las cortinas del dosel de la cama que traslucía las velas del exterior. Ahora en su intimidad, Arthur delicadamente desnudó a Alfred mientras este le besaba delicadamente en el cuello y a la altura de las clavículas.

Arthur le acarició el pecho mientras era el recibidor de los besos de Alfred.

-Me encantan tus músculos, Alfred…

-¿Ah sí?

Arthur asintió mientras le miraba desde abajo y le besaba mientras pasaba sus brazos alrededor del cuello del rubio de ojos azules.

Alfred se lamió los dedos lentamente mientras acariciaba a Arthur de las caderas para darle la vuelta. Arthur le cogió la muñeca y le lamió a Alfred los dedos él también, mientras le devolvía el control de su mano mientras se lamia los dedos y le miraba traviesamente.

-Eres un diablillo pervertido…-le dijo Alfred al oído.

En ese momento, le subió las caderas y acariciándole con el pulgar le metió los dedos mientras le acariciaba en la tripa lentamente.

-¡Ah, ah! –Arthur no pudo evitar gemir al sentir los dedos de Alfred en su interior.

-¿Te duele?

-Un po-poco pero… -dijo aguantando- puedes seguir, hazlo…

Alfred siguió haciéndose paso con sus dedos abriendo bien el recto.

Arthur agarraba la almohada y las sabanas fuertemente casi clavándose las unas y gimiendo levemente. Hundió su cabeza en las mullidas almohadas para intentar ahogar sus gemidos.

Alfred en ese momento sacó los dedos y lentamente empezó a penetrar en Arthur.

-Ah… -Arthur empezó ya a quejarse en el mismo momento en el que empezó a notar a Alfred no habiendo este ni penetrado aun, pero era normal. El aún tenía miedo y estaba asustado.

-Shhh… -Alfred le dijo a Arthur lentamente al oído-lo haré despacio… y si te duele mucho lo dejamos…

-No… por favor… sigue, aunque sangre y me muera… d-de dolor… yo quiero seguir…

-Está bien…

Alfred empezó a penetrar mientras le agarraba de las caderas a Arthur al principio despacio, para que Arthur fuera acostumbrándose.

-Maldita sea, Alfred… puedes hacerlo más fuerte… no me voy a romper…

-No quiero hacerte daño…

-¡Hazlo!

Alfred en ese momento empujó dentro de Arthur movido por el morbo y la obligación de Arthur.

-¡Ah..! –Arthur no pudo evitar gemir.

-Te dije que dolería…

-Me da igual… tu sigue…

Alfred siguió empujando. Sacando y metiendo mientras Arthur gemía, a veces de dolor, otras de placer. No sabía bien como definirlo, a ratos, depende si se la metía o se la sacaba o si se centraba más en el dolor o el placer. Era una sensación extraña pero tendría que acabar para saber que era todo eso que estaba sintiendo.

Arthur empezó poco a poco a masturbarse, cuando podía tener una mano libre que no tenía que descargar su ansia y dolor.

Alfred notó en ese momento un gran placer, sus piernas empezaron a temblar y una gran energía venía de su interior y no pudo evitar correrse en el interior de Arthur mientras gritaba de placer.

-¡Ahhh!

Arthur en ese momento supo que le pasaba a Alfred y notó en su interior el líquido blanco de su novio y no pudo evitar gemir y apartarse un poco. Entonces, algo dentro de él también se hacía eco, provocándole un fuerte gemido de placer al correrse el también. Cuando Alfred se separó de Arthur y se tumbó a su lado un pequeño hilo de sangre y semen caía y resbalaba lentamente por la pierna del de ojos verdes.

-Ah… ah… -Arthur jadeaba mientras poco a poco se acercaba al pecho de Alfred lamiéndole lentamente los pezones.

-Mmm… ¿Tú te has quedado con ganas, eh? –dijo Alfred acariciándole la barbilla.

-No, pero… sí me apetece dar cariño…

-Bueno, pues dame, dame… -dijo Alfred mientras le besaba el pecho.

-¿Seremos felices para siempre?

-¿No lo estamos siendo ya?

-No sé si esto durará para siempre….

-Bueno, para ser feliz para siempre ya tengo a un ángel…. A mi luz…

-Sí… -dijo Arthur mientras besaba lentamente a Alfred.

FIN


¿Quuueeeeee? Ay Dios, que se ha acabado….¡Se ha acabao! Que…. No sé, sensacion mas rara que tengo… pensar que llevo 7 meses escribiendo esto y ahora ya no tengo nada que escribir…. Tendré que pensármelo…. Pero yo dije que haría hard y lo he hecho! Fatal, lo sé… es la primera vez que lo escribo y aun me da un poco de corte contar estas cosas… Me ha salido super corto, lo sé... pero tampoco sabia alargarlo mucho... estoy perdiendo practica y todo...

Si so preguntais que es un pinchito... la expresion seria "echar un pinchito" o sea, hacer el amor, basicamente xD pero queda con un poco más de clase...

Bueno, pues hasta aquí… Quiero que todos me dejéis algún que otro comentario! Me haría mucha ilusión saber qué es lo que más os ha gustado, si le falta algo…. No sé, lo que os dé la gana ^^ Pero si necesito que me los dejéis jejeje si se me ocurre algún capitulo especial…. Pues ya lo veréis ^^

Para mis próximos proyectos tenia pensado parodiar "Regreso al futuro" con la FACE family…. Y con Alfred de protagonista aunque fuera FrUK… yo esto abierto a la mayoría de las parejas, el amor es libre… Is international love~

Bueno, hasta luegooos!