"Señoras y señores, este ha sido el último baile de esta noche. Buenas noches.

Harry y Draco habían estado durante toda la noche bailando con diferentes muchachas e incluso algún muchacho. Ahora bebían tranquilamente sentados en uno de los asientos del salón de baile. Harry, al igual que Draco, llevaban varios botones de la camisa desabrochados y las chaquetas se las habían quitado.

"¿Has oído? –preguntó Harry

"¿El qué?

"Ya ha acabado. Es hora de que vayamos a la habitación.

"Vale.

Entraron en la habitación que Remus y Sirius le habían alquilado. Era muy grande y lujosa. Tenía un gran salón con mucho espacio libre. Pero había un inconveniente…

"Harry

"¿qué?

"Solo hay una cama. –dijo solemnemente

"¿y? –dijo como si fuese la cosa más tonta del mundo.

"¡pues que solo hay una cama! ¡Y somos dos personas!

"No te preocupes Draco, cabemos los dos de sobra.

"Pero, pero… "balbuce

"¿No me estarás diciendo que tienes vergüenza de dormir en la misma cama que yo?

"¡No! Pero… "contestó rápidamente Draco

"Si, si, tienes vergüenza… "dijo sonriéndole haciendo que Draco se ruborizada.

"No es verdad –dijo Draco

"Si lo es –fastidió Harry.

"¡No!

"¿Entonces? –dijo Harry riéndose

Draco le sacó la lengua.

"No saques la lengua si no vas a utilizarla mi tigre –Harry se acercó a él como si fuese un tigre e hizo un ruido como el del animal.

"Ja, ja, ja –dijo poniendo cara de desprecio.

"Anda Draco, no seas así. Estaba bromeando. Si quieres duermo en el sofá, no me importa.

"¡No! Digo… no me importa.

"Eh, mira. Una mini cadena. Voy a poner un poco de música relajante –dijo Harry.

"De acuerdo –le dijo Draco mientras se sentaba en uno de los sillones que miraba hacia el espacio del salón. Una música suave empezó a sonar.

Harry cogió su chaqueta y empezó a dar vueltas simulando que estaba bailando con otra pareja. A la vez, tarareaba la canción.

"¿Qué haces? –le preguntó extrañado Draco.

"No interrumpas. Estoy bailando.

"Ah…

Harry dejó la chaqueta en un sillón, se acercó a Draco, y alzó su mano. –Me concedería este baile, Sr. Malfoy. Después de todo, es usted mi pareja –dijo sonriendo –y no creo que sea tan mal educado que no conceda ningún baile a su compañero.

Draco miraba aturdidamente.

"¿qué?

"¡Que si me concedes un baile! –dijo rodando los ojos.

"¿Un baile? ¿Yo y Tú?

"No. Tú y el perro de la vecina. ¡Claro que tú y yo! ¿Ves a alguien más?

"Eh…si, tu chaqueta. Hace dos segundos estabas bailando con ella, y la verdad, no lo hacías nada más.

"Argg…

Harry volvió a coger su chaqueta y volvió a bailar con los ojos cerrados. Draco se rió.

Unas manos cogieron a Harry por la cintura por atrás, haciéndole parar. El chico rubio, acercó sus labios al oído de Harry y le susurró:

"Estaría encantado de concederle un baile, Sr. Potter. Sería todo un honor.

Aún sin moverle, cogió la chaqueta que llevaba Harry y la tiró al sillón. El moreno se dio la vuelta y quedaron frente a frente.

"Para mi también lo sería.

Draco pasó sus brazos por los hombros de Harry y éste las puso en la cintura de Draco atrayéndole más hacía él, de tal modo que sus rostros quedaran uno al lado de otro, sin mirarse, y sus cuerpos muy pegados. Empezaron a bailar lentamente, al son de la música.

El suave sonido envolvían a los dos muchachos que oscilaban lentamente con la melodía. Draco suspiró, cerró los ojos y apoyó su cabeza en la delicada curva del cuello de su compañero.

Era maravilloso ver a los dos muchachos bailando tranquilamente, uno pegado al otro, con los ojos cerrados de lo bien que se sentía tenerse tan cerca uno de otro.

De repente, Harry sintió los labios suaves de su compañero dando un pequeño beso en su cuello. No pudo evitarlo y un pequeño gimoteo salió de su boca cuando la suave presión subió lentamente hasta el pequeño hueso de la mandíbula y bajó de nuevo. Lentamente subía hacía el oído del moreno, tomó el lóbulo de su oreja entre los dientes y lo lamió con la punta de la lengua para luego volver a apoyar su cabeza en la cuerva del cuello de Harry.

"¿Harry? –una suave voz susurró en su oído.

"¿Mmmm?

La cabeza de Draco se separó un poco para ver a Harry a los ojos que había tenido cerrados hasta sentir que se movía.

Los ojos de Harry chispeaban y una sonrisa se agraciaba en su cara. Sus rostros estaban muy cerca y sus dóciles respiraciones se mezclaban en el ambiente que mantenían. Se miraban a los ojos.

"¿Puedo…puedo…

"¿Puedes…? –preguntó alentadoramente.

La sonrisa de Harry daba valor a Draco para decir lo que quería.

"¿Te…te importaría….? ¿Te importaría si te besara? –Dijo cogiendo todo el valor que tenía dentro –Solo como amigos. –Añadió rápidamente –un pico

"¿Cómo amigos? ¿Un pico? –el rostro de Harry, al contrario de estar aliviado al oír que solo sería como amigos, parecía algo frustradillo aunque no lo dejase notar.

"… ¿si?

La expresión de Harry no vacilo cuando asintió con la cabeza.

Draco acercó sus labios a los de Harry adueñándose de ellos con un beso corto pero tierno, sin llegar más allá de lo que los besos de 'amigos' permitían. Un débil roce de labios, que por corto que fuere, añadió algo más de compañerismo. Los anillos brillaron débilmente.

Lentamente separó su rostro, pero acercó más su cuerpo al de Harry y sin poder evitarlo se miraron fijamente a los ojos.

"…Draco…?"suspiró Harry con los ojos entrecerrados, al igual que su compañero.

"…si…Harry…

Ambos se habían dado cuenta que sus caras se habían inclinado ligeramente, y no lo impedían. Los parpados de los dos chicos habían completado de cerrarse y sus alientos entrecortados dejaron de escucharse cuando sus labios se tocaron en un beso gentil y que seguidamente fue apasionado y delirante.

Las manos de Draco enseguida subieron a la cabeza de Harry, masajeando su cabello con sus finos dedos, apresándole en un beso sin fin, como si fuera lo único que les quedaba en el mundo.

Harry, coloco su brazos protectora mente alrededor de Draco, acercándole más hacía él y con lentas caricias bajo sus manos hasta las nalgas de su amigo, -¿amigo? Esa palabra no existía ahora entre los dos.-, frotándolas casi perezosamente, atrayéndole hacía sus recientes adquiridas erecciones provocando un leve roce entre ambas. Esa pequeña fricción hizo que de sus bocas brotara un par de gemidos idénticos, identificándolos como dos sonidos que en los oídos de su compañero, sonaba a música celestial, deseada desde hacía ya tiempo y que había sido concedida en el transcurso de la relación. Y ese deseo tenía de prueba a tan rápidas durezas por parte de uno y otro.

Sus bocas se hallaban en posesión de su antes enemigo. La lengua de Draco se deslizo por el labio inferior de Harry, pidiéndole permiso a entrar, deseando que su respuesta no fuera negada. ¡Por Merlín! Era imposible que lo fuese. Pronto estuvieron peleando por la dominación que ninguno estaba dispuesto a aceptar, luchando con sus lenguas, entremezclando sus salivas con el fin de aprender cada recoveco que las húmedas cavernas -de su ¿ahora amante?- les ofrecía.

La respiración de los dos muchachos se empezaba a acabar (arggg…si estuviera en sus lugares a mi no se me terminaría…!) y no tuvieron más remedio que separarse. No se alejaron ni un milímetro. Los rostros de ambos se hallaban colocados en el hombre del otro. Las manos de Harry subieron a sus caderas, sin alejarlas mucho de donde hasta hace segundos estaba. Mientras, las de Draco, estaban colocadas sobre el pecho de Harry, como buscando seguridad de que estuviese ahí y no se iría.

La música flotaba suavemente en el aire mientras os dos muchachos se miraban fijamente, incrédulos, pensando en lo que acababa de ocurrir.

Una pequeña y tímida sonrisa apareció en el rostro de Harry.

"Creo que ya sabemos el motivo de Sirius y Remus, ¿no crees? –dijo riéndose suavemente, con las mejillas coloradas.

Draco le devolvió la sonrisa.

"…si…y la verdad…"dijo poniendo cara arrogante "…no quiero desaprovecharlo…

Y volvió a adueñarse de los suaves labios del muchacho que amaba. Cualquier persona que le hubiese dicho que su amigo correspondería sus sentimientos le hubiera llamado loco.

Es sabido que todo lo que se desea no se puede tener, y el muchacho rubio lo sabe muy bien. Antes o temprano se termina por acabar. Pero pensándolo bien, esta amistad forjada desde el mismo aborrecimiento, duraría bastante ahora, ya descubridos las emociones albergadas dentro de sus corazones y que nada y nadie les separaría de disfrutar una vida que ambos habían perdido y ahora vuelto a encontrar.

¿FIN?

Hola! Ya se que he tardado muchiiiisimo. Aunque lo advertí. Se que habéis visto que he puesto '¿FIN?' y es que no se si lo voy a continuar. Al principio esta parte no iba ni verse, me refiero que lo iba a hacer más difícil y que ni se tocaran hasta final de curso, pero como no quiero dejar otra historia sin terminar, creo que la voy a dejar así. A lo sumo, igual hago una epilogo, y si lo hago, prometo que sea largo (más que los capítulos).

No se si lo del final tiene algo de sentido, pero bueno, que le voy a hacer…no tengo tiempo (No mientas! Si lo tienes pero eres una vaga!)

Y bien, eso es todo. Agradezco a todos los que me han apoyado y me han dejado reviews y ya lo siento si os defraudé.