Hola, Chicos les traigo un nuevo Fic, es de Resident Evil, que se me ocurrió hace mucho tiempo, pero que no había publicado y pues ahora se los quiero enseñar ojalá les guste:

Los personajes no me pertenecen ninguno de ellos, por lo tanto, Chris Redfield, Jill Valentine, Albert Wesker y el universo de RESIDENT EVIL son de CAPCOM. :'(


Antes de ser un Dios.

Capítulo uno: Rechazado

Mi nombre es Albert Wesker, soy capitán de los S.T.A.R.S. Antes era científico de Umbrella, pero me mandaron a la RPD para vigilar a Irons y poder tapar todos los movimientos de la corporación. Ahora soy el capitán del equipo Alfa, pero qué diablos, tengo que soportar a esos ineptos cuyo siempre me sacaban de mis casillas.

Maldito Redfield siempre me tiene que contradecir, y Valentine lo apoyaba de vez en cuando. Oh, no sé porque pensé que este trabajo sería sencillo, por lo tanto, todo está bajo control.

¿Cuánto tiempo llevo aquí? Ah ya recordé tengo desde 1996, la oficina ha sido mi segundo hogar por tanto informe que entrego ya estoy harto quiero salirme de aquí. No sé porque Spencer me mando aquí, tengo el presentimiento que algo se trae en manos el viejo, bueno tengo ese presentimiento desde hace un buen de tiempo desde que trabaja en las instalaciones de Umbrella de las montañas Arklay con Birkin, mi colega se encontraba en las instalaciones de la corporación subterráneas en Raccon City perfeccionando su virus llamado "G-Virus" a espaldas de Umbrella claro.

Las muertes en Racoon city se estaban haciendo muy frecuentes, gracias a que criaturas extrañas estaban atacando a las personas que iban de excursión a las montañas Arklay. Yo sabía perfectamente que eran los experimentos que se le inyectaban con el T-Virus, algunos de ellos atacaban a las personas; pero no diré nada, además mis superiores me dijeron que sacará a los S.T.A.R.S del asunto, sin embargo la preocupación de los ciudadanos hizo que mi escuadrón entrará en acción.

Entonces mande primero a los del equipo bravo, para que revisarán la zona, pero hice que su helicóptero se cayera, provocando una pequeña explosión de su motor. Ahora me encuentro con Birkin viendo por las pantallas en donde la novata Rebecca Chambers se encontraba con un joven que tenía tatuajes en el brazo, le dije a Birkin que era hora de que me diera mi muestra que le había pedido y el me la dio, aun así me advirtió que era peligroso, pero no me importo, después de la explosión del centro de formación, ahora me tocaba mandar al equipo alfa, deseo tanto que Redfield se muriera.


En la mansión hice que Chris se fue investigar por los disparos, me quede con Jill, mí Jill no sé porque se fijó en Redfield, si soy mejor que él, en todo apoyaba a Chris, ahora estoy con ella, pero qué más da, le apunte con mi Samurai Edge.

Le dije mis intenciones, empezamos a caminar por unos pasillos hasta llegar a las celdas que encontraban en la parte inferior de la mansión. Yo me le acerque y le dije lo que sentía por ella, y la bese a la fuerza, ya no aguantaba más, le mordí el labio y sé lo hice sangrar por lo salvaje que fue ella me lanzo hacia atrás, estaba asustada, me miró con odio, entonces la metí a la celda.

Le dije que regresaría por ella, para fugarnos, pero ella me comentó:

—Chris vendrá por mí y te pateará el trasero, y nunca seré tuya, Wesker ni que fueras el último hombre de la tierra―. Me gritó ella con odio, me enfurecí tanto, que cerré la puerta y antes de irme le dije:

—Lo siento, pero creo que no será así―le dije conteniéndome las ganas de golpearla, ella me miró desconcertada y añadí—Lo mataré antes que venga por ti y te pudrirás aquí.

Entonces me fui dejándola ahí, estaba furioso. Tenía esos sentimientos escondidos desde que la conocí por primera vez que llego a la RPD, me cautivo con su belleza, pero Redfield se había fijado en ella también y él se encontraba con ella todo el tiempo, cuando le hablaba a ella Redfield siempre se metía en dónde no lo llamaban.

Golpee con mi puño una columna cuando salí de las celdas me lastime la mano, pero no importaba tenía que descargar la ira que tenía, sin embargo Chris pagará por la insolencia de Jill por rechazarme y él por meterse entre nosotros.

Después de un rato maté a Enrico, porque me descubrió que yo era el traidor, que descompuso su helicóptero debo admitir que es un buen chico. Él me ayudaba a entrenar a los equipos si yo no podía, pero la verdad me estorbaba, ya que estaba sospechando de mis intenciones.

Me encontraba ansioso que Chris entrará al laboratorio, estuve esperándolo un buen rato, pero antes me inyecte el virus que me dio Birkin, para empezar con mi teatro, fingir mi muerte y salir con vida.


Cuando llego el momento indicado Redfield llego al laboratorio, se encontraba solo. Él se me acercó y exclamó:

— ¡Wesker!

― Te felicito por llegar hasta acá, sabía que eras uno de mis mejores hombres—Le comenté a Chris fingiendo que lo era.

―Ah gracias—me contestó con sarcasmo, entonces le lance el primero puñetazo, pero él me lo detuvo, pero le di una patada en la cara y lo derribe―. Auch…

Le apunte con mi arma, tenía las ganas de dispararle, pero no, quería mostrarle el cuerpo más perfecto, el Tyrant, el me preguntó que desde cuando trabajaba en Umbrella y le dije que no era por Umbrella ni por la corrupción de la RPD, si no por mí. Le pedí que se levantara a admirarlo.

—Eres patético―me dijo alzando las manos hacía arriba. Entonces yo le contesté:

―Jamás lo entenderás—le comenté, el corazón del Tyrant estaba latiendo cuando este rompió el contenedor donde se encontraba y me atravesó con su garra todo se volvió obscuro y ya no supe nada de mí.


Estaba la alarma diciendo "El mecanismo de auto destrucción está activado" Me levanté como pude para robar la información de la corporación sin embargo, mi nombre de usuario y contraseña estaban incorrectos. Yo le pregunte a la computadora que quien era, ella me dijo:

―Soy la reina roja, la que protege la información de Umbrella…

Golpee la computadora, ella seguía hablando y juré vengarme de todos los que me traicionaron, especialmente mi querida Jill, si es que salieron con vida de aquí.

Salí del laboratorio para dirigirme a la salida y me encontré con Lisa Trevor pelee contra ella, por un buen rato hasta que logre derribarla. Le cayó encima un candelabro, pero no me importó y Sali de ahí corriendo.

Explotó la mansión y me le quede viendo, Juraré que me vengaré de Chris por arruinar mis planes y destruir al Tyrant y a Jill por haberme rechazado.

Ahora que ya no soy humano será más divertido mi estancia en esta tierra, ahora me toca a mí jugar el papel de Dios. Ahora todos estarán en mis pies y cambiaré este mundo a mí favor.

Continuará...