DE FUEGO Y HIELO

ESTE FIC NO ME PERTENECE ,ES UNA TRADUCCION d

DEL AUTOR ES

CAPITULO 2

Si Iván Braginsky tenia una mala costumbre era que bebía en exceso. El ni siquiera lo pensaba realmente ,simplemente bebía vodka como si fuera. Por lo general ,no le pasaba nada ,pero cuando tomaba una gran cantidad como en las ultimas horas…

El no se había dado cuenta de lo mucho que extrañaba a Natalia-su bonita Natalia. Que en realidad era tan dulce debajo del hielo ,los cuchillos y la sangre hasta que el la había visto con el español todos los días. El nunca había querido interrumpir sus conversaciones ,optando por observar como interactuaban .Ella escuchaba sus divagaciones estúpidas ,y si sus ojos no se equivocaban , sonreía anta las declaraciones del hombre bronceado.

Era absolutamente repugnante.

Lo peor era cuando el hombre comenzó a tocarla ¡Dios siempre la estaba tocando! Sus manos siempre deslizándose a lo largo de sus hombros ,rozando su mejilla ,por su cintura; sus labios siempre estaban besando las mejillas de Natalia ,la frente, la punta de su nariz…

Asqueroso

Ella había hecho eso con el una vez, cuando no eran mas que niños ;el frio siempre estaba dentro de su tierna carne, por lo que cada vez que ella lo besaba le daba un poco de calor. De hecho ,todas sus sonrisas siempre habían sido reservadas para Yekaterina y el mismo. No se había dado cuenta de que una pequeña parte de el apreciaba su atención (sobre todo ahora que nadie quería darle ninguna). Raramente podía sentir sus ojos en el ,solo de pasada.

Se estaba volviendo loco ¿Cómo puede alguien ser una persona enamorada obsesivamente enamorada de alguien y un día olvidar su existencia?

Tal vez era su culpa. Natalia se había calmado los últimos años ; ya lo le estaba siguiendo ,susurrando casarse. Había sido una presencia tranquila ,pero parte de ella siempre dio a entender que ella sentía que el la ama. No había cambiado sus afectos ,simplemente cambio de táctica. Y ,honestamente, había estando trabajando. Sus países se entendían bastante bien, incluso estaban planeando una unión. Sus lideres lo estaban preparando y honestamente no le molestaba mucho. Tal vez seria bueno ,tener a alguien esperando en casa por mi.

¡Y de que manera! El había estado viviendo a base de vodka y cenas congelada. La cocina de Natalia era solo un recuerdo lejano. Recordó ,décadas atrás, cuando su casa estaba llena de actividad. El trio Báltico eran tranquilos ,pero disfrutaban hablando entre si o con sus hermanas; Yekaterina y Natalia cocinando ,limpiando ,yendo de compras; apareciendo incluso Polonia ,llenando la casa con buen humor.

La memoria se desvaneció ,dejándolo frio. Iván tomo otro trago de vodka para calentar sus entrañas, que de repente se sentían como el hielo.

Natalia ni siquiera había estado en condiciones de hablar con España hasta… Su memoria era nebulosa ,pero tuvo la súbita comprensión. Era su culpa. América había estado burlándose de la Guerra Fría, dejándole de mal humor. Después de la reunión ,Natalia había venido a el, pidiendo disculpas por su viejo amigo (¿amante?). El había estado cansado e irritado, y sinceramente no lo había ayudado al verla, con el temor de ser abordado y violado. Así que golpeo su mano cuando ella había tratado de consolarlo, y se dirigió a casa a beber un poco de vodka.

Y aquí se enorgullecía de ser mas inteligente que América. Tal vez se había equivocado.

Pero alrededor de una hora antes, su jefe había llegado a su casa con expresión preocupada. Cuando Iván había preguntado que había pasado ,el hombre respondió que probablemente no apreciaría su respuesta. Después de tener la promesa de que no iba a sufrir la ira de su nación , el político había revelado que los planes de unión con Bielorrusia amenazaban con caer. Había dicho que era repentino y no entendía lo que había pasado; ¿quizás Iván sabia lo que estaba pasando. No, no ,por supuesto que no. El comercio entre España y Bielorrusia se había disparado de manera significativa en el ultimo par de días, y los países nunca habían parecido interactuar antes. ¿Acaso Iván sabia por que? No yo no tenia conocimiento de tal cosa

Ese había sido el ultimo clavo en el ataúd. Ahora el se desplomo sobre su mesa de la cocina , una botella de vodka vacía en frente de el y uno lleno en la mano.

Tan pronto como oyó los familiares golpes de Yekaterina en la puerta principal, se quejo. Se había olvidado de que ella había querido entregar una nueva bufanda para el. El sabia lo que iba a ocurrir, incluso antes de que ella entrara.

Bueno te veré pronto ,al menos ,Natalia.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

-Natalia- susurro, sus se cerraron mientras ella deslizaba sus dedos en sus rizos oscuros.

Su flequillo rozaba su frente mientras ella se inclinaba hacia abajo, su aliento caliente en sus labios cuando-

Sonó el timbre

Los dos países se congelaron, los ojos de Antonio se abrieron encontrándose con la mirada sorprendida de Natalia. No se movieron hasta que el timbre sonó mas insistente, haciendo que ella se incorporara. Fijo su vestido y hurgo el dobladillo por encima de sus muslos. El de ojos verdes se sorprendió a ver su piel blanca ,pero su sorpresa se esfumo cuando la vio desenganchar un cuchillo de la parte superior de su media. No pensaba moverse cuando ella camino hacia la puerta, sus pensamientos eran de indignación por esos idiotas que iban a visitarla a una hora tan tardía.

-¡Natalia!-Yekaterina ahogo un grito de alivio, ignorando el cuchillo en la mano de su hermana. Ella estaba sosteniendo a un Iván aparentemente semi-inconsciente en sus brazos ,aunque parecía lo suficientemente consciente de su entorno para mantener una botella de vodka en su mano. Sin decir palabra ,Natalia dio un paso atrás para que su hermana pudiera llevarlo dentro, una pequeña mueca apareció en sus labios.

Después de la disolución de la Unión Soviética, había sido una ocurrencia común para su hermano beber hasta el estupor. Dependiendo del estado de animo que estaba antes de beber ,era o un alegre (asesino) borracho o uno desconsoladamente deprimido. En cualquier caso, no son buenas noticias para cualquiera que no sean sus hermanas ,que eran las únicas capaces de manejarlo en ese estado. Otro se arriesgaría a recibir un golpe de tubería.

Natalia guardo el cuchillo ,tocando la mejilla de su hermano un movimiento que había hecho cientos de veces.

-¿Ivane? ¿Brate?*-pregunto en voz baja ,esperando a que sus ojos violetas abrir para ella. Cuando lo hizo ,el sonrió y por primera vez se sintió incomodo bajo esa sonrisa suya.

-Natalia . Moya krasavicha sestra**…-dijo desenredándose de Yekaterina. La ucraniana se veía preocupada pero no dijo nada. En un movimiento fluido se acerco a Natalia abrazándola. Ella disfruto del abrazo, aunque una parte de ella observo que su abrazo no era tan cálido como el de Antonio. El toque de Iván siempre había sido cálido para ella, pero ahora llamarlo cálido seria considerar Canadá calentito después de haber viajado a Brasil la joven froto su espalda con ternura ,murmurando palabras de amor en ruso.

No paso mucho tiempo para que diera un paso atrás , sosteniendo sus hombros

-Ya…¿qué es esto?-cambio abruptamente al de idioma cuando sus ojos captaron algo por encima del hombro.

Antonio tardíamente se dio cuenta de que todavía estaba tumbado en el sofá ,con el pelo y la camisa desarreglado, luciendo muy inapropiado. Se puso a ponerse bien, pero no lo suficiente rápido. Antes de que se sentara recto, estaba cara a cara con un par de ojos relucientes violetas mirándolo.

-¿y que haces aquí…Ispaniya?-pregunto con una sonrisa enferma. Un "kolkolkol" comenzaba a salir de su garganta. Antonio observo un brillo un brillo maligno en sus ojos, y se sorprendió al ver que había sacado una tubería de la nada ¿Qué eran esas manchas rojas?

-Ahhh Natalia y yo estábamos cenan-

-Uno no toma la cena en el sofá. Tonto occidental

-Habíamos terminado y estábamos viendo una película

-La televisión esta apagada ¿Me crees un tonto?-la tubería presionaba la barbilla del español

-Por supuesto que no ,pero…

-Seria bueno para bueno para todos si te fueras ¿da?-pregunto la gran nación con una pequeña sonrisa y una risita-Estoy seguro de que a Natalia no le molestara

-Rusia, Natalia y yo solo-

-Fuera ,ahora-El tono infantil había desaparecido ,reemplazado por un profundo gruñido. Antonio rápidamente se aparto del ruso ,saltando brevemente a Natalia para besar sus dos mejillas, antes de abrir la puerta e irse( que puede o no haber sido acelerado por el "kolkolkol" asesino siguiéndolo por la puerta)

Natalia se quedo mirando la puerta cerrada antes de volverse hacia su hermano. A partir de ese momento ,todas las conversaciones en la cara eran en ruso.

-No tenia derecho a echarlo de mi casa, Iván-dijo Natalia claramente sin ninguna emoción en su voz.

-¿No?-pregunto Iván con una sonrisa alegre-Soy tu hermano mayor .Creo que eso me da todo el derecho del mundo

-No-dijo Natalia entre dientes –No lo hace

-¿Por qué Natasha?-dijo arrastrando las palabras-¿estas enojado conmigo por deshacerme del católico?

Dios, lo estaba. Natalia estaba furiosa, y por primera vez en su vida ,la ira se centro en su hermano. Era una idea extraña ,pero no importaba .los segundos pasaban en silencio, hasta que Natalia hablo.

-¿Estas bien hermano?- pregunto acercándose hacia el -¿Qué hizo que bebieras?

-¿Desde cuando alguien necesita una razón para beber vodka?-pregunta con una risita de borracho, tomando su mano y besando su palma. Natalia estaba un poco nerviosa ,pero mentiría al decir que no disfrutaba del contacto. Era casi como todos los años de tensión entre ellos se habían desvanecido y hubieran vuelto a la niñez.

-¿De que he estado bebiendo en estas ultimas dos décadas ,Natalia? Naturalmente en mis hermanas queridas que también me han dejado-Yekaterina suspiro suavemente. Un Iván borracho tenia una inclinación por decir cosas desagradablemente conmovedoras muy a menudo y sin rodeos. Ella y Natalia compartieron una mirada y cada una agarro un brazo de Iván ,llevándolo hacia las escaleras.

-Estamos contigo ahora ,hermano-dijo Ucrania suavemente. Las mujeres lo llevaron a una habitación de invitados, que no había sido utilizado desde hace una década. Como una rutina, Natalia le quito las botas a su hermano ,mientras Yekaterina la bufanda y el abrigo y le metieron en la cama. Ambas se sentaron a ambos lados del colchón. –Duerme ahora Iván-susurro Ucrania.

-Si hermana-contesto obedientemente. La mujer sonrió felizmente, pero su hermana no compartía la misma expresión.-Yekaterina ¿puedes traerme un vaso de agua ,por favor?

-Por supuesto- ella se levanto y desapareció por la puerta. Tan pronto como ella estaba fuera, los ojos de Rusia se volvieron hacia Natalia. El ya no estaba sonriendo.

-Natalia-Era esa profunda voz de nuevo ¿Desde cuando tenia miedo de Iván?¡Demonios se suponía que debía asustarlo!-No te voy a ver con ese asqueroso católico de nuevo. No querrás saber lo que va a pasar si no lo haces-Su expresión debió de haber traicionado a sus sentimientos, ya que el hombre se rio y levanto su brazo para agarrarle la cara- No seas infeliz hermana. Después de todo…¿no quieres ser uno con Rusia?

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

-Te tomo bastante tiempo para volver ,bastardo-dijo Romano cuando oyó la puerta abrirse. Había estado dormitando en el sofá ,esperando a que llegara y averiguar la relación de España y Bielorrusia. Pero recibió una respuesta menos entusiasta.

-Lo siento ,Lovi- respondió Antonio sin emoción ,cerrando la puerta tras de si. Parecía cansado y un poco irritado y de inmediato Lovino sintió una punzada de inquietud. Cuando España estaba enojado (que, gracias a Dios no era a menudo) se desataba el infierno. Recordó lo violento y vicioso que había sido durante la fase "pirata". Pero había sido peor durante la Inquisición Española ,cuando Antonio tenia un brillo maniaco en sus ojos y una sonrisa malvada en el rostro.

¡Y ,Dios mío ,los conquistadores! Quizás los demás tenían razón cuando dijeron que Antonio tenia dos caras o al menos bipolar. La mayoría de las veces no podía imaginar al hombre hacer esas cosas en el pasado…

Malos pensamientos. Malos pensamientos. Pensó Lovino

-¿Qué paso?¿Te echo cuando intentaste aprovecharte de ella?

-Rusia llego-respondió con cansancio

-¿Y? ¿Acaso el monstruo comunista no odia a la psicop- Bielorrusia?-se corrigió, para no sufrir la ira de Antonio

-También lo pensaba-murmuro Antonio, sin ganas de hablar .Había sido una noche hermosa…-Me voy a la cama .Nos vemos mañana en la próxima conferencia.-Empezó a subir las escaleras ,sin darle al italiano la oportunidad de protestar. La nación se derrumbo sobre la cama una vez que llego a su habitación. Había estado tan cerca de Natalia…Todavía podía oler su perfume en la camisa donde había estado acurrucada en sus brazos.

Con gemido, se incorporo y se desabrocho la camisa. La tarjo a su cara ,inhalando profundamente. Si, olía a ella. Si cerraba los ojos por un momento y respiraba profundamente ,era como si fuera su suave piel en lugar de una simple camiseta. El frunció el ceño, apretando los dedos en la tela.

Casi ,pero no del todo. Maldito hijo de puta rusa(era preocupante que hubiera sonado como Lovino)

-"No importa"-penso con una pequeña sonrisa, aflojando su agarre en la camisa. Sabia a ciencia cierta que Natalia se preocupaba por el, tal vez casi tanto como el a ella. Y eso era mas que suficiente.

El no era uno que renunciaba tan fácilmente

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

*¿Ivan?¿Hermano?

**Mi hermana querida

HE VUELTOOOOOOOOOOOOOOOO

SIENTO LA TARDANZA ,PERO HE ESTADO MUY OCUPADO ESTE VERANO. APARTE QUE ME HE VICIADO CON NUEVOS ANIMES COMO CODE GEASS Y ATTACK ON TITAN

ESPERO QUE ESTE CAPITULO HAYA VALIDO LA ESPERA. DOS MAS Y A PARTIR DE AHÍ TENDRE QUE HACERLO POR MI MISMO