Cáp 1Lo que el mar esconde

El suelo tembló otra vez alzándose hasta el cielo como nunca, y entonces entendieron que jamás se volverían a ver.

Fin.


- oh Dios… eso es tan-
- GENIAAALL!
- Pero qué estas diciendo baka! Acaba de decir que quedaron separados para siempre! ¡Acaso no escuchaste nada de la historia!?- Lo reprendió Nami indignada.
- Claro que sí! Dijo que la tierra se levantó sola, no? Eso debe ser realmente divertido shishishi
- NO, NO LO ES!
- BUUAAAAAHHH! Pero que parejita tan bella! Defendiendo su amor hasta las últimas instancias! *Soob* Sus corazones eran demasiado puros para soportar las injusticias de la vida ~ BUAAAAHHH
- Realmente es una historia muy triste – comentó Usopp un poco lamentoso.
-*soob* No es triste… *sob, sob* es inspiradora ~…BUAAAAHH
- Pero si estás llorando!
- Yo no estoy llorando! Chopper es el que esta llorando aquí!
- YO NO ESTOY LLORANDO BAKAYARUU! Solo me emocioné un poco…- se defendió el renito avergonzado, refregándose los ojos para ocultar sus lágrimas.

La verdad era que la historia había conmovido a más de uno en la sala, más la lluvia y el piano de Brook acompañándola, hacía difícil no comprometerse sentimentalmente.

- Ya es suficiente Brook, no estás ayudando mucho… - le comentó el moreno.
- Oh! Sumimasen… me dejé llevar por la angustia que siente mi corazón por los jóvenes enamorados… aunque claro está que no tengo corazón porque-
- Eres sólo huesos, ya sabemos, ya sabemos…
- Yohohoho..ho…ho…eso lo iba a decir yo…

Durante aquellas largas tardes de lluvia y frío en el océano, los Mugiwara se habituaron a reunirse en el salón del acuario a escuchar una historia contada por Robin. Una sabia decisión para entretener y asegurarse de que los más híper activos de la banda no sigan destrozando el barco por dentro, viendo que no pueden salir a jugar afuera.

Para evitar conflictos, armaron una lista con sus nombres y registraron así los turnos de elegir el libro a leerse. La semana pasada le había tocado a Franky, quién eligió uno de poemas que terminó por dormir a todo el mundo, y fue porque la voz de la morena era tan armoniosa con ésas palabras que parecía que cantaba una hermosa canción de cuna. Esta vez le tocaba a Chopper, y quería algo divertido y emocionante.

Sin dudarlo fue a buscar el libro que habían comprado el día anterior, en una de las islas del archipiélago por el que estaban cruzando: Tsuisuteddo Tocchi, la leyenda de la isla viva.
Por su portada parecía una historia de fantasía y aventuras, pero termino siendo la de un amor imposible. Ella, una hija de nobles revelada, y él un valiente pirata, que huyen hacia una isla embrujada dónde la tierra se movía formando diversos laberintos. Eso les sirvió para escapar y vencer a sus grandes enemigos, pero lamentablemente la isla terminó separándolos a ellos también, condenándolos a un trágico final.
Era una historia muy emocionante, pero no en el sentido que el renito había esperado.

- ¿Realmente termina ahí, Robin?¿No dice nada más?
- Bueno, luego está la leyenda original de la isla, pero no menciona en ningún lugar a los protagonistas. Gomene Chopper-san.
- oh… ya veo…
- Porqué no lees la leyenda, Robin-chwan? Así cambiamos un poco el ambiente…
- ¡Eso!¡Eso! ¡Léenos la leyenda de la "Isla Misteriosa ~"!
- Es de la "Isla Viva", baka!
- Fue lo que dije!
- No! Dijiste "de la Isla Misteriosa"
- Pues es lo mismo, Usopp.
- NO LO ES!
- Es una isla que se mueve sola! Así que es una isla misteriosa ~
- Para vos todo es misterioso baka!
- URUSEI! Dejen a Robin contar la leyenda en paz! – Todos se quedaron mirando al peliverde. ¿Realmente había estado escuchando la historia?- …... qué!?
- Cr.. cr-eí que estabas dormido, Zoro…- dijo atónito Usopp.
- Siempre te quedas dormido, Zoro – remató Luffy, hinchándole una vena.
- Lo estaba... hasta que me despertaron con sus grititos!
- Gomenasai!- Gritó Usopp tirándose a un lado, temiendo por su vida.
- hai, hai, Zoro. Ahora cállense que quiero escuchar la leyenda de una vez.
- SI TU EMPEZASTE! – le gritaron al unísono, pero Luffy los ignoró acomodándose mejor para escuchar más de su nakama.
- Vamos Robin! Empieza!
- Fufufu Muy bien…

"Lo que el mar esconde no debe ser encontrado,
pues el llanto allí es ahogado en el barro de la nación.
Dónde las estrellas caen, la tierra se alza,
tras una alabanza que nadie escuchó.
Descifra su danza, conquista su corazón
y escucharás el himno de la antigua nación.
Pero si pierdes el norte, gira a estribor,
todo esfuerzo será en vano si no entiendes la canción.
Lo que el mar esconde no debe ser encontrado,
pues el maleficio echado no diferencia el color."

.

.

.

- Ya veo.
- eh?! ¿Pudiste entenderlo Luffy!?
- Ni una palabra. -Si Usopp casi se cayó por el comentario de Luffy, ahora estaba desplomado en el piso por su extremísima honestidad.
- Era de esperarse…
- Pues la primer oración es una advertencia – comenzó a explicarles la arqueóloga – "Lo que el mar esconde no debe ser encontrado"," pues el llanto allí es ahogado por el barro de nuestra nación"... con barro se refiere a la tierra cambiante de un modo negativo. Que "ahoga el llanto" suena a que silencia las penas de una forma sepulcral… tal vez quiera decir que protege a ésas almas en pena, pero probablemente signifique que es una isla dónde todos mueren.
- Kowaii… - se escuchó desde el suelo.
- Pues creo que ésa parte ha quedado bastante clara en la historia…
- Muy cierto Sanji-kun.
- No tienes que halagarme Robin-cwhan~ Mis deducciones son granos de arena ante la inmensidad del mar de tu intelig-
- Corta el royo que nadie te halagó, erokuku.
- ¡No te metas en dónde no cabes, musculoca!
- ¡Tu er - Estaba a punto de contestarle cuando Nami lo interrumpió.
- ¡Ni se les ocurra empezar otra de sus peleitas que estamos aquí para mantener el Sunny entero! ¿Recuerdan?!
- …Tsk…- tenía razón.
- Oh, cierto! Hontoni gomenasai Mellorineee~
- Sí, lo que sea, estas perdonado. Ahora, la siguiente oración habla de las estrellas ¿no?
- "Donde las estrellas caen, la tierra se alza"…
- Ahí está hablando de la ubicación de la isla…debe estar en algún rincón del oeste…
- En serio!?¿Eso quiere decir que la isla existe de verdad?
- Fufufu no lo sé, habrá que averiguarlo. Ésa es la gracia de las leyendas.
- Waaaahh! – expresó emocionado el isha, acompañado de su capitán, ambos con los ojos llenos de destellos de ilusión. Era imposible evitar sonreír ante aquella imagen.

- Sigue Robin! Sigue!
- "La tierra se alza, tras una alabanza que nadie escuchó". Parece ser que el hechizo que hace mover la tierra es una especie de castigo, tal vez por algún Dios que no fue agradado adecuadamente…
- Es un Dios malo, como Enel?
- No lo sé, probablemente…
- Entonces se merece que le enseñe una buena lección!
- No le vas a enseñar ninguna lección a nadie si no dejas que terminemos de entender la leyenda, tonto! Robin-nee-chan, onegai…
- "Descifra su danza, conquista su corazón y escucharás el himno de la antigua nación"… interesante…
- …. Qué quiere decir, Robin?- preguntó Usopp, rompiendo el silencio pensativo de la arqueóloga. Lamentaba interrumpirla, pero la ansiedad ya se empezaba sentir en el ambiente.
- Tal vez que, si comprendes los movimientos del suelo, si logras superar los obstáculos y atravesar el laberinto, llegarás al "corazón" de la isla…y…
- ...y?
- y…escucharás el himno de la antigua nación", tiene una connotación positiva. Debe referirse a la resolución del hechizo. En el centro de la isla debe estar la razón y la forma de deshacerlo.
- Y debe ser una muy buena razón para protegerla de ésa forma.- concluyó Brook dándole un sorbo a su té.
- Tiene razón!.. pero…¿qué podría ser?- encarnó Chopper la pregunta que todos se estaban haciendo.
Aunque no se animó a decirle a Brook cómo había sacado semejante deducción.

- Debe ser algo legendario…
- Como una espada. Eso lo haría realmente interesante, je.
- Olvídalo, no otra vez! Suficiente tuvimos con la Norowareta Seiken... – dijo Usopp recordando lo malo que había sido tener al kenshi de enemigo.- Chotto matte… ¿estabas despierto?!
- CLARO QUE SÍ! – otro recordatorio.¡Cuando aprenderé a cerrar mi bocota!
- No! No! Debe ser una enorme niku legendaria! – con solo decirlo se le hacía agua la boca.
- Ya quisieras!
- Jajaja No seas absurdo nii-chan! Allí probablemente esté el súuuperrrlegendario Mazingerrrrr Zeto!
- Sugueeee!
- ESO ES MÁS ABSURDO, BAKA!- gritaron todos al unísono.
- Pues a mí no me sonó tan absurdo…
- A que no, Chopperrr ~? - lo codeo con un guiño cómplice.
- ¿Tú que dices, Usopp?
- e-etto… Pues-pues creo que es obvio! – Alardeó – Sólo un valiente guerrero podría vencer una isla tan terrorífica, dónde nadie más puede acceder! No es más que el mejor lugar para la guarida oculta del grandísimo Sogueking!
- ¡Es cierto! Omoshire! – aplaudieron el dúo de fanáticos.
- Semejante banda de bakas sólo pueden decir puras tonterías…

El tintineo del metal y luego el chasquido del encendedor silenciaron la sala. Le dio una larga calada a su cigarrillo y expulsó el humo manteniendo el suspenso.

- Lo que la isla protege tiene que ser algo realmente maravilloso… si lo piensan bien, en el centro de la isla seguramente debe haber un valle…un valle lleno de preciosas ninfas!
- NANIIIII!?
- Brillantes, esbeltas y semidesnudas ninfas! - gritó dejándose llevar por la emoción de imaginar semejante paisaje.
- Yohohoho kawaii desu ne~
- Kawaii, kawaii ~
- HENTAI DESU!- Y con tres buenos puñetazos, uno para cada uno, Nami cortó la estúpida ensoñación del trío de pervertidos.

Sanji podría ser famoso por formar parte del Monster Trío con Luffy y Zoro, pero cuando se juntaba con Franky y Brook perdía toda clase de respeto.- Un caso perdido… que sino son 5! – pensó la pelirroja.

- Domo..
- No deberías estar orgulloso, idiota!
- Qué traes ahí Nami? – Curioseo Luffy.

En su mano llevaba un libro de navegación que había ido a buscar hacía unos instantes, pero había salido tan repentinamente que nadie se dio cuenta de su ausencia, a excepción de Sanji, claro.

- Ah! Esto! Vengan aquí.- Lo apoyó en la mesada del mástil y lo abrió en la sección de "Archipiélagos", donde tenía algunos pocos mapas metidos entre las hojas. – Todos sabemos que un Archipiélago es un conjunto de islas, no? Pero en realidad no son islas individuales, sino que son relieves hundidos.
- Relieves… hundidos?- ladeó la cabeza el confundido capitán.
- Sería como una cadena montañosa submarina, de la cuál, lo que nosotros vemos como islas en realidad serían sus picos.- aclaró la pelinegra.
- Exacto, es por eso que son parecidas entre sí y se ordenan de mayor a menor, por decirlo de alguna forma... Aquí traje algunos ejemplos. Éstas son las famosas islas Mün no Keiro…- Era sorprendente como la cadena formaban una perfecta media luna. – Éstas otras forman el cordón Shinsei Kiba…- En éste caso las islas eran horizontales y alargadas, con dos mayores que parecían imitar colmillos.- …Y éste otro, es el mapa del Archipiélago Shabaondy, se acuerdan?
- Si… – contestaron agridulcemente debido a todos los recuerdos que asaltaron sus mentes.
- Bueno, ahora miren esto! Éste es el mapa oficial del archipiélago dónde estamos, el Oki Ginryö.¿No notan algo raro?

Todos miraron con detenimiento cada detalle del plano, intentando encontrar a lo que Nami se refería, pero no les tomó demasiado llegar a la misma sorpresiva conclusión, casi al mismo tiempo.

- ¡Tiene un agujero!
- No es sólo que "tenga" un agujero, sino lo que le "falta"! No importa cómo lo mires, allí debería haber por lo menos una isla como estas – explicó señalando unas islas medianas que bordeaban a una de las mayores. – Sino una más grande…. Y justo está al oeste de la formación. ¿No les parece mucha coincidencia?...
- ¡¿Q-qu-quieres decir que ahí se encuentra l-la la verdadera Tsuisuteddo Tochi!?
- Hipotéticamente.-
- ¿Pero porqué no aparece? En la historia no dice ser invisible, o sí Robin?
- No Luffy, esto debe tratarse de una censura…
- Eso es justo lo que pensé.
- Tal vez lo hicieron para proteger a los aldeanos y turistas...- comentó el isha.
- Tsh, sería muy inocente para venir del Sekai Sefu…
- Sanji-kun tiene razón. Puede ser una opción, pero suena a la excusa perfecta….Ahí deben estar ocultando algo realmente grande…
- ¿Como una enorme niku legendaria?!
- ¿Es que siempre estas pensando en comida?!
- O una gran espada legendaria! – intento remendar Usopp su relación con el kenshi sin éxito.
- O un gigantesco robot ancestral! - mencionó Chopper.
- O la guarida oculta del gran guerrero Sogueking! Shishishishi
- Shinai, shinai, shinai! Estamos hablando de algo realmente importante!
- ¿Como un tesoro?
- Exacto Onee-san ~! ¡Un takara! ¡TA-KA-RA! Y debe ser invaluable..!
- O incluso el One Piece.

Los platos eran chicos comparados con sus ojos al escuchar las palabras de Brook.

… ¿Podría ser...

- ¿Q-qué?

que el esqueleto tenga un tanto más en la cabeza, aparte de pelo y hueso?

-¿Porqué me miran así?... ¿Tan mal huele?
- EEEHHH!?
- ERES UN GROSERO! – Le gritó la peliroja indignada revoleándole una taza.
- S-sumimasen! Es que sentía que iba a perder una tripa-
- No tienes tripas! Eres solo huesos!
- ¿Por qué te me adelantas, Usopp!?
- Porque siempre dices lo mismo!
- Es porque ya estoy viejo…- Un aura negra lo rodeó a medida que se derretía, dejándose caer el piso.- … deberías respetar a tus mayores, sabes?
- Ch-chot-aguarda! Tampoco es para que te deprimas así…
- De todas formas Brook tiene razón – dijo el rubio.
- Ves! – Saltó revitalizado.
- Lo que sea que escondan debe ser tan importante como el mismísimo One Piece.
- Ah, era eso…- y volvió a hundirse en su depresión.
- ¡YOOSHI! ¡Entonces sólo tenemos que ir y averiguarlo!
- Primero debemos fijarnos bien qué ruta vamos a usar. La profundidad del mar entre las islas no es mucha, y los canales se vuelven bastante pequeños para el súper Sunny Go…
- Daijobu Franky. Después de todo, tienen a la mejor navegante del mundo ;)
- Jajaja Bien dicho, baby!
- Entonces tengo que pedirles algo…- bajaron la vista al renito que se lo veía muy determinado – Si vamos allá… si la historia es real y-y nos encontramos con alguno de los protagonistas…Onegai, ¡Déjenme ayudarlos a reencontrarse!

La historia realmente le había tocado el corazón. Pero no era el único.

- ¡Por supuesto! - Contestó una enternecida Nami.
- …tsh, no tenías ni que decirlo, bakayaru…- La siguió el rubio.
- Si eso es lo que sientes correcto, adelante...
- Tienes mi apoyo Isha-san.
- Y la protección del valiente guerrero de los siete mares ~
- Es una causa muy noble, pequeño Chopper
- Yo también te ayudaré Chopper-nii-chan! Vamos a darle a ésa parejita el final feliz que se merecen!
- Shishishi Sabes que puedes contar con todos nosotros!
- Nami, Sanji, Zoro… mina! ¡Hontoni arigatou!
- No hay de qué, somos Nakamas! – Sonrió el moreno. Y los mejores.
- Muy bien, Sanji-kun! Prepara la cena y algunas viandas que mañana tendremos un largo día.
- Pero oigan! Aún no terminamos de descifrar la leyenda!
- No hace falta Usopp, ya esta decidido….
¡LOS MUGIWARA IREMOS A LA TSUISUTEDDO TOCHI!

Continuará~