Título: Qué vas a preferir ¿Integra...o Amelie?

"Emparejamiento"(puede y no puede ser romántico): Alucard e Integra.

Resumen: Integra es robada de su padre cuando pequeña por órdenes de un miembro de la Mesa Redonda que pedirá su asesinato. La niña desaparecerá de escena, dejando a Hellsing sin su heredera. Arthur se verá obligado a delegar la Organización a sus familiares más cercanos, pero antes de morir liberará a Alucard.


Prólogo

~.~.~

A pesar de todo, Arthur Hellsing era un hombre feliz, y todo se lo debía a un pequeño capullo rubio de tres años que alegraba sus días y desordenaba sus corbatas.

Integra era su única hija, y el recuerdo vivo de Helena, su difunta esposa. La pequeña vino a aportar con la cuota de alegría a la Mansión. A veces, mientras la observaba jugar, se preguntaba si alguna vez ella tendría que hacer frente al monstruo que aguardaba en el sótano. Los ataques de vampiros habían disminuido considerablemente en los últimos años, por lo que la presencia de Alucard no era imprescindible. Incluso se sentía mal por haberlo encerrado, pero esa era la única solución. Más de veinte años oculto en las mazmorras, sabe Dios cómo reaccionaría el Conde cuando volviera a ver la luz del día. Se encontró rogando muchas veces porque ese momento distara mucho por llegar, y más aún, que no fuera su hija quien tuviera que despertarlo.

Pero todo lo bonito tiene un trágico final, o al menos este sí lo tuvo.

Era de suponer que la posición de los Hellsing dentro de la nobleza británica suscitara sentimientos de envidia entre sus pares, especialmente en algunos que aspiraban a quedarse con la Organización caza vampiros.

Los únicos familiares que le quedaban a Arthur luego de la muerte de su hermano eran su primo lejano, Sir Robert Wallace, hombre de edad madura. Pero al menos tenía descendencia masculina. Cuando vieron que la única heredera de los Hellsing era una chica, los ánimos se ensombrecieron. ¿Una mujer dirigiendo una Organización de ese calibre? ¿Dónde se había visto eso? Y entonces, surgió la idea de hacerla desaparecer.

:::

Arthur llevó a su hija a dar un paseo en coche cuando recibió una llamada que le pedía ir a un encuentro fortuito dentro de un Hotel en el centro de la ciudad. Por tratarse solo de unos minutos, decidió dejar a la pequeña al cuidado del chófer mientras él llegaba. Decisión de la que se arrepentiría por el resto de su vida.

Gritos de mujeres en la acera le advirtieron de que algo pasaba. Cuando bajó corriendo las escaleras y se acercó a la calle, vio la multitud congregada en torno al coche que le pertenecía. Su chófer estaba muerto con un tiro certero en la cabeza, y en el asiento trasero no había señales de su hija. Integra Hellsing había desaparecido.

Movió cielo y tierra, recorrieron el país en su búsqueda. Walter había cepillado Inglaterra en toda su extensión, hasta Europa, y no había dado con nada. Hasta la Reina ofreció su servicio personal, pero fue imposible dar con la pequeña. Meses después, lo único que se supo de ella fue una carta que llegó hasta la mansión de un remitente anónimo. En ella decía que esa era una lección para el líder de Hellsing, por entrometerse con los planes de agentes poderosos. Ya que su Organización había acabado con la vida de tantos "colaboradores" (vampiros) lo mínimo que ellos podían hacer, era asegurarse de que el linaje no siguiera la misma tradición. Por lo tanto, habían eliminado la "posible amenaza", y ahora Sir Arthur podía considerarse en duelo por la muerte de su hija. Como prueba de aquello, dentro de una caja venía el vestidito celeste que llevara Integra en ese día fatídico manchado de sangre. Arthur casi se desmayó cuando los análisis constataron que la sangre pertenecía a su hija.

Así, la pequeña Integra desapareció de escena, y toda la Organización se sumergió en un estado de letargo y oscuridad.

Cuando los años pasaron y Arthur vio que se acercaba su fin, decidió delegar el mando a sus primos lejanos, los únicos familiares que le quedaban. Pero antes de eso, tenía que despertar al vampiro encerrado en las mazmorras para hacerle saber de las circunstancias.

...Continuará...

...Y, ¿Qué os ha parecido? Sugerencias, comentarios, mentadas de madre xD


Nota de autora: Dije que no aparecería por acá en un buen tiempo. ¿Ven como soy una controversia andante? Pues bien, esta pretende ser una historia livianita, la trama es sencilla y los capítulos cortos. Solo tengo 3 capítulos redactados, quizás con el paso del tiempo, y dependiendo de la acogida y de mi estado inspirativo, decida profundizar más en la redacción y darle un sentido más profundo. Pero por ahora, esto solo sirve para ayudarme a vaciar mi cabeza un poco.

Lo siento por las otras historias que aún no termino, estoy en hiato temporal con ellas (al menos con una) porque no termina de convencerme, y debo darle una vuelta larga a la trama para ver si la dejo o la modifico. En todo caso, estaré avisando sobre cualquier cosa de forma periódica a través del perfil. Por mientras, me verán por acá (No se desharán tan fácilmente de mí^^)