::CUANDO LAS PALABRAS QUEDAN CORTAS::

Hola a todos, al fin después de leer tanto fanfic de RanmaxAkane, decidí escribir mis ideas al fin, espero que les guste y pasen a leer.

Les subo el primer capítulo, y desde ahorita les cuento, que serán varios capítulos que estaré subiendo cada semana (eso es lo que digo... a ver si lo logro ^^u). Siempre me gusta completar lo que empiezo, asi que de eso no se preocupen que tendrá un final, y espero que no tarde mucho, ya que no se me hacen bien las historias cortas ^_^U

Este primer capitulo sería como introducción de la vida cotidiana de Ranma a lo que pasará mas tarde, o más bien a los capítulos siguientes, así que no será sino hasta el siguiente cap que encontraran ya los toques de emoción, que cada vez irán en aumento segun avance la historia xP

Disclaimer: Los personajes pertenecen a Ranma ½ de la gran Rumiko Takahashi.

– Personajes hablan –

– (Personajes piensan) –


CAPITULO 1: LAS PROMETIDAS

Todos en la casa de los Tendo estaban listos para desayunar, al lado de Akane sin embargo se encontraba el espacio aún vacio.

–Akane, puedes ir a despertar a Ranma para que desayunemos – le dijo Kasumi.

– De acuerdo, pero no sé porque siempre tengo que irlo a despertar – dijo ésta con cara de fastidio

Akane subió a las gradas para ir a despertar a su prometido. Entro a la habitación, y lo encontró durmiendo plácidamente con las piernas fueras del futon. Se le acercó, y lo observó por unos minutos. Se le veía tan tranquilo y parecía estar soñando algo feliz, porque no dejaba de sonreír, lo que hizo que Akane se le acelerara un poco el corazón.

Con el dedo índice le toco uno de las mejillas – Ranma, despierta – le dijo suavemente, pero Ranma siguió sin moverse, por lo que le volvió a tocar con más fuerza en la mejilla – Ranma, el desayuno ya está listo – le dijo ahora más fuerte.

– mmm… – es lo único que salió de Ranma, Akane sintió que la venita de la frente comenzaba a salir, pero no podía negarlo, se veía tan lindo, así que contuvo sus fuerzas para no gritarle.

– Ranmaaaaa – le dijo una vez más, puyándolo nuevamente en la mejilla, pero esta vez con tanta fuerza que le movió la cabeza hacia un lado, a lo cual Ranma solo se movió hacia el otro lado, dándole la espalda, e hizo que Akane perdiera la paciencia – Ranma levántate ya de una buena vez! – le gritó jalándole el futon con mucha fuerza, por lo que Ranma salió rodando.

— Pero que te pasa Akane! – le grito un Ranma al fin despierto – no me puedes despertar de una forma normal, Marimacho!

— Eres un baka! – de la nada Akane sacó un mazo de sus espaldas y mando a volar a Ranma, sin darle tiempo a que dijera más.

Luego Akane bajo las escaleras y se sentó a tomar el desayuno.

— y Ranma? – preguntó Kasumi a Akane, al ver que pasaba el tiempo y Ranma no bajaba.

— Me tiene sin cuidado – se levantó de la mesa – bueno me marcho a la escuela, ya se hace tarde, vamos Nabiki.

Ya en la escuela, Ranma llegó tarde, por lo que se ganó un "castigo" por parte del loco director, quien lo siguió por todo la escuela para tratarlo de rapar. Finalmente logró escapar y pudo entrar al salón, no sin antes dirigirle una cara de muy pocos amigos a Akane.

En la hora del almuerzo, Ranma se preparaba para "platicar" con Akane y reclamarle lo de la mañana, ya que gracias a ello no había podido comer el desayuno, sufriendo de hambre toda la mañana. Se paró, le tomo la mano, y justo cuando estaba por decirle todos los pensamientos que habían abordado de furia en él toda la mañana, se esfumaron. Después de lo ocurrido en Jysenkyo, con solo un toque de ella, su mundo le daba vueltas –… Akane necesito hablar contigo. – se limitó a decir.

Akane había dado un respingo. De que quería hablar Ranma para llegar donde ella y sus amigas en frente de todos. Miro a los lados y todo mundo los estaba observando y murmullando, lo que hizo que se le pusieran coloradas las mejillas.

—... Ranma… digo… - Akane sacudió su cabeza para volver en sí – que necesitas hablar conmigo?, si quieres algo, dímelo aquí

— Akane yo… - que le pasaba, porque de pronto se había puesto tan nervioso. Solo tenía que reclamarle como siempre. – (El hambre debe ser) – pensó.

— Ranma, si quieres puedes… te preparé el almuerzo en la clase de cocina, porque me imagine que habias salido sin desayunar.

Ranma, palideció inmediatamente, vio el depósito de comida que tenía unos colores no comestibles, unos segundos antes, había pensado que con el hambre que tenía podía comer cualquier cosa, incluso la comida de Akane, pero ahora que la tenía frente, era otra cosa.

—Vamos, esta vez creo que si acerté.

—Ya la probaste?

—Aún no.

—Te recuerdo que prefiero que pruebes tu comida antes, de otra forma ni loco probare "eso".

—La profesora dijo que era lo mejor que había logrado en meses, no hice que nada incendiara y nada se quemó.

—Ese es el problema, no sé si "eso" está cocido para empezar.

—Eres un desconsiderado!

—gruuur – había sonado el estómago de Ranma, todos los presentes habían oído el fuerte ruido – (Ya no soporto el hambre, si estoy un segundo más aquí me desmayaré) – pensó Ranma.

—De acuerdo, me lo comeré!, solo porque creo que con el hambre que tengo hasta el veneno que me des me la quitará.

Akane sonrió y le acercó el depósito de comida. Todos se acercaron más para poder verificar que Ranma en efectivo se iba a comer la "comida" de Akane. Ranma lo tomó, tragando saliva gruesa. Ya se estaba arrepintiendo de lo dicho, pero cuando volvió a ver Akane, vio que tenía una sonrisa que le hizo que unas grandes mariposas en su estómago comenzaran a bailar felizmente, por lo que se armó de valor para comérsela y tomó un trozo para llevárselo a la boca.

De pronto una gran explosión en la ventana tomó a todos por sorpresa.

—Nihao Ranma, Shampoo traer a Airen deliciosa sopa – dijo Shampoo, parándose sobre un bloque de concreto que había ido a parar sobre Ranma.

—Shampoo, podrias quitarte de encima de mí? – dijo Ranma, tratándose de levantar.

—Ranma solo comerá mis okonomiyakis, verdad Ran-chan? – intervino Ukyo apareciendo en la escena, sin darse cuenta lo antes ocurrido en el aula, lo que hizo que una onda eléctrica se formara entre las dos chicas, y ambas se pusieran en posición de batalla.

Ranma se logra ponerse de pie, pero tanta hambre ya lo tenía mareado. Volvió a ver a Akane, quien tenía la mirada fija en el piso. Ranma dirigió la mirada donde Akane veía y logro observar la comida de Akane desparramada en el piso. Eso no podía ser bueno.

—… Akane.. — Ranma no sabía que decir, no sabía si Akane estaba triste, o enojada. Lo más probable es que enojada y pronto lo mandaría a volar lejos, por lo que optó en ponerse en posición de defensa, pero estaba feliz de al fin librarse de aquel tormento —era lo mejor Akane, quien sabe que estragos me hubiera echo esa comida – dijo sin pensar.

Shampoo de pronto se le tira a los brazos de Ranma – Airen comer comida de Shampoo, Airen no querer comida de chica violenta – dijo sacando una de las sopas que traía.

—Ran-chan toma esto – dijo Ukyo lanzándole a Ranama uno de los okonomiyaki que acababa de hacer.

Ranma de un salto, como que fuera perro, lo atrapó con la boca para comérselo de un bocado. Al fin algo de comida entre sus dientes pensó.

— Buen chico – le celebró Ukyo – Ves Shampoo, Ran-chan prefiere más mis okonomiyakis.

—Eso no es cierto, eso ser trampa, ahora airen comer una de mis sopas

—No te dejare – Ukyo le lanza unas mini espátulas a Shampu, para que no se acercará más a Ranma, pero una de ellas logra rozar una de las mejillas de Akane.

Akane, que todo este tiempo había estado con la cabeza baja, reacciona y levanta la cabeza con unas pequeñas lagrimitas – Ranma no Baka! Eres un insensible, desconsiderado! Ya no me vuelvo a preocupar por ti! – saca un mazo detrás de ella de la nada y lanza a Ranma por la ventana destruida —BAKA!

—Airen, comer sopas de Shampu —grita Shampoo atrás de Ranma para alcanzarlo.

—Espera aquí tengo más okonomiyakis — corre también Ukyo atrás.

Fin... del primer capitulo!


Notas de la autora:

Aun faltan mas! asi que sigan leyendo, les invito cordialmente ^^!

Fin! pero del primer capitulo!

Sigan leyendo, les invito xD, que como les dije antes a partir del otro cap empieza lo bueno.

Espero que les haya gustado y nos vemos en el próximo capitulo.