Fotografías y recuerdos

El pequeño Lyssander era la luz de los ojos de Severus y Lucius, nadie sabía que el famoso Severus prince dueño del "prince mesosangue" tenía un hijo, pues querían que el niño fuera feliz y que la prensa no lo molestara o andarán revoloteando encima de el, le contaban cosas del mundo mágico, de Londres que cuando tuviera la edad adecuada iría a Hogwarts.

Las cosas no podía ser mejor Lucius se había casado con Narcisa, algo que no le gusto mucho a Severus pues era la prima de Sirius y en cualquier momento se lo podría encontrar, pero Narcisa le explico que su primo no llevaban ningún tipo de relación cercana. Cuando Lyssander tenía un año nació el primogénito de los Malfoy un verdadero en canto, tanto Lyssander como Draco eran los más consentidos. A Lucius le encantaba gastar dinero comprando juguetes de moda y dulces.

Las navidades la pasaban en Italia y los veranos Lyssander iba a Londres con los Malfoy, muchas veces trataron de persuadir a Severus para que regresara con ellos pero él no quería regresar siempre decía la misma excusa, que el restaurant no podía atenderse solo, pero no era más que una mentira pues Severus con el tiempo fue ganando acciones y para ese entonces ya era dueño de una cadena de restaurantes muy popular, trabajaba cuatro días a la semana y los demás se la pasaba jugando con su pequeño

_deberías pensarlo, te vendrían bien unas vacaciones fuera de Italia

_sé por dónde vas y la respuesta es no

_a Lyssander le encantaría ir a Callejón diagon

_ustedes pueden llevarlo y de paso comprarle un helado en Florean Fortescue.

_no puedes esconderte para siempre, el niño tiene 6 y es muy inteligente, pronto va a empezar a preguntar de donde vino

_hace un tiempo me pregunto que si tenía un papa yo le dije que sí que yo era su papa, pero me dijo que todos los niños en el kínder tenían un papa y una mama o dos papas y que él solo tenía uno, Lucius me quede sin palabras, no supe que decir

_tienes hablar con el Severus, tienes que decirle que su padre existe y está vivo

_sé que tengo que hablar con él. ¿Pero qué le digo?, que fue un accidente, que su padre no quiso venir conmigo para vivir nuestra vida juntos, que nos abandono

_estás hablando por ti Severus, te sientes dolido y abandonado. Lyssander es muy inteligente puedes decirle que su padre está de viaje

_eso desencadenara una serie de preguntas que no sabré como responder

_tarde o temprano, tendrás que decírselo a Black

_prefiero que sea tarde

Lucius le dio un sorbo a su whisky de fuego, la actitud del pocionista no le gustaba nada, Sirius tiene derecho a saber que tiene un hijo pero Snape se negaba rotundamente a pisar Londres, Hogwarts o el callejón diagon.

En la parte superior de la casa un niño de ojos grises, cabello negro y piel pálida jugaba con un equipo de quidditch, regalo de Malfoy por su cumpleaños número seis

A Lyssander le encantaba el quidditch ignorando completamente las advertencias de que si rompía algo la escoba iba a desaparecer mágicamente, el pequeño estaba volando a toda velocidad por los pasillos cuando de pronto perdió el equilibrio y se estrelló contra la puerta de la habitación principal, el niño cayo de la escoba y rodo abriendo la puerta de la habitación hasta que un gran baúl amortiguo su caída.

Lyssander sacudió la cabeza, estaba lleno de papeles al parecer se habían caído del estante al chocar contra el baúl. Las cartas cayeron desordenadas en el piso, el pequeño las miro curioso, ¿Por qué su papito guardaba tantas cosas de esas?, se encogió de hombros y tomo una del montón, la desplego y comenzó a leer

"Severus te extraño más que nunca, el verano es un verdadero asco no veo la hora de regresar a Hogwarts, necesito verte y Prongs no me ayuda para nada, sale con Lily todos los días. Lo hacen como conejos y eso me enferma, espero que regreses pronto a Spinner's Ends para poder verte te extraño y me enferma que estés tan liado con el bueno para nada , aristócrata yo soy mejor que todos Malfoy, sé que es tu amigo pero no soporto que te mire, ni él ni nadie, eres mío Snivellus, recuérdalo.

Te amo

S. Black"

Lyssander se rasco la cabeza, ¿Quién era ese tal Black que extrañaba a su papi? ¿Será que se lo quería quitar? Porque si es así iba a tener que enfrentarse con él, el niño frunció el ceño y tomo otra carta mientras la habría cayeron unas fotografías de dos muchachos con el cabello negro, volaban en escobas diferentes con unas extrañas ropas. Lyssander reconoció enseguida a su papito, que volaba a toda velocidad mientras el otro trataba de alcanzarlo.

La foto se estaba moviendo, cosa que le encanto al pequeño así que la guardo en su bolsillo, se incorporo para recoger el desorden y no delatar su parecencia en la habitación pues a su padre no le gustaba que hurgaran en sus cosas, siempre lo mantenía lejos de ese baúl, pero cuando tomo una de las cartas para organizarlas esta se desplego dejando al descubierto una tonelada de fotografías, Lyssander tomo una donde se veía a su padre y al joven de la escoba, estaban sosteniendo un helado mientras el otro besaba a Snape en la mejilla.

En la foto se le veía muy alegre, el niño tomo otra pero esta vez solo estaba el mismo chico de ojos grises, cabello negro y sonrisa socarrona y en el pie de foto decía Sirius Black. El niño se quedo viendo las fotos un rato mas, necesitaba saber quién era ese tal "Sirius Black" que decía querer mucho a su papito y porque tenían tantas fotos

En la sala, estaban Lucius y Severus platicando muy agusto cuando escucharon un golpe en la parte de arriba, Severus frunció un poco el ceño, el ruido venia de su habitación y no se equivocaba Lyssander debía estar volando en su escoba, a lo mejor se había caído por estar de necio

_que fue eso?

_tu sobrino jugando con la escoba que le diste

_creo que no te agrada mucho la idea_dijo Malfoy esbozando una sonrisa

_sabes que no, el otro día rompió un jarrón hindú muy caro

_son niños, los niños rompen cosas

_si claro, será mejor que vaya a ver qué desastre hizo ahora

_voy contigo para que no lo estrangules

_con un castigo bastara, Lyssander se está comportando terrible

_ahh, no exageres Severus es un niño. A los niños le encanta regar, husmear, romper cosas, saltar eso es lo que hacen

_tu los consientes demasiado

Un ruido se escucho en la parte de arriba y Severus apresuro el paso, eso no le gustaba para nada. Al llegar al segundo piso vio la escoba tirada en el pasillo y la puerta de su habitación abierta, el pánico le entro en seguida "Merlín mi baúl no están cerrado y las cartas están ahí!" pensó mientras se echaba a correr hacia a su habitación a toda prisa.

El pequeño escucho los pasos de su padre al acercarse y se abalanzo sobre las cartas a toda prisa, estaba asustado si su padre lo encontraba lo iba a castigar hasta que cumpliera 12 "! Tontas cartas! ¡! Son demasiadas!" pensó Lyssander mientras trataba de recoger todos los pergaminos y fotos regadas por la alfombra.

Severus se asomo en la puerta y se quedo lívido, la alfombra estaba llena de cartas y fotos extraídas de su baúl, trago en seco y cruzo la habitación a toda prisa, Lyssander se quedo petrificado pues su papi estaba muy enojado

_!¿Qué haces con eso?!_pregunto Snape desesperado y muy enojado_creí haberte dejado en claro que no tocaras ese baúl

_fue un accidente!, estaba volando, me caí de la escoba, rodé hasta aquí y choque contra el baúl que se abrió solo

_y supongo que el solo hizo todo este tiradero

El niño no respondió, estaba muy molesto con su papito. ¿Por qué no lo dejaba acercarse a ese baúl? Y ¿Quién era ese señor Black? ¿Por qué decía que amaba a su papito?.Lyssander estaba muy confundido y tenía muchas preguntas para su papi

_Lyssander Orión Black Snape! Responde ¿Quién hizo este tiradero?

_! Non I mica fatto apposta Babbo!

_ te dije que no tocaras ese baúl

_fue un accidente! Babbo, además quien es ese tal Sirius Black? ¿Por qué tiene mi apellido?

A Severus se le paralizo el corazón y miro a Lucius que miraba la situación con cara de "te lo dije", Severus trago en seco de repente se había puesto más pálido de lo que era, le dolía el agujero del pecho que había enterrado cuando nació su pequeño, pero ahora con todas las cartas regadas y las fotos los recuerdos llegaron a su mente aturdiéndolo por completo y abriendo esa herida que tanto le costó cerrar. Snape respiro profundo y removió un poco la cabeza no podía dejar que las estúpidas emociones lo embargaran

_Lyssander ve a recoger tus juguetes del pasillo y espérame en la cocina

_si, Babbo

El niño salió de la habitación un poco preocupado por su papi, pues se había quedado en paralizado cuando le hablo de Sirius. Malfoy quien se acercó para ayudar a su amigo, pues aunque Severus no lo demostrara aun seguía amando a Sirius como la primera vez que lo vio hace años en la biblioteca, un par de roses y al mes siguientes se estaban desnudando en la torre de astronomía.

_estas bien?

_si…es solo que no pensé que esto pasaría tan pronto

_el que? Las preguntas de Lyssander o que la herida se abriera otra vez?

_las dos, no pensé que iba a encontrar mis cartas debí quemarlas desaparecerlas! Soy un imbécil

_creo que ya es tarde para eso, ahora lo que debes hacer es explicarle a tu hijo quien es Sirius

_si, quizá después de la cena

Severus movió su varita y todo volvió a su lugar. En la cocina los esperaba un impaciente niño de ojos grises que devoraba una galleta de vainilla, Severus entro seguido de Lucius y el niño sonrió, Severus saco un par de cosas del refrigerador y se dispuso hacer la cena. Lyssander miraba fascinado como su papi jugaba con los utensilios de la cocina y al final tenían un delicioso asado acompañado de papas al gratín y la ensalada favorita de Lucius

_como siempre te esmeras todo esta delicioso

_si, mi Babbo es el mejor cocinero del mundo

_que puedo decir, siempre me sale bien todo lo que hago

_estoy de acuerdo

Terminaron de cenar y Malfoy se despidió con la excusa de que Narcissa lo esperaba y que si no iba se iba a quedar sin amigo, Severus rio por lo bajo, pues Cissy era muy agresiva.

Severus lavo los platos con un toque de varita y subió hacia la alcoba de su hijo que lo estaba esperando para tomar su baño, cuando entro en la estancia, el pequeño comenzó a dar saltitos y se fue directo al baño dejando la ropa tirada por doquier, al entrar en la tina unos chorros de agua de colores comenzaron a salir y a esparcir burbujas. Severus se subió las mangas de la camisa y camino despacio hasta donde estaba el pequeño que jugaba divertido con las burbujas

_mañana tengo un cita importante así que llegare tarde, Fabricio te recogerá después de la escuela

_otra vez! Pero yo quería estar contigo

_si, pero yo tengo que trabajar además solo te queda una semana de clases pronto podrás pasar todo el día jugando conmigo

_si, pero recuerda que iré a visitar a tía Cissy prometieron llevarme al Diagon Alley

_ solo te quedaras un mes con ellos cuando regreses vamos a jugar lo que tú quieras

_si y vamos a ir de día de campo también?

_si, eso también

_¿entonces ya no estás enojado conmigo por lo de tu baúl ?

_no, ya no estoy enojado pero si vuelves a romper alguna de las reglas te castigare

_te prometo que me portare muy bien Babbo

_eso espero

Unos minutos después, Severus lo envolvió en una toalla y le coloco un pijama, lo llevo hasta la cama y lo arropo. Cuando estaba a punto de irse la voz de Lyssander lo dejo en shock

_Babbo, ¿Quién es Sirius Black?

Severus se quedo en silencio, esa pregunta hizo que se estremeciera un poco, un nudo se adueño de su garganta encerrando las palabras en sus dientes, se puso pálido, tenía que decirle la verdad a su hijo. Se sentó en la esquina de la cama y tomo aire, no podía pensar en ese nombre sin desmoronarse

_Sirius, el… ¿recuerdas cuando me preguntaste que porque todos los niños tenían dos papas?

_sip

_bueno, Sirius es…. El es tu padre

_enserio! El es mi papa!

_si, el es tu padre

_ah..y .. ¿Dónde está? ¿Por qué no ha venido a verme? ¿Acaso no me quiere?

Severus vio la preocupación en los hermosos ojitos grises de su hijo y unas lagrimitas a punto de salir, enseguida se arrepintió de haberle dicho quien era Sirius

_el está de viaje cielo y te ama mucho, te adora

_entonces ¿Por qué no viene a verme? ¿Dónde está?

_Lyssander, tu padre está muy ocupado para pasar el tiempo con nosotros, pero en cuanto termine de hacer sus negocios lo vas a tener todo para ti

_de verdad, enserio va a venir

_si, incluso estará encantado de jugar al quidditch contigo

_pero ¿Cuándo será eso?

_pronto muy pronto, ahora a dormir que mañana será un día muy largo

_buenas noches Babbo

Severus le dio un cálido beso a su hijo y salió de la habitación, a llegar a la suya, cerró la puerta y se desplomo en la alfombra. Pensar en Sirius era volver abrir el agujero que tenía en el pecho, pronto unas lágrimas cayeron de sus ojos y los recuerdos lo golpearon como un sectumsembra "maldito, maldito, jure que no iba a llorar jamás por ti, pero no puedo aun te amo" dijo en voz alta en la soledad de su habitación, los escalofríos recorrían su cuerpo y el dolor se hacía más grande. Se incorporo y se fue directo al baño tomo una ducha rápida y se metió en la cama hasta el día siguiente. Se levanto temprano, se arreglo con esmero, peino su cabello, le dio un beso a su adorado diablillo que aun dormía, cuando llego su asistente. Fabricio un joven de pelo rizado y ojos miel. Lo saludo con un animado apretón de manos y salió a toda prisa

En Londres un hombre guapo, alto, con un largo cabello negro azulado y ojos grises, estaba sentado con una taza de café en las manos mientras que un rubio de ojos como el marfil y larga cabellera leía un ejemplar de "el profeta". Sirius había aparecido de repente, unos meses atrás en casa de los Malfoy para reconciliarse con su prima, pues ya que Dumbledore y voldemort decidieron arreglar sus diferencias amorosas en medio de la guerra, ya no había motivos para estar disgustados así que decidió hacer las paces con ella. Ahora casi siempre Lucius y Sirius quedaban para desayunar juntos, tomar el té o cenar de vez en cuando, ambos disfrutaban de una hermosa mañana de verano

_hermoso día ¿no crees Black?

_si, perfecto para ir a refugiarse debajo de un árbol

_o tomar un baño de burbujas

Sirius suspiro, la brisa le alboroto el cabello y acaricio su piel. De repente un nombre le llego a la mente "Severus donde estarás" pensó mientras el silencio se adueñaba de la estancia y le dio un sorbo a su taza. Hace mucho tiempo que no pensaba en el

_hoy volví a pensar en el_dijo Sirius rompiendo el silencio

_en quien?

_ en Severus, busque en cada boca encontrar su nombre pero es imposible, aun lo sigo amando

Lucius se atraganto con el café. Las palabras de Padfoot cayeron como un balde de agua fría "si tan solo supieras todo lo que ha pasado, que tienes un hijo y que Snape no te lo piensa decir te volverías loco" pensó mientras dejaba la taza de café

_el está bien, vive muy feliz

_si, ¿Cómo lo sabes? ¿Te dijo algo? ¿Te escribió alguna carta?

_eh.. No solo leí un artículo de la revista corazón de bruja, "un mago destacado en el mundo Muggle" "Severus Snape Prince hace magia con la comida"

_ah.. Me gustaría volver a verlo, estar con él otra vez, ver su hermosa sonrisa. Quizá ya encontró a otro que me borro de su vida

_tal vez no, tal vez el te siga amando deberías buscarlo

_si, pero por dónde empezar si entre él y yo el cielo solo tiene nubes negras

_en la vida no se viven dos historias iguales y solo te enamoras una sola vez

Malfoy se incorporo y dejo a un atormentado Sirius Black con sus recuerdos del pasado y un amor latente. Esa semana paso todo muy rápido, Lysander termino las clases del kínder y Severus no volvió a tener reuniones hasta tarde, el pequeño estaba muy emocionado dentro de una horas sus tíos lo iban a recoger para llevarlo a Wiltshire para pasar todo un mes en la mansión Malfoy y jugar con su primo Draco. Severus estaba en la cocina cuando su hijo llego saltando estrepitosamente

_ Babbo! Babbo! Ya está aquí Zío Lucius

_si, entonces apúrate y baja tu maleta anda date prisa

El niño salió disparado y Lucius asomo la cabeza por la puerta de la cocina, esbozo una sonrisa y se acercó hasta su amigo, si quería juntar a Sirius con Severus primero tenía que convencerlo de ir a Londres

_ese chiquillo tiene más energía cada día

_ de tal palo tal astilla, no Malfoy?

_si, tienes razón después de todo es un revoltoso Black

Lyssander irrumpió en la cocina como un tornado andante con una maleta roja arrastras, Lucius sonrió y sin que Severus se diera cuenta le susurro algo al niño. El pequeño sonrió y se sentó en una de las sillas del la meseta

_oye Sev, no te gustaría pasar este verano con nosotros

Severus los miro con su habitual mirada malévola y arqueo un de sus cejas

_no, gracias tengo muchas cosas que hacer

_pero ayer dijiste que no tenias nada que hacer, que ya habías acabado la agenda del mes y no había nada especial

_si, pero recordé que tengo algo que hacer

_mentiroso, eres un gran mentiroso Snape

_cállate Malfoy no voy a regresar a Londres

_me parece injusto que condenes a todo un país porque las cosas entre tú y ya sabes quién no hayan salido bien

_no es por eso, es solo que esa ciudad no me gusta es… ruidosa

_mentiroso, ya comprendo porque tienes esa nariz de pinocho

_cállate rubito desteñido, no regresare a Londres, no volveré a pisarlo jamás

_ni siquiera por tu mejor amigo, rubito desteñido que te quiere muchísimo?

_no, ni siquiera por eso

_y ni siquiera por mí, Babbo? ¿No vas a regresar ni siquiera por mí?

El niño puso una cara de entristecido que le partió el corazón a Severus, no le gustaba que su hijo llorara ni se sintiera triste, cosa que el niño tomo como un punto a su favor

_Lyssander no hagas eso

_anda papito, por favorcito, vamos a tomar una vacaciones con los tíos si por favorcito

_Lyssander yo.. . No lose

_anda por favorcito papi, te voy a extrañar y quiero que vengas si por fis, por fis, por fis. Por fis

_Lyssander no insistas, no te voy a complacer en eso

El pequeño hizo un puchero y una lagrimas comenzaron a bajar de sus ojos, a Severus se le partió el corazón y supo que no había escapatoria

_está bien, iré hacer la maleta

_ Siiii yupi

Dos horas después ya estaban instalados en la mansión Malfoy, Severus no podía creer como había caído en el chantaje de hijo que ahora jugaba con Draco en el jardín mientras el leía un libro de pociones