Por si no se dieron cuenta, no pueden creer nada de lo que digo porque no lo cumplo TT_TT

No saben lo que me molesta no poder mantener mi palabra.

Como dato curioso: a la historia la empecé a escribir el veinti algo de diciembre del dos mil trece (no pongo números porque no sé que pasa, paro se me cambian cuando publico) para terminarlo en navidad. No pude. En febrero del año siguiente empecé este capítulo para tener la historia completa y lista para subirla en esta navidad, pero en este preciso momento que estoy corrigiendo para publicar, es veinte seis de diciembre de dos mil catorce a las tres y cinco de la mañana estoy terminando para mínimamente decirles "no me morí y no me olvide del fic." (P: Aunque parecería que si lo hiciste… ¬¬*) (Sí, parecería que sí TT_TT)

El caso es que prometo… (P: Ya ni le crean cuando dice que va a hacer algo.) (Ok…) prometo tratar de terminarlo antes de la navidad próxima. (¿Así está bien?) (P: Sí, digamos que sí…)

Disclaimer: Los combo no me pertenecen, bla, bla, ya saben lo que sigue.

-Que bien que están aquí, niños. Falta tan solo una hora para que empiece a llegar el público. Pongamos manos a la obra.

(P: Cap. 6: "Que empiece la función")

Los cuatro pusieron manos a la obra, y minuto a minuto se le fueron sumando les que llegaban. Igualmente no había mucho que hacer, un par de detallitos de último minuto nomás.

Cuando falto solamente media hora para que el público empezara a llegar, la señorita Soledad les dijo que se fueran a cambiar.

El tiempo que les quedo libre después de cambiarse, Serio lo ocupo en repasar sus líneas del papel que le habían encajado el día anterior, con ayuda de Azul.

-¿Cómo es que te has aprendido tus líneas tan rápido?

-Más o menos me las sabía de haberlas oído, el tema es que no siempre estoy seguro de cual va en que momento. La verdad me preocupa decir una en donde debía decir otra.

-No te preocupes, lo has hecho maravilloso en el ensayo hace un par de horas.

-Eso fue porque Paco me ayudo.

-¿Y por qué no te ayudaría esta vez?

-M… es cierto…

-¿Lo ves?

-De acuerdo…-contesto Serio en tono juguetón.

-Ja, ja. Pero, igualmente, si estas tan seguro que te ira mal, cuando lleguen mis hermanas les pediré que busquen algunos tomates y se sienten en primera fila con ellos en las manos.- le contesto Azul burlándose.

-Más vale que se cuiden si te hacen caso, pues apenas termine la obra aplicare en ellas todos mis conocimientos de capoeira- contesto poniéndose en posición de ginga, pero una medio improvisada porque el traje no lo dejaba moverse a gusto.

-No podrás hacer eso porque se irán antes que termine.- comento Azul riéndose

-¿En serio?- le pregunto intrigado.

-Sí, las invitaron a una fiesta de navidad que empieza poco después de del inicio de la obra. Se quedan hasta la mitad y luego mis padres se las llevan.

-Que gracioso, mis padres también se irán a la mitad de la obra.

-¿De verdad?

-Sí, irán a la estación a buscar a mis tíos y primos que vienen de visita.

-Que coincidencia. ¿Y luego volverán por ti o te vuelves solo?

- Me regreso yo solo. Aunque volvieran, no habría lugar para mí en el auto. Debería ir aferrado al techo.- contesto alegremente.

-En ese caso ya tengo un compañero para la vuelta. Yo también regreso caminando.

-"¡Gracias! Gracias navidad, gracias tíos, gracias hermanas de Azul. Podre pasar un largo tiempo con la chica más linda del mundo" Por supuesto.

Ambos sonrieron y después siguieron repasando las líneas de Serio.

Llego el momento de abrir el telón, y cuando la pesada tela se corrió, dejo ver una tela pintada con edificios y calles al estilo de la Inglaterra de la revolución industrial con varios chicos caminando y jugando por el escenario. Paco paso entremedio de ellos con cara de pocos amigos hasta que llego al extremo del escenario. Los demás chicos salieron disimuladamente mientras Rafa hacia que el fondo se levantar y se viera una oficina donde Raimundo estaba sentado escribiendo sobre un escritorio.

Después que Paco le gritara y lo maltratara un rato, entra Serio con mucha alegría, lo que hace que se ponga más furioso.

-¡Feliz Navidad, tío; que Dios lo guarde!- grito con una sonrisa.

-¡Tonterías!- contesto

(P: ¿Vos leíste "a Christmas Carol"?) (Nop… :/ me las estoy rebuscando e inventando un poco en base a las distintas versiones que vi por tele ^. ^*) (P: esa es la respuesta a porque es una versión libre del libro. Solo por curiosidad, ¿Cuál es tu versión favorita?) (La de Disney, ya lo sabes.) (P: Si claro… ¬¬ pero en la que el tío Rico es Scrush, Goofy es el fantasma de la brillantina, Pepe Grillo…) (¿Fantasma de la brillantina?) (P: ¿no te acordás que Pilar exagero con…?) (Ahhh… cierto. ¿Quién te dio derecho a rebelar mi gusto por las películas infantiles? ) (P: Ehhh… yo no lo rebele, acabas de hacerlo vos ¬¬* yo solo aclare a cuál de las dos películas de Disney te referías =P ) (Ohhh… bueno… como mi secreto ya fue revelado, voy a decir: dejemos de discutir para terminar rápido el cap. y que me pueda ir a ver "Frozen" ;D ) (P: A esa ya la viste. ¡Y cuatro veces! o.O) (ya se, ¡pero me gusssssstooooo! Elsa es el mejor personaje que esa compañía haya inventado en años… su canción "Let it Go" de verdad me mueve algo adentro. Y su hermana Ana… es increíble la escena donde se sacrifica para salvar a su hermana mayor de que el príncipe…) (P: ¡Bueno! Basta acá. Se supone que es un fic de los Combo niños, no un review spoiler de una película que seguramente no vieron ni les interesa a los que van a leer esto.) (=( )

-¿Tonterías? ¿Cómo puedes decir eso?

-Tonterías, la navidad es solo una excusa para faltar al trabajo y exigir la paga. Una estafa.

Serio abrió la boca para contestar, pero se trabo. Paco, sin perder su expresión, le susurro unas palabras con las que el tigrillo pudo salir adelante. Terminada la escena, Serio salió por un costado mientras Raimundo sufrió un poco más con la rabia de Scrooge.

-Te dije que lo harías bien.

-Al menos no recibí ningún tomate volador – contesto con cara de "podría haber salido mejor"

-Anda, te apuesto tres pepitas a que nadie se dio cuenta.

-Qué extraño…

-¿Qué es extraño?

-¿Tu apostando? Creo que has pasado mucho tiempo con Pilar- Azul no pudo contener la risa ante ese comentario- o con Paco- agrego haciendo que su risa aumentara.

-¿Aceptas o no?- le contesto tratando de dejar la risa de lado.

-No tengo más dinero y sé que perderé, asique mi respuesta es no.

En eso, pasó Pilar que corría de un lado a otro.

-¿Qué haces ahí parado? Ve a cambiar tu vestuario

-Calma Pilar, solo debo quitarme el saco, el sombrero y la bufanda- iba diciendo mientras se los sacaba uno a uno- Y… listo, ya estoy cambiado.

-Ohhh… cierto. Je je- respondió frotándose la nuca.

-Mejor pregunta sería ¿qué estás haciendo tú?- agrego Azul- en menos de cinco minutos te toca salir y aun no terminas de cambiarte.

-¡Tienes razón! ¿Alguien ha visto mis cadenas? Son las que tienen algo de brillantina…- seguía diciendo mientras se alejaba corriendo tal como había llegado.

Azul y Serio se miraron y levantaron los hombros riendo ante la reacción de Pilar.

Paco estaba terminando de dar sus razones para no colaborar con los pobres (Mis impuestos financian orfanatos, albergues, cárceles, etcétera; y es un robo exigirme que done más de mi dinero que gane limpiamente trabajando… bla, bla, bla…) y se estaba yendo a su casa, que Rafa acababa de hacer aparecer al bajar una tela que tapaba la de la escenografía anterior.

Se acercó a la puerta y saco una llave para abrirla cuando escucho un murmullo que lo llamaba:

-Scrooge…. Scrooge…

-¡¿Quién está ahí?!- exclamo dándose vuelta.

Como nadie respondió, se giró para seguir con la puerta. Pero se encontró con la cara de Pilar envuelta en una venda como si tuviera paperas o dolor de muelas, el pelo recogido para que no se viera y maquillada de azul grisáceo, que se asomaba por entre dos telas a la altura del picaporte. Paco se sobresaltó y se refregó los ojos, pero cuando volvió a mira, Pilar ya no estaba. Abrió la puerta con cautela y entró a través de la tela.

Rafa pulsó un botón para apagar las luces, dejando solo el reflector. Luego movió una palanca y la tela subió dejando al descubierto un cuarto con dos sillas, una mesita de luz y una cama con dosel. (P: Para los que no lo saben, el dosel es la tela que tienen las camas antiguas con techo que salen en las películas, esa que cuelga a los costados para dar privacidad)

Paco se metió en la cama refunfuñando y cerro la tela. Al cabo de unos segundos se escuchó un ruido de alguien arrastrando algo pesado y Paco saco la cabeza con expresión enojada y preocupada. El sonido paro y metió su cabeza dentro del dosel. Esta vez se escucharon unas cadenas sacudiéndose. Volvió a sacar la cabeza, pero esta vez con una gorra de dormir con un pompón en la punta que caía por el lado.

-¿Quién está ahí?- pregunto un poco nervioso.

Como nadie respondió, volvió a entrar y luego abrió el dosel, dejando ver que vestía un piyama blanco de esos antiguos que parecen un vestido. Bajo de la cama y se puso unas pantuflas para después caminar hasta una silla de la que tomó una bata que descansaba sobre el respaldo. Luego de ponérsela, se dirigió a prender una vela que estaba sobre la mesa de luz. Prendió un fosforo y mientras lo aceraba al pabilo, se escuchó ruido nuevamente, pero esta vez eran las cadenas arrastrando algo pesado. Paco se quedó helado y giro la cabeza levemente hacia dónde provenía el ruido. Prendió la vela rápido antes de que se consuma el fosforo y lo queme, y se acercó a la puerta.

-Scrooge… Scrooge…- volvió a escucharse el murmullo que sintió en la puerta, pero mucho más fuerte.

Titubeo entes de abrir la puerta de su pieza (que no era más que otro corte en el escenario), pero cuando lo hizo vio una lejana figura azul grisácea que se acercaba hacia el mientras aullaba su nombre pesadamente. Rápidamente cerró la puerta y hecho llave al cerrojo, apoyándose de espalda contra esta. Pero esto no paro al fantasma Pilar, porque una cadena llena de brillantina pasó por la abertura simulando atravesar la puerta cerrada. Paco se alejó muy asustado y se escondió atrás del respaldo de una silla, o, mejor dicho, sillón.

-Scrooge…- dijo entrando en escena

A Paco parecía que se le iban a salir los ojos y temblaba como una hoja.

-Scrooge… Scrooge… Paco Scrooge… ay, digo- al confundirse, salió de personaje y por un momento volvió a ser ella misma: abrió muchísimo los ojos y se llevó una mano a la boca. Pero enseguida recobró la compostura y volvió al papel- Ebenezer Scrooge…

Paco trago con dificultad y se paró para hacerle frente al fantasma.

-¿Qué significa que estés aquí?- interrogo intentando aparentar enojo e indiferencia.

-Mucho- respondió Pilar tan dura y fríamente como si fuera una figura de mármol.

-¿Quién eres?

-Mejor pregunta quien fui

-De acuerdo…- comento Paco con la voz temblando- ¿Quién fuiste?- cuestionó recobrando un poco de seguridad en su tono.

-En vida fui tu socio, Jacob Marley.

-¿Puedes… puedes sentarte?

-Sí puedo- respondió con la misma frialdad de antes, que hacía imposible reírse como lo habían hecho todos segundos antes cuando se confundió de nombre. (P: Sí, ahora todos están aguantando la respiración mientras esperan ver que es lo que pasa. Un fantasma que no combina con sus cadenas…)

-Hazlo entonces- invitó al fantasma haciendo un ademan hacia un sillón.

-Tú no crees en mí- comento mientras se sentaba.

-No… yo no creo en ti- negó Paco mientras se sentaba en el otro sillón.

-¿Que más prueba necesitas? Tienes tus sentidos.

-No les confió.- dijo cobrando más confianza y aplacando su miedo. – Los puede alterar cualquier cosa, quizás algo que comí. Sí, seguro eres tan solo una indigestión. Tu…

-¡Scrooge!- lo interrumpió el fantasma haciéndolo perder la confianza que había ganado y temblando nuevamente.

Pilar se desato la venda de la cabeza y dejo caer su mandíbula adoptando un aspecto tétrico.

-¿Crees en mi o no crees?- dijo apenas moviendo la boca pero el sonido salió claro e inalterado.

(¿Vos sabias que Pilar sabia ventriloquismo?) (P: No, me acabo de enterar. Pero le sale bien. La voy a contratar para mi próximo cumpleaños.) (¿Desde cuándo festejas cumpleaños si vos no tenés? ¬¬ ) (P: Es cierto. Pero consideremos que lo festejo en el tuyo, junto con vos.) (¿Y eso por qué?) (P: porque además de tu iner, soy tu conciencia. Como estamos ligados, estamos en el mismo barco. Je, je =P ) (Me rindo. -_-* Mejor sigamos con Paco Scrooge.)

-Sí creo.- grito desesperado.- ¿Pero, porque te apareces ante mí?

-Estoy condenado a deambular por el mundo y presenciar situaciones en las que no puedo tomar parte- Contesto mientras se volvía a atar la venda- En vida debería haber tomado parte para procurar su felicidad, pero no lo hice. Ahora ya no puedo hacer lo que no hice en vida.

Lo último lo dijo con cierta desesperación y empezó a sacudir sus cadenas, esparciendo brillantina por todos lados.

-Las… las cadenas… estas encadenado, ¿Por qué?

-Estas son las cadenas que yo forje en vida. Estoy condenado a arrastrarlas por la eternidad. Eslabón por eslabón, palmo a palmo por mi voluntad las forme y por mi voluntad me las ceñí. Pero no te deben resultar extrañas, pues tú ya conoces el peso y longitud de las que arrastras. Cuando morí hace siete navidades, las tuyas eran del tamaño y peso las mías. Desde entonces no has parado de trabajar en las tuyas, ¡son impresionantes!

-Jacob… Jacob- Decía suplicante mientras miraba alrededor intentando ver sus cadenas- dime algo tranquilizador.

-No puedo- respondió- eso debe venir de otros. Tampoco puedo decirte todo lo que quisiera, sólo un poquito más me está permitido. Yo no tengo reposo, no puedo quedarme en ninguna parte. ¡Escucha!- exclamo- mi tiempo se acaba.

-Escucho, pero no seas cruel con migo.- sollozo Paco

-Hoy estoy aquí para advertirte que aún te queda una oportunidad para escapar a un destino como el mío. Una oportunidad, una esperanza que yo te he conseguido, Ebenezer.

-Siempre fuiste un buen amigo. Gracias.

-Te visitaran tres espíritus.

-¿Esa es mi oportunidad?- dijo poniéndose pálido

-Esa es.

-Entonces… creo que mejor no.

-Sin sus visitas no tendrás oportunidad. El primero llegara a las diez, el segundo…

-¿Y si llegan todos juntos para hacer más rápido?- dijo Paco interrumpiendo y no escuchando lo que le decían. Pero Pilar siguió como si nada hubiera pasado.

-…cuando den las once, y el tercero cuando vibre la última campanada de las doce.

Finalmente, Paco se calló y Pilar continuó.

-Por tu bien, recuerda lo que paso entre nosotros.- tras decir eso se paró y tomando sus cadenas, camino hasta la ventana y desapareció a través de ella.

(P: Continuara…)

Ya son las tres y treinta y cinco de la mañana. Estoy cansada, me quiero dormir y reconozco que no es lo mejor que haya hecho, pero hice mi esfuerzo y espero que les guste.

Por si les interesa saber qué es lo que hice a principio de año, les digo que en febrero/marzo escribí hasta la escena en que Pilar regaña a Serio por no estarse cambiando. El resto lo escribí hace un rato (con excepción de uno o dos párrafos que hice el fin de semana).

Antes de dejarlos hasta el próximo cap. (P: cosa que puede ser hasta dentro de otro año.) les digo tres cositas:

Uno: Frozen es la mejor película de la historia de los dibujos animados y si no la vieron se están perdiendo de lo mejor que le pudo haber pasado a la historia del cine y de los video clubes!

(P: Por favor discúlpenla, está loca. Creí que estaba obsesionada con los Combo Niños, pero desde que vio esa película es algo que no puede explicarse con palabras -_-*) (¡Que viva la reina Elsa de Arendelle! ^.^) (P: ¿Ven lo que digo? Y además de loca obsesionada está casi dormida. Mala combinación.)

Segundo: leí parte del libro para hacer el dialogo de Pilar y Paco. Y si alguien me dice "Marley es varón y Pilar es chica" voy a decirles: "ya lo sé, pero estoy escasa de personal y Pilar quiso el papel". No me digan que no lo hace de maravilla =D

Tercero y más importante:

¡Les deseo una muy feliz y bendecida Navidad! Que el Niñito Jesús encuentre un lindo lugar para nacer en sus corazones ^.^