Flowers For Your Grave.

con los primeros rayos de luz de un nuevo amanecer las sombras se dispersaron, mas la oscuridad que crearon quedo atrás en los corazones de quienes habían tenido que vivirla.

ella caminaba descalza por los largos callejones llenos de cenizas. apenas se alcanzaba a deslumbrar la luz de un nuevo día pero para ella esta tenia mas bien un brillo frio y sin alma. temblaba aun por el hielo en su ser y apenas si alcanzaba a cubrirse con sus brazos innecesariamente. a pesar de todo caminaba mirando al suelo, con miedo de levantar la vista y ver como había cambiado todo tan rápido; no quería observar la destrucción. aun así era inevitable.

las lagrimas empezaron a rodar por sus delgadas mejillas mientras tocaba un árbol que ahora estaba casi destruido, sintiendo como cada pequeña partícula se desprendía del tronco al contacto con sus dedos. ahí observo la que ahora parecía la ciudad del silencio. de la misma manera que el fuego se propago a cada rincón de la caverna, este se había consumido a si mismo y desaparecido, dejando todo reducido al recuerdo de lo que antes fue. aun había restos de partículas en sus dedos levantándose,siendo algo que poco le importaba. camino un par de calles mas hasta encontrar lo que buscaba. callo de rodillas, inmóvil, solo observando.

en un momento las lagrimas fueron demasiadas y dejo de ver, el llanto fue incontrolable. no importaba cuando se limpiara los ojos, estas parecían hacer una cortina sobre las imágenes. "estoy soñando, estoy solo atrapada en una pesadilla. nada de esto es real, solo debo despertar". no recordaba cuantas veces se repetía ello y las cosas no parecían cambiar. si estaba atrapada en una pesadilla, solo que esta era real y no podía escapar.

ella soñaba que por algún milagro las plantas volviesen a crecer, que las manecillas del reloj girasen hacia atrás y reconstruyesen todo, que todo volviese a ser lo que fue. al final tuvo que admitir que nada de eso pasaría. había una que otra personas haciendo exactamente lo mismo que ella, observando todo lo que les había parecido tan familiar y ahora era total y completamente irreconocible. ella si apenas notaba a las personas a su alrededor y los demás tampoco les interesaba observar a la niña de mirada perdida, cada uno estaba concentrado en lo suyo.

-no se molesten en buscar, no esta allí.- se escuchaba decir a una voz a la distancia, ronca y apagada. el policía se llevaba a una pareja con las mil dudas en sus manos.

-no temas mas, lo peor ya paso. ya veremos como salimos de esta.- decía la voz de una mujer anciana a su nieto mientras sacudían lo que parecía un peluche viejo.

-aun hay esperanza- decía otra voz, parecían dos hermanas conversando.

-¿donde?- a ello la primera no supo que responder.

- esto no esta pasando, esto no esta pasando.- se escuchaba balbucear a otro hombre, que parecían hacer eco a las palabras en sus pensamiento, caminaba perdido ya que no estaba buscando algo mas allá que una explicación que nunca llegaría.

ella trataba de calmarse, no entendía como era que se iba a enfrentar a algo de lo que era claro que nadie estaba preparado a afrontar. se sostenía de lo que parecía ser un pedazo de techo para no caerse, asimilando todo, aun sin entender nada. empezó a escuchar unos pasos que aumentaban en pausados taconeos. sabia quien era pero no volteo. también escuchaba otros pequeños saltitos aunque en nada la alerto.

-hay mi niña.- dijo Caroline a su hija, a la cual abraso por detrás, alzando su vista a la destruida construcción que alguna vez fue su casa. las flores habían desaparecido casi por completo, excepto por una pequeña e indetectable en el lugar mas recóndito del lugar, que aun brillaba. era una flor violeta de enredadera que nadie había visto allí jamás, ni que verían en aquel momento.- no lloréis mas, hija mía. ya veras que al final todo va a estar...- callo en la ultima palabra sintiendo un nudo en la garganta al darse cuenta en lo lejos que estaba que algo estuviese bien.

ella solo se abrazo a su madre con fuerza. A pesar de todo tenia algo que agradecer, estaba viva y tenia a su familia. contra todo pronostico habían sobrevivido, aunque ella tenia muy claro que ello había tenido un precio muy alto. Alice (como ella la conocía) se sacrifico a si misma para salvarla a ella y a toda la caverna de una tragedia mayor. en ese momento sintió rabia de no haber podido hacer algo, de no haber podido luchar, de ser solo la observadora.

ahí, mientras estaban enmudecidas, se fue acercando una pequeña babosa la cual no había podido seguirle el paso a la joven madre. trixie al verla se sorprendió bastante con su presencia. los recuerdos de las horas pasadas la abrumaron...

flashback.

después de haber escapado de los dos grandes hombres que la habían apresado apenas pudo ver nada, solo unas pocas imágenes se retenían en su cabeza como por ejemplo la de su amiga lanzándose del borde del puente y este mismo derrumbarse unos minutos después, la ciudad en llamas y como todo desaparecía ante ella. había corrido lo que para ella habían sido horas hasta encontrar una pequeña caverna vecina donde pudo reconocer varios rostros familiares con un par de luces, algunas mantas y con algo de comida en sus manos. los habitantes del lugar habían acogido y ayudado a los que habían logrado escapar. no tardo en ver a su preocupada madre y al pequeño Jerome llorando en sus brazos.

-¡Beatriz! ¡estas viva!- dijo la mujer surcada en lagrimas- no debiste volver, no debiste correr detrás.- suspiro sosteniéndola mas fuerte en sus brazos.- Mi ángel, no te imaginas lo que llegue a... creí que iba a perderte.- trixie solo se sostenía de su madre, sus labios temblaban asustada de todo. fue aun mas el tiempo que se demoro en recuperar la voz y tan pronto pudo mencionar algo le relato a su madre lo ocurrido.

las babosas, que oyeron cada palabra, agacharon la cabeza. habían perdido a su gran amiga. quedaron todos ahí, esperando que podrían hacer, incluso esperando que en cualquier momento apareciera y mostrase su sonrisa victoriosa como prueba de su supervivencia. pero nunca sucedió.

entonces poco a poco las pequeñas fueron retirándose, una por una. querían estar solas y hacer su duelo. sentían que ya no había mas razón por la cual estar allí. todos estaban tan distraídos que notaron su ausencia cuando no vieron ninguna. lo entendían. lo que no había notado es que el que no las viesen, no significaba que todas se habían ido...

fin del flashback.

- hola- dijo casi sin vos.- ¿Qué estas haciendo aquí?

ahí la tornado se poso en el hombro de la chica, acariciándole la mejilla para calmarla. no se había ido por una razón. había observado a la chica, en su mirada ida había algo mas, una chispa que conocía, por que la había visto antes. y estaba dispuesta en ayudarla en lo que su joven mente había decidido.

hay hechos que cambian la vida de una persona o una comunidad, pero lo que los hace quienes son, son las decisiones que se toman con base en estos mismos.

-vete, ya no tienes por que estar aquí.- la babosa se negó a pesar de que insistió varias veces hasta que se canso. la determinación hiso que la situación estuviese de su lado- esta bien- dijo acariciándola.- puedes quedarte pero déjame recordar tu eras... ¿leave?- ella asistió pero con una pequeña cara de disgusto que trixie comprendió instantáneamente. embozando una minúscula sonrisa, de esas que salen a flote como resultado de pequeñas alegrías en medio de la tristeza y confusión- con que no te gusta ese nombre ¿verdad?

la babosa negó la cabeza con una sonrisa triste. la mayoría había aceptado sus nombres mas por el cariño que le tenían que por si les gustaba o no.

-y algo me dice que sabes lo que he decidido ¿no es cierto?- la tornado asistió en medio de la un poco sorpresiva cara de la madre que observaba la conversación, y no se había alarmado precisamente por que su hija estaba hablando con una babosa.

-¿a que te refieres?

-no quiero ser mas la que huye o se esconde, no mas. no permitiré que algo así vuelva a suceder, no quiero que la gente se haga de la vista gorda e ignore lo que pasa, no dejare que las cosas sigan así sin hacer nada.

-pero...- dijo la madre titubeante- eres solo una niña.

-lo se.- respondió en un susurro. tampoco era tonta y sabia los miles de problemas que eso le acarrearía, pero estaba firme en su decisión- pero también se por donde empezar.- señalo la cámara en sus manos, algo abollada por los golpes aunque aun funcionaba.- quiero mostrare al mundo lo que sucede, mostrarles la verdad. y cuando sea el momento, cuando este lista, quiero ser parte de la historia. defenderé Bajoterra de todo mal, mamá.- la mujer solo vio los ojos de su adorada hija y observo el brillo. no cambiaria de opinión aunque insistiese.

- entonces... sabes que tienes todo mi apoyo y que siempre podrás contar conmigo. confío en ti.- dijo abrasándola nuevamente. la babosa al lado se unió aferrándose a la chica.- y creo que ya tienes al primer integrante de tu arsenal.

ella sonrío debilmente soñando con su futuro. sin saberlo, ese día empezó un nuevo camino para ella. no sabia las grandes aventuras que tendría, ni los retos que enfrentaría, pero lo que si sabia con toda certeza que había tomado la decisión correcta...

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

lejos de allí se encontraba una pequeña procesión que avanzaba lentamente. era un espectáculo algo extraño y no era de sorpresa que así fuese, para algunos. para los que no ignorasen la farsa seria el soportar el final de algo que no era sorpresa de nadie mientras que para los que si seria un momento dolorosos. en otras palabras se podía decir que solo una persona en verdad sufría, el resto estaba allí solo relleno. cada uno tenia su visión de los hechos.

para twist era sufrir de nuevo, tener que soportar ese sentimiento de soledad, otra vez. muchos de los ahí presentes creerían que el sufrir la tortura de la perdida de un ser querido te haría inmune al mismo dolor. pero la verdad es que nadie se acostumbra a este, ya que si no se cura queda palpitando en el alma para siempre.

y ahí estaba, enterrando a la que había sido su mejor y tal vez única amiga. lo que le habían contado (completamente falso) era que ella desde hacia un tiempo había enfermado, que por eso había desaparecido por tanto tiempo. que después de su ultimo encuentro empeoró y que esta enfermedad finalmente le había arrebatado la vida. Él, desde aquel ultimo día, estaba desesperado por verla de nuevo y arreglar las cosas. no lo admitía, pero tenia miedo. miedo a hacer algo, a que lo juzgasen o a sufrir mas. por eso había dejado que los demás tomasen las decisiones por el. por eso no noto la falsedad en las palabras cuando le dieron la noticia, solo ese mismo dolor al que le tenia tanto miedo. el nunca supo del escape, ni de su vida fuera de allí y mucho menos de lo sucedido en aquella ciudad lejana, en aquel puente donde estaba la firma del crimen.

en ese momento donde solo leía una lapida gris y sin vida se preguntaba una y otra vez imposibles sin respuesta. incluso llego a preguntarse en aquellas palabras que quedaron cortadas ¿Qué era aquello que ella le quería decir?, pero en su mente no solo lamentaba su ausencia, si no también esas palabras que él tampoco dijo y que ahora morirían en sus labios ante la muerte.

para los guardias era cerrar una etapa. algunos sabían quien era realmente, otros creían saber que había pasado con ella, otros estuvieron allí en el siniestro. lo que si sabían todos era que su jefe lo único que quería era acabar con eso y que nadie volviese a hablar del tema. y no se equivocaban.

Blakk y Nachos eran los únicos que sabían que el ataúd estaba vacío. no sabían que había pasado con ella desde que se había lanzado al abismo ni querían averiguarlo. sabían que tratar de corroborar que todo hubiese funcionado a la perfección era imposible, siendo que nadie sabia en donde terminaba ese vacío. aun así estaba seguros que las probabilidades de que hubiese sobrevivido eran nulas. para ellos lo importante era que con ella había muerto los secretos, que no volvería a ser una amenaza y que después de eso su memoria desaparecería. será un tabu; un tema inmencionable. nadie volvería a saber o preguntar por ella. ese teatro era como ponerle un candado a un expediente que no existiría mas.

bueno, tal vez si se habían equivocado en mas de una cosa.

al poco tiempo quedaba únicamente aquel que antes solo era Michael; aquel quien ahora era prisionero sin saberlo de un empresario ambicioso y de los miedos. ni siquiera había notado que los demás se habían ido, no le importaba. estaba ahí, como estatua, observando. como deseaba que estuviesen allí todos los que extrañaba. la madre que no conoció, el padre que tan repentinamente perdió y esa amiga que no volvería a ver y a la cual ni siquiera le pudo decir, lo siento.

-no te olvidare- dijo cuando ya no tuvo mas opción que irse. no sin antes dejar un pequeño ramo de flores violeta de enredadera y la promesa de volver...

Not very far from there, a few eyes were observing them, were cold and unexpressive, but it was clear that behind many things were hiding themselves. A history was hiding itself. In this moment and without looking behind, she just disappeared into the shadows...

continuara...

y aquí termina la primera parte de esta historia.

saben, fue extraño escribir algo triste cuando de hecho estoy casi que salto de la felicidad. la razón... ¡es mi cumpleaños numero 17!

saben, crecer es muy raro, no me veo o siento como una chica de diecisiete y mucho menos una chica que dentro de un año va a entrar a la universidad. este año para mi va a estar lleno de cambios: ultimo grado, lentes de contacto (me los darán en un par de días), finalizar y empezar proyectos (monografía, historias, etc...), decidir carrera, pensar en mi futuro y quien sabe que mas cosas me esperan (hey, si hay algo mas: tareas, tareas y mas tareas, sin mencionar mas exámenes. si que odio esa parte). no se ustedes pero yo en parte quisiera que este año se congelase en el aire. no quiero crecer pero tampoco quiero quedarme adolecente para siempre...

en fin, infinitas gracias a todos los que han leído esta historia y han soportado mis locas ideas. no se imaginan el gran impacto que ha tenido en mi vida ser parte de fanfiction y el haberlos conocido.

les tengo una pregunta ¿Qué creen que paso? ¿si sobrevivió?¿será que no? ¿es un fantasma? ¿será que alguien mas era quien estaba observando? pongan sus teorías, sugerencias, preguntas y opiniones en los comentarios.

un abraso y un beso enorme a todos.

¡hasta la próxima amigos!

Temperance.